Buscar
Close this search box.

11 alimentos probióticos super sanos

Únete a nuestra newsletter de marketing

Contenido del artículo

Últimamente se habla mucho de los alimentos probióticos, pero ¿sabemos lo que son en realidad?

Los alimentos probióticos como tal son alimentos con microorganismos vivos cuyo consumo en cantidades reguladas puede ejercer determinados efectos fisiológicos beneficiosos, como contribuir al normal funcionamiento del sistema inmune, mejorar la salud cardiovascular, reducir la depresión o incluso hacer que tu piel luzca mejor.

Es muy común obtenerlos a partir de suplementos, pero ciertas comidas se preparan en gran medida por la fermentación bacteriana, por lo que podemos obtenerlos a través de su ingesta.

Descubre cuáles son los principales alimentos probióticos que puedes incorporar a tu dieta.

1. Yogurt

El yogur es un producto lácteo muy nutritivo realizado a partir de leche fermentada. Esta leche se fermenta con bacterias, principalmente con las bacterias ácido lácticas y las bifidobacterias.

Comer yogur se ha relacionado con muchos beneficios en cuanto a la salud, como la mejora del tejido óseo y su efecto positivo en la gente con presión alta.

2. Kéfir

La palabra kéfir proviene del turco, y significa “sentirte bien” tras comer. Se trata de otro producto conseguido a partir de la fermentación de la leche, que se obtiene a partir de la adición de granos de kéfir a la leche de vaca o de cabra, de modo que las bacterias puedan metabolizarlos.

De hecho, el kéfir puede ayudar con ciertos problemas digestivos, proteger frente a infecciones y mejorar la salud ósea. Este alimento supone una mayor fuente de microorganismos beneficiosos que el yogurt, haciéndolo esto un gran probiótico.

Kéfir

3. Chucrut o “Sauerkraut

Sauerkraut es repollo rallado finamente que ha sido fermentado por bacterias ácido lácticas. Es uno de los platos tradicionales más viejos y es muy popular en una gran cantidad de países europeos.

Además de sus propiedades probióticas, este alimento es rico en fibra, vitamina C, B y K. En cuanto al contenido de minerales también destacan el sodio, el hierro y el manganeso.

El chucrut además contiene un tipo de antioxidantes muy importantes para la salud de los ojos.

4. Tempé

El tempé es un producto fermentado relativo a la soja. Mucha gente ha descrito su sabor como terroso, similar a las setas. Se ha popularizado como una gran fuente de proteínas alternativas a la carne.

La fermentación en este alimento produce mucho ácido fítico, que puede aumentar la cantidad de minerales que el cuerpo es capaz de absorber, y estas bacterias también pueden producir vitamina B12, un nutriente que la soja no contiene.

Esto hace al tempé una gran elección para vegetarianos y para todo aquel que quiera añadir un probiótico nutritivo a su dieta.

5. Kimchi

Este es un plato picante coreano. El principal ingrediente es la col, pero también puede fabricarse a partir de otras verduras. El kimchi hecho de col tiene muchos minerales y vitaminas, como la K y la B2.

Este alimento contiene la bacteria Lactobacillus kimchii, y otras bacterias acido lácticas que pueden mejorar la salud digestiva.Kimchi

6. Miso

El miso es un condimento japonés, tradicionalmente obtenido a partir de la fermentación de soja con sal y un hongo llamado koji, pero también puede fabricarse a partir de la mezcla con otros ingredientes como el centeno, el arroz o la cebada.

Este alimento es una fuente de proteínas y fibra, y también tiene un alto contenido de vitaminas, minerales y fitonutrientes.

Por si fuera poco, un estudio mostró que el consumo frecuente de sopa de miso se asoció con un riesgo más bajo de cáncer de pulmón en mujeres japonesas de mediana edad.

7. Kombucha

La kombucha es una bebida fermentada fabricada a partir de té verde o negro. Este té se fermenta por colonias de levaduras y bacterias, y se consume especialmente en Asia.

Aun así, hay pocas evidencias sólidas en cuanto a este alimento, y los estudios realizados todavía no se han aplicado a humanos.

8. Pepinillos

Los pepinillos son pepinos sumergidos en una solución de vinagre, agua y sal. Se dejan fermentar un tiempo usando las bacterias ácido lácticas y es esto lo que les proporciona ese sabor agrio.

Estas bacterias son en concreto lo que les permite ayudar a mejorar la salud digestiva.

Además son bajos en calorías y suponen una buena fuente de vitamina K, una vitamina muy implicada en procesos de coagulación sanguínea.Pepinillos

9. Leche de mantequilla

La llamamos así debido a que se trata de los restos líquidos que quedan tras elaborar mantequilla, solo que esta versión contiene probióticos.

Este tipo de leche se consume principalmente en India, Nepal y Pakistán. La que se encuentra en algunos supermercados no suele tener ningún beneficio probiótico, aunque sí es cierto que contiene algunas vitaminas y minerales como la vitamina B12, el calcio y el fósforo.

10. Natto

Se trata de otro producto a base de soja, como el tempé y el miso. Contiene una especie bacteriana llamada Bacillus subtilis.

Es un plato muy común en la cocina japonesa, quizá debido a que se suele mezclar con arroz y se sirve como desayuno.

La mejora que produce en el mineral óseo se atribuye al gran contenido de vitamina K2 de este alimento.Natto

11. Ciertos tipos de queso

Aunque la mayoría de quesos se fermentan, no significa que todos contengan probióticos.

Por lo general, podemos encontrarlos en quesos como el Gouda, la mozzarella, el cheddar y el requesón.

El queso es muy nutritivo y es una buena fuente de proteínas. Además es rico en calcio, vitamina B12, fósforo y selenio, y su consumo moderado incluso es capaz de disminuir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y osteoporosis.

Conclusión

Consumir alimentos probióticos puede producir importantes beneficios fisiológicos si esto se realiza en cantidades suficientes. Suministrarlos a individuos sanos puede ser una buena forma de reforzar el sistema inmunitario o mejorar los períodos de lactancia.

Referencias

  • Hrefna Palsdottir, 11 Probiotic Foods That Are Super Healthy, para Authority Nutrition [Revisado en noviembre de 2015].

Únete a nuestra newsletter de marketing

Deja un comentario

Suscríbete y aprende TODO sobre Marketing Digital