¿Deberías dejar de contar calorías?

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Algunas personas se preocupan mucho por contar las calorías de su dieta, ya que piensan que de esa manera podrán controlar mejor su déficit calórico y perder con más facilidad el peso deseado.

Sin embargo, muchos de los investigadores y dietistas-nutricionistas relacionados con este tema están cambiando su postura respecto a esta forma de hacer dieta poco a poco y se están centrando en apostar por alimentos nutritivos, priorizándolos en muchos casos sobre la cantidad de calorías ingeridas.

En este sentido, descubre si realmente todas las calorías que ingerimos son iguales y que opinan diferentes expertos respecto a la visión de que es necesario contar calorías para adelgazar.

¿Todas las calorías son iguales?

La ingesta de grasas tipo trans, un ingrediente que solía ser común en muchos alimentos que formaban parte de los menús de comida rápida o en bollería industrial, puede aumentar los niveles de inflamación, y aumentar los riesgos de sufrir aterosclerosis y muchas enfermedades cardíacas y relativas al sistema circulatorio.

Además, las investigaciones sugieren que no todas las calorías son iguales; beberse un refresco azucarado que contenga alrededor de 150 kilocalorías todos los días está muy relacionado con el aumento del riesgo de sufrir diabetes de tipo 2.

Por otra parte, comerse un puñado de nueces de forma diaria o aderezar nuestros platos con cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra supone muchas más kilocalorías que el refresco azucarado, pero estos alimentos están asociados a un descenso del riesgo cardiovascular.Helados

¿Debo de contar las calorías de mi dieta?

Muchísimos de los dietistas-nutricionistas apuestan más por la educación nutricional que por el seguimiento de dietas generalmente de tipo restrictivas, es decir, opinan que es mejor enseñar al paciente a elegir por sí mismo de modo que sea consciente de lo que necesita e ingiere, en lugar de asignarle patrones de alimentación en los que se evitan a toda costa determinados tipos de alimentos.

Se suele opinar que la calidad prima sobre la cantidad en cuanto a la alimentación, y que no se debería eliminar de las dietas, por ejemplo, los frutos secos por su alto contenido calórico, ya que estos son una gran fuente de proteínas de origen vegetal, energía, vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales.

En ningún caso tiene sentido la pérdida de peso si esta pérdida se da a costa de la disminución de los niveles de salud. Centrarse en la pérdida de peso como objetivo final no tiene sentido, según opinan los investigadores. Los objetivos deberían ser las mejoras en la calidad de vida, y esto implica mejoras en los niveles de salud.
Consumir frutos secos

¿Es importante el número de calorías de mi dieta?

Katherine Tallmadge, una dietista y colaboradora de Live Science opina que esta medida es demasiado exagerada, y que deberíamos realizar ambas; tanto concentrarnos en la calidad de lo que comemos como asegurarnos de que no estamos ingiriendo un número excesivo de calorías.

Tallmadge señala que la pérdida de peso suele ser importante para mejorar la salud de la gente, porque la obesidad como tal es un factor de riesgo en muchas enfermedades. “Es fundamental que la gente llegue a su peso idóneo”. Un exceso de grasa está vinculado a enfermedades cardíacas, cáncer, diabetes, respuesta inmune deficitaria…Pizzas

Conclusión

De forma parecida que si dejamos de fumar, la gente que cambia su alimentación puede observar descensos rápidos en el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, por lo que está claro que el origen de las calorías que ingerimos es importante. No obstante eso, tanto el aporte calórico como el aporte en nutrientes son dos factores de los cuales debemos estar pendientes ya que:

  • El primero nos permitirá disminuir el riesgo de sufrir obesidad.
  • El segundo nos permitirá disminuir el riesgo de sufrir otras muchas enfermedades relativas a las carencias de minerales y vitaminas.

Por lo tanto, contar calorías es una buena opción, pero el aporte nutritivo de los alimentos es esencial.

Referencias

  • Rachael Rettner, Should You Stop Counting Calories?, para LiveScience [Revisado en diciembre de 2015].
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario