Los 7 ingredientes que debes evitar al comprar pan

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio 5,00 de 5)
Cargando…

Los aditivos se usan en panes comerciales por varias razones. Por ejemplo, los antioxidantes prolongan su vida útil; los acondicionadores de masa logran la textura deseada y los edulcorantes mejoran el sabor y retienen la humedad.

A pesar de que la Food and Drug Administration (FDA), agencia responsable de garantizar la inocuidad de muchos alimentos envasados, establece que la mayoría de las sustancias empleadas como aditivos son generalmente seguras, en la actualidad algunos de los ingredientes del pan pueden afectar negativamente la salud, incluyendo enfermedades del corazón, diabetes y cáncer.

Descubre cuáles son los ingredientes del pan que debes evitar a la hora de comprarlo, a fin de no crear daños perjudiciales a tu salud.

¿Cómo puede afectar a la salud ciertos panes?

7 ingredientes del pan que debes evitar

1. Bromato de potasio

El bromato de potasio es un agente oxidante utilizado para madurar la harina de pan, lo que fortalece la masa y aumenta su volumen. La International Agency for Research on Cancer (IARC), cuya misión es prevenir el cáncer mediante investigación de los carcinógenos más potentes para humanos, considera peligroso el bromato de potasio.

A pesar de que no hay datos disponibles para evaluar el potencial de carcinogenicidad del compuesto en las personas, se ha informado que es capaz de causar tumores de riñón y de tiroides cuando se alimenta a ratas.

El bromato ha sido prohibido en todo el mundo, excepto en los Estados Unidos y Japón debido a su utilidad en la fabricación de pan, incluso puede conseguirse harina bromada en las tiendas de comestibles.

El compuesto puede estar listado de cualquier manera en la etiqueta del producto, por lo que es conveniente evitar los panes con este aditivo.

Los ingredientes más dañinos del pan

2. Azodicarbonamida

Este aditivo se utiliza para mejorar la textura y la resistencia de la masa de pan. El compuesto abreviado como ADA, recibió mucha atención por los medios de comunicación cuando la cadena de sándwiches Subway anunció que eliminaría el ADA de su masa de pan debido a sus posibles efectos perjudiciales a la salud.

Cuando la ADA se descompone durante la fabricación del pan, se forma un químico conocido como semicarbazida (SEM). La FDA establece que a niveles altos, la SEM ha demostrado aumentar la aparición de tumores cuando se alimenta a ratones hembras. Además, se dice que los niveles de SEM en los roedores exceden en mucho las estimaciones de exposición humana al consumir harina o productos de panadería tratados con este tipo de aditivo.

Los componentes del pan que amenazan la salud

3. Aceite parcialmente hidrogenado

La FDA ha pedido desde el año 2006 a los fabricantes de alimentos que indiquen las cantidades de grasas trans en las etiquetas de los productos. Estas grasas peligrosas se forman durante la hidrogenación parcial y durante el procesamiento de grasas no saturadas usadas en pan y en otros productos para hacerlos más resistentes a la oxidación y deterioro. Sin embargo, cuando un alimento contiene menos de 0,5 gramos de grasa trans por porción, la etiqueta nutricional puede decir legalmente cero gramos, y la gente podría ingerir un par de gramos de grasas trans de los alimentos durante el día.

Para asegurar que un producto no tenga grasas trans, observa la etiqueta del ingrediente. Si dice aceite parcialmente hidrogenado es una señal de que el producto contiene grasas trans.

Consumir grasas trans aumenta el tipo colesterol LDL, conocido como malo, el cual daña las arterias y aumenta la inflamación vinculada a las enfermedades del corazón, la diabetes y los accidentes cerebrovasculares.

Los aditivos dañinos del pan

4. Azúcar

Después de la función obvia de producir un sabor dulce, el azúcar también puede aumentar el volumen del pan. Además ayuda a producir una textura más fina, uniforme y retiene el agua, lo que hace al pan más húmedo y tierno.

Las guías dietéticas para los estadounidenses recomiendan no exceder el 3 a 8% de las calorías de azúcar. No obstante, el consumo promedio es de 16%.

Un alto consumo de azúcar puede aumentar los triglicéridos y el colesterol LDL, los cuales aumentan el riesgo de enfermedades del corazón, incrementa el peso, ocasiona alteración hormonal y diabetes tipo II.

El pan puede tener un alto porcentaje de azúcar

5. Hidroxibutilanisol (BHA)

El BHA es un antioxidante utilizado como conservante para prevenir la rancidez, el cual consiste en el deterioro químico de las grasas al exponerlas al oxígeno. La mayoría de los panes contienen pequeñas cantidades de grasa que puede volverse rancia con el tiempo.

El Department of Health and Human reportó en el año 2011 el BHA como un carcinógeno humano. A pesar de que este compuesto también aparece en la lista de químicos que causan cáncer, sigue siendo aprobado para su uso como aditivo alimentario por la FDA.

Muchos consumidores y grupos de defensa están frustrados por esta aprobación, dada la amplia disponibilidad de alternativas seguras que tienen el mismo propósito que el BHA, tales como las vitaminas E y C, necesarias para la salud humana.

No obstante, los datos sobre la posible carcinogenicidad del compuesto no son concluyentes. Lo mejor es elegir panes de mayor calidad que no incluyan BHA en sus ingredientes.

Aditivos del pan que debes vigilar

6. Sodio

La mayoría de las recetas caseras de pan agregan pequeñas cantidades de sal, importante para el sabor y la textura, pero demasiada puede ser un problema de salud, especialmente cuando ingieres varias rebanadas de pan durante todo el día.

El consumo en promedio de sodio suele ser de 3.400 miligramos por día, más del doble de la cantidad recomendada que es de 1.500 miligramos. Y más del 75% de sodio proviene de alimentos enlatados.

El exceso de sodio aumenta el riesgo de hipertensión arterial, una condición peligrosa que afecta a 1 de cada 3 estadounidenses. Debido a que las recomendaciones de sodio se dan en miligramos por día y la gente ingiere diferentes cantidades de pan, no hay umbral de sodio recomendado por rebanada de pan para preservar la buena salud. Por lo tanto, hay que ser inteligente al comparar las etiquetas de pan y elegir las marcas con menor contenido de sodio.

Evitar los panes con alto sodio

7. El colorante del caramelo

Aunque la mayoría de las personas están familiarizadas con el colorante de caramelo como parte de los ingredientes en una lata de refresco, el aditivo también se utiliza comúnmente para oscurecer el color de los panes o productos horneados; específicamente los panes de trigo oscuro o centeno.

Los problemas de salud relacionados con el consumo de colorante de caramelo se deben a las sustancias tipo 2- y 4-metilimidazol, que pueden producirse como resultado del procesamiento.

El National Toxicology Program de los Estados Unidos encontró que estas sustancias químicas causan cáncer en los ratones; además la Organización Mundial de la Salud los considera carcinógenos para las personas.

El pan puede contener colorante de caramelo

Referencia

  • Mancinelli, K. 10 Ingredients to Always Avoid in Bread (Plus, 7 Bread Brands That Are Your Best Bets!). Para Livestrong [Revisado en septiembre de 2017]