¿es realmente eficaz la dieta flexible?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio 4,00 de 5)
Cargando…

Verse delgado no importa solamente en lo estético, sino que tiene importancia en cuanto a salud se trata.

Ser obeso aumenta las probabilidades de ser propenso a muchas enfermedades, que en el peor de los casos pueden causar la muerte. Debido a esto, y en afán de adelgazar velozmente, las personas se someten a cosas muy arriesgadas, como dietas forzosas o rutinas de ejercicios muy estrictas, imponiéndose tantas prohibiciones que terminan en dicha persona arrojandola toalla en esa dura batalla.

Ser delgado no significa morirse de hambre ni dejar de comer. Necesitas una dieta que se ajuste a ti y que puedas soportar y cumplir sin tener que sentirte presionado. En este sentido, te podemos proponer la dieta flexible como método para mantener tu peso de manera saludable.

La dieta más sostenible que existe

¿En qué consiste la dieta flexible?

Las dietas flexibles son las más llevaderas porque no dejas de comer, pero debes saber calcular y controlar lo que comes.

Este tipo de dietas te permiten darte tus gustos, pero de una forma controlada. Hemos crecido con viejas prohibiciones o protocolos forzados sobre “los carbohidratos son dañinos, o la grasa es dañina”, pero en realidad eso no es así. Esto no quiere decir que puedas comerte una torta de chocolate todos los días, sino que puedes hacer una dieta donde puedas comer de todo en pequeñas porciones y darte tus gustos culposos de vez en cuando sin sentir remordimiento alguno. Recuerda que las cosas en exceso son las que perjudican.

¿En qué consiste la dieta flexible?

¿Cómo iniciar una dieta flexible?

Todas las dietas flexibles implican tomar todas las suposiciones hechas por cada dieta de moda para existir alguna vez, y hacer un simple intento de abordarlas de manera lógica y racional. Puedes hacerla sostenible cuando encuentras apoyo, y la llevas de una forma divertida sin presiones.

Al iniciar una dieta flexible, hazlo a cortos plazos, es decir, imponte un plazo para ver sus resultados, por ejemplo 2 meses. Luego cuando alcances ese tiempo, vuelve a planteártelo… Y lo seguirás haciendo hasta que sin darte cuenta ya lo hayas convertido en un hábito personal.

Lo que obtienes es un estilo de alimentación compuesto principalmente de alimentos enteros no procesados, fuentes de proteínas magras, muchas frutas y verduras. Y en los casos en que sus objetivos lo permitan, una salpicadura saludable de golosinas de vez en cuando.

Beneficios de seguir una dieta flexible

¿Por qué algunas dietas no son sostenibles?

Poco más del 80% de todos los “perdedores de peso”, independientemente del método de pérdida, recuperan el peso perdido y algunos en 3 a 5 años. Estos son resultados arrojados en un estudio llevado a cabo en la Universidad de Oxford. Esto nos lleva a pensar que las dietas forzadas están abocadas al fracaso. Recuerda: lo prohibido lo hace ver más tentativo,  y el ser humano por naturaleza, ha sido débil en lo que a cosas tentativas se refiere.

Supongamos que ya han pasado varias semanas desde que comenzaste una de estas dietas, y entras a una crisis de ansiedad por la presión. Entonces, necesitas un respiro y se te antoja un trozo de chocolate. Al comerlo, ya eres un fracasado por hacer trampa, y al pensar así y ver que caíste, los ánimos bajan y vuelves a recaer y dañar el trabajo que venías haciendo. Este tipo de dietas no da segundas oportunidades.

Por eso las dietas de moda no son sostenibles. Sus estrictas normas y protocolos hacen que sean menos llevaderas y atosigantes.

¿Qué es una dieta no sostenible?

 

Referencias

  • Rajapaksa, V. An Unbiased Argument For Flexible Dieting. Para Breakingmuscle [Revisado Febrero 2018]