5 errores que puedes descubrir en tu dieta si llevas un registro de alimentos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

Muchas veces cuando practicamos algún deporte observamos que nuestro rendimiento empieza a decaer o nos sentimos cansados y no entendemos por qué.

Si nuestra salud general y rutina de sueño son buenas, nuestra dieta puede ser la culpable. Llevar un registro de nuestros alimentos representa una ayuda para mejorar la calidad de nuestra dieta, ya que consiste en describir todo lo que comemos, indicando día, hora, lugar y cantidad o porciones de comida consumida.

Este hábito nos sirve para conocer de cerca nuestros hábitos alimentarios e identificar conductas erróneas. Cuanto más consciente seas con lo que comes, más fácil será ver qué está funcionando y qué no.

Te mostramos 5 fallos que podrías descubrir si registras lo que comes.

Ventajas de registrar los alimentos que comemos

5 errores que puedes encontrar si llevas un diario de alimentos

1. Ignorar cómo gana y pierde peso tu cuerpo

Tenemos la idea errónea de que el simple hecho de hacer dieta y ejercicio ya es suficiente para estar saludables y bajar de peso, pero la realidad es que cada persona tiene un metabolismo distinto que trabaja de una manera única y particular. Lo que para ti puede funcionar perfectamente, para otros puede no representar beneficio alguno.

Mantener un diario de alimentos nos ayuda a entender cómo funciona nuestro cuerpo, y nos permite descubrir cuáles son los aspectos en los que tenemos fallos.

Tener una base desde la cual experimentar con nuestra dieta te permitirá aprender y comprender qué tipo de alimentos y bebidas causa que ganes o pierdas peso más fácilmente. Esto te ayudará a conseguir y mantener tu peso ideal de una manera saludable.

Cómo mejorar nuestra dieta con un diario de alimentos

2. Consumir los carbohidratos equivocados

Cómo deportistas solemos incluir en nuestra dieta grandes cantidades de carbohidratos que nos llenan de la energía que necesitamos para rendir al máximo. Sin embargo, no todas las calorías se crean de igual forma, incluso cuando ofrecen los mismos macronutrientes. 

Los carbohidratos que acostumbramos comer son los que menos beneficios traen a nuestra dieta, pues solamente brindan azúcar a tu cuerpo y carecen de fibra y otros nutrientes. Nos referimos a carbohidratos refinados como la harina blanca, el arroz blanco y el azúcar refinado.

Elegir carbohidratos saludables que estén compuestos principalmente de fibra, como granos, cereales integrales, vegetales y fruta son ideales para tu dieta, ya que te brindan una sensación de saciedad que te evita comer en exceso.

De este modo, al registrar cada alimento específico que comes, así como sus macros, puedes determinar si puedes seguir consumiendo ciertos alimentos, o si la calidad de sus macronutrientes está afectando tu rendimiento.

Errores más comunes en una dieta

3. Llevar una hidratación inadecuada

La hidratación es esencial para quemar calorías y desintoxicar el cuerpo de aquellas sustancias que le impiden perder peso, pero muchos desconocen con qué bebida hidratarse correctamente, y eligen cualquier tipo de líquidos únicamente para satisfacer la sed.

Existen muchas variedades líquidas para incorporar a nuestro cuerpo, pero no todas hidratan. Si bien es muy importante el agua que contienen, lo es más aún su contenido en minerales. Incluso si estuvieses bebiendo suficiente agua, es posible que no la estés bebiendo correctamente.

La única manera segura de saber si tu hidratación es correcta, es hacer un seguimiento no solo de cuánto H2O estás consumiendo en total, sino también cuándo y cómo lo estás perdiendo.

Evitar errores en tu dieta llevando un diario de alimentos

4.  No consumir suficiente hierro

Somos conscientes de lo importante que son los minerales para que nuestro organismo funcione de manera correcta, y el hierro es un mineral indispensable para este, ya que es componente estructural de la hemoglobina, que es la que se encarga de llevar el oxígeno a nuestras células.

Sin embargo, pocas veces comprendemos la importancia del hierro en nuestra dieta cuando somos atletas de resistencia, ya que consumir cantidades adecuadas de hierro nos ayuda a transportar oxígeno a los músculos y ayuda a nuestro cuerpo a crear su principal fuente de energía, el ATP.

La elección de un programa de rastreo de alimentos que te permita rastrear no solo macros, sino también micro nutrientes, vitaminas y minerales, puede ayudarte a identificar deficiencias en tu dieta, o incluso las deficiencias naturales que necesitas complementar. En este sentido, incluir en tu dieta alimentos ricos en hierro como carne roja, vísceras, legumbres o espinacas te darán ese impulso en el rendimiento que tanto necesitas, así como elevar tus niveles de hierro.

Cómo añadir hierro a nuestra dieta

5. Subestimar las Apps para el control de la dieta

Si hay algo frágil, es la memoria, y si se trata de recordar qué comimos, más débil parece ser. Por eso es tan importante llevar un registro diario de comidas. Allí quedará asentado cada pequeño picoteo, cada capricho, cada segunda o tercera porción… incluso de los alimentos que consideramos bajos en calorías.

Hoy en día los teléfonos inteligentes nos brindan diversas oportunidades para perder peso y controlar los progresos de nuestra dieta y entrenamientos. Existen algunas aplicaciones para adelgazar y son increíblemente útiles, como My Fitness Pal, que tienen una enorme biblioteca de alimentos para elegir, incluyendo comida de marca que encontrarás en cualquier tienda de comestibles y artículos comunes del restaurante. Además, cuenta con una sección de nutrición que te muestra los diagramas de los carbohidratos, grasas y proteínas que has consumido ese día.

La primera semana puede parecer tedioso, pero una vez que le coges el ritmo, el uso de un rastreador de la dieta se convierte rápidamente en el mejor hábito post-comida.

5 errores que puedes descubrir si revisas los alimentos que comes

Conclusión

Un diario de alimentos no hace otra cosa que describir nuestros hábitos alimenticios de una manera práctica y al momento de perder peso, constituye un verdadero recurso efectivo y útil para nuestro entrenamiento. Por ello, llevar un registro diario de lo que comemos funciona en varios sentidos para nuestra dieta, mostrándonos datos irrefutables de nuestra alimentación, ayudándonos  a tener más presente nuestro plan para adelgazar y favoreciendo la auto-consciencia.

Referencias

  • Christina Bonnintong. 7 Surprising Things I Learned From Food Tracking. Para Bicycling [Revisado Marzo 2017]