10 maneras de hacer que la comida rápida sea menos perjudicial

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Todos hemos tenido días en los que no tenemos tiempo para comer en casa, optando en su lugar por comer fuera. La mayoría de personas elige comida no saludable cuando come fuera de casa; sin embargo, varios restaurantes han ampliado sus menús para incluir opciones más saludables.

Aunque no lo creas, se puede comer saludablemente incluso en un restaurante de comida rápida si eliges bien lo que vas a pedir. Sigue estos consejos y verás cómo tu cuerpo te lo agradecerá, ya que estarás optando por las mejores opciones en cuanto a una vida saludable.

Cómo elegir comida saludable en un restaurante de comida rápida

Cómo comer de manera saludable en un restaurante de comida rápida

1. Busca ingredientes de calidad

Según una encuesta que se realizó en el 2011 en EE.UU, muchos restaurantes han ido añadiendo ingredientes saludables a sus menús como col rizada, quinoa y avena. También puedes encontrar arroz integral y otros ingredientes saludables: solo debes elegir bien lo que vas a consumir y optar por lo más saludable.

2. Cuidado con el efecto Halo

¿Crees que mereces esa galleta porque todo lo que almorzaste fue una ensalada? Existen estudios que encontraron que los consumidores de un restaurante de comida rápida percibido como “saludable” eran más propensos a subestimar su consumo de calorías, ya que pedían bebidas y postres si sus entrantes eran percibidos como más saludables. Al final, las personas consumían más calorías que los que comían entrantes considerados como no saludables.

En definitiva, no subestimes tu consumo de calorías.

3. Realiza una investigación previa del menú

Si comes en restaurantes de comida rápida más de un par de veces al mes, realiza una investigación previa para determinar que opciones más saludables están disponibles. Tener al menos una opción saludable por restaurante es una gran idea para visitarlos regularmente.

Cómo hacer que la comida rápida sea más saludable

4. Ten cuidado con las bebidas calóricas

Una de las mejores cosas que puedes realizar para mejorar la calidad de tus menús es dejar de tomar bebidas calóricas. En su lugar, puedes optar por agua o té helado sin azúcar.

Las bebidas calóricas solo agregan calorías a tu dieta sin satisfacer tu hambre y generando adicción al azúcar. Varios estudios han demostrado que el exceso de azúcar en la dieta contribuye a un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y diabetes, aumento de los triglicéridos y aumento de peso, además de desnutrición.

5. No consumas condimentos de alto contenido calórico

Si vas a un restaurante de comida rápida, evita elegir complementos grasos, como por ejemplo el queso y el bacon. En su lugar, trata de añadir verduras a tu comida.

Cómo evitar que la comida rápida sea más perjudicial

6. Ten cuidado con la sal

¿Qué cantidad consumes de sal? Es muy probable que consumas más de lo que crees.

La ingesta de sodio recomendada para adultos es de 2.400 mg. al día. Tal vez creas que es mucho, pero la cantidad de sal que hay en los alimentos que consumes, sobre todo en los restaurantes de comida rápida, es sorprendente. Una hamburguesa grande puede contener hasta 1.200 mg. de sodio, de hecho el 77% de tu ingesta diaria de sodio viene de alimentos procesados.

Es importante tener en cuenta estos  números antes de pedir un plato, sobre todo si es algo que se consume a menudo. Existen establecimientos de comida rápida que tienen alto contenidos de sodio en sus comidas, por ende, deber tener precaución en elegir una comida que contenga no más de 750 mg. de sodio.

7. Reducir el tamaño de sus comidas

Por lo general, la comida rápida es más barata, así que es muy fácil pedir porciones más grandes de lo necesario. Sin embargo, lo recomendable es elegir menús con 500 calorías o menos para el almuerzo o cena. Además, la comida debe incluir varios grupos de alimentos para ayudar a asegurar una dieta equilibrada.

Otra buena opción es elegir comidas con no más de 20 gramos de grasa. Una forma de hacer esto es saltarse los productos de gran tamaño y elegir lo más pequeños.

¿Por qué se debe consumir menos sal?

8. Come más verduras

La mayoría de personas no comen su porción recomendada de verduras al día. En los restaurantes fast-food puedes pedir varias opciones, aparte de una ensalada de lechuga iceberg. Por ejemplo, un sandwich de pollo asado al horno con varias verduras. Otra buena opción es la ensalada SouthWest Premium.

9. Personaliza tu pedido

En 1974, Burger King lanzó una campaña donde los clientes personalizaban sus pedidos. Hacerlo de esta manera tuvo bastante éxito.

Los restaurantes de comida rápida actualmente son bastantes flexibles en las modificaciones solicitadas en el menú, como la sustitución de verduras o ensaladas al vapor en vez de ingerir patatas fritas.

10. Elige restaurantes preocupados por el medio ambiente

Cuando piensas en un comedor sostenible, es muy probable que no pienses en los restaurantes «fast-food». Sin embargo, estas cadenas de comida rápida son algunas de los pocas que han conseguido con éxito la certificación LEED, que significa liderazgo de construcción verde; es decir ahorran dinero y recursos además tener un impacto positivo en la salud de sus clientes, a la par que promueven la energía renovable y limpia.

Empresas como Chipotle están trabajando en estrecha colaboración con los agricultores y ganaderos para asegurar sus operaciones creando el menor impacto posible sobre el medio ambiente.

Referencia

  • Patricia Bannan. 10 Ways to make fast food healthier. Para Livestrong [Revisado en Julio de 2016]
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.