Dieta Ayurvédica ¿Qué es y cómo se puede perder peso con esta dieta?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

La dieta Ayurvédica tiene siglos de tradición y está basada en la medicina milenaria que se practicaba en La India. No solo asegura pérdida de peso, sino que también proporciona salud mental, un conjunto a través del cual podrás presumir de una vida sana. Te sentirás cada día más fuerte y mejor contigo mismo. Por ello, a lo largo de este artículo te explicaremos en qué consiste y cómo debes llevarla a cabo.

Dieta Ayurvédica

Para entender lo que es la dieta Ayurvédica debemos tener en cuenta que la Ayurveda es una medicina propia de la India cuyo significado es «Ciencia de la vida». Se basa en el equilibrio del espíritu, del cuerpo y de la mente, alcanzando la curación con estos tres pilares. De este modo, la enfermedad se analiza a partir de la filosofía, de un desequilibrio con el que hay que acabar para poder terminar con los síntomas. Por ello, algunos de los factores que influyen en ella son la meditación, las plantas medicinales, la dieta y los masajes, entre otros. Asimismo, cabe destacar que la Ayurveda se centra también en los elementos que forman parte de nosotros: el aire, el éter, la tierra, el agua y el fuego.

Con todo lo anterior, se llega a la conclusión de que la dieta Ayurvédica es totalmente personalizada. Desde el momento en el que una persona tiene unas circunstancias determinadas, un cuerpo distinto al de los demás y un carácter diferente, se hace obvio que cada una de ellas necesita un plan y un proyecto distinto para alcanzar cualquier objetivo que se proponga, incluido el de perder peso.

Dieta Ayurvédica

Tipos de cuerpo

Dentro de la dieta Ayurvédica es imprescindible analizar qué tipo de cuerpo tiene aquel que quiere cambiar el estilo de alimentación y se ha propuesto unas metas determinadas.

Personas pitta

En las personas pitta predomina el elemento del fuego. Su constitución es mediana y se caracteriza por irritarse y enfadarse con rapidez, aunque también por ser emprendedor. Asimismo, la piel es pálida o rojiza y sensible al sol, y su cabello tira a ser claro, rubio o castaño.

Personas vata

En este caso, la constitución de las personas vata es delgada. Son entusiastas, están cargadas de energía, por lo que hacen cualquier tarea con rapidez; y poseen una gran imaginación. Su elemento más característico es el aire.

Personas kapha

Su complexión es fuerte y tienen tendencia a la obesidad. Su carácter es tranquilo y relajado. Los elementos más destacados en las personas kapha son la tierra y el aire.

Alimentos de la dieta Ayurvédica

Como hemos dicho antes, en la dieta Ayurvédica cada plan está pensado para una persona distinta analizando sus valores y sus necesidades. De ahí su eficacia. Por ello, si está pensado para una persona pitta, los alimentos deben ser de naturaleza fría, de sabor dulce y un poco amargo, sin apenas especias y astringentes. De este modo, se recomienda calabacín, soja, espárragos, brócoli, coles, garbanzos, pera, aceites de oliva y girasol, y verduras de hojas.

En el caso de las personas kapha, los productos que se ingieran deben estar condimentados, ser secos, ligeros, amargos, tibios y astringentes. No podemos olvidar la importancia de las verduras, pero tampoco que se debe evitar el consumo de la sal y de los lácteos. Se recomienda el brócoli, la lechuga, las lentejas, las patatas, las berenjenas y el jengibre.

En relación con las personas vata, los alimentos deben estar bien cocinados, ser muy nutritivos, húmedos, templados y suavemente condimentados. Las especias como el tomillo y el cilantro están muy recomendadas, al igual que productos como las frutas, los lácteos, la carne de pollo y pavo, y el pescado.

Dieta Ayurvédica

Éxito de la dieta Ayurvédica

Si hay algo que debemos tener en cuenta en la dieta Ayurvédica, es la constancia. Seguir siempre los mismos horarios es primordial. Este método no prohíbe ningún alimento, pero se recomienda más consumir unos que otros. Saber escuchar al cuerpo es imprescindible, porque éste sabe lo que necesita en cada momento y lo que no va a tolerar. Asimismo, a pesar de todo lo anterior, las grasas saturadas y las carnes rojas recomiendan evitarse.

Esta dieta varía en función de las estaciones del año. Por ejemplo, el otoño es la mejor época para las personas vata. Las personas kapha se encontrarán en su mejor momento, en relación con su alimentación, en invierno y a principios de la primavera. Y el final de la primavera y el verano es ideal para las pitta.

Ahora, los expertos recomiendan visitar a un nutricionista que analice todas nuestras características y conocer así nuestras necesidades. Será la única forma real de averiguar cuál será la dieta más adecuada para nosotros sin sufrir ningún tipo de daño en nuestra salud.

La meditación

Una dieta Ayurvédica es mucho más efectiva si va unida a la meditación. Por ello, en este apartado vamos a aconsejarte varios pasos para que puedas llevarla a cabo desde casa. Te transformarás, ya que eliminarás gran parte del estrés, se reforzará el sistema inmunológico, aumentarás tu tolerancia al dolor y potenciarás la aparición de pensamientos positivos.

Pasos para meditar de forma efectiva

El primer paso que debes dar es muy sencillo. Tan solo tienes que ponerte ropa cómoda. Quítate los zapatos y elige una prenda de vestir ancha. Asimismo, retira de tu cuerpo esos complementos que pueden resultar incómodos, como el reloj. Por otro lado, busca un lugar tranquilo para estar relajado y en el que no haya interrupciones. Sentarse de la forma correcta es otro paso primordial. Debes hacerlo en el suelo con la espalda recta, aunque también puedes tumbarte o utilizar una silla para liberar tensiones.

Igualmente, tienes que centrarte en la respiración, que es la que te ayudará principalmente a desconectar. No olvides aceptar cada pensamiento que venga a tu mente. Hay que afrontar sentimientos y emociones, observarlos y no juzgarnos por ello.

El tiempo de meditación debe aumentarse de forma progresiva y empezar poco a poco para conseguir que nuestro aguante sea mayor con la práctica. No estaría mal alcanzar los veinte o los treinta minutos diarios.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.