5 maneras probadas de perder peso sin contar calorías

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio 5,00 de 5)
Cargando…

Es posible que hayas escuchado en reiteradas ocasiones que comer menos y moverse más es la solución para perder peso. Sin embargo, a pesar de que la estrategia tiene mucho sentido, es incorrecto suponer que la única razón por la que las personas ganan o pierden peso es por las calorías. De hecho, el problema es mucho más complejo: diferentes alimentos afectan el hambre y las hormonas de varias maneras, y dichos alimentos tienen más o menos calorías.

Lo cierto es que está comprobado que hay varias estrategias que puedes aplicar para perder peso, sin tener que contar calorías. Por ello, descubre 5 formas de perder kilogramos en piloto automático sin tener que depender del conteo de calorías, y de esta forma cumplir con tu propósito de reducir peso.

Estrategias para perder peso sin contar calorías

5 formas de perder peso sin contar calorías

1. Reemplaza tu desayuno por huevos

Perder peso puede ser tan simple como cambiar tu desayuno tradicional por otro que incluya huevo.

Varios estudios han demostrado que comer huevos por la mañana puede ayudarte a perder grasa. Por ejemplo, un estudio en 30 mujeres con sobrepeso comieron huevos para desayunar. El resultado es que terminaron comiendo menos calorías en el almuerzo, el resto del día y durante las siguientes 36 horas. En pocas palabras, los huevos eran tan efectivos que las mujeres naturalmente comieron menos calorías en las comidas siguientes.

Otro estudio dividió a 152 personas con sobrepeso en dos grupos. Un grupo comió huevos, y el otro comió un desayuno diferente. Ambos grupos estaban en una dieta de pérdida de peso. Después de 8 semanas, el grupo que comió huevos había perdido significativamente más peso.

Puede que la diferencia en la pérdida de peso no sea enorme, pero los resultados muestran claramente que cosas simples como cambiar una comida pueden tener un efecto. Otro beneficio impresionante de consumir huevos es que se encuentran entre los alimentos más saludables.

Comer huevos en el desayuno puede ayudarte a adelgazar

2. Usa platos más pequeños

El cerebro tiende a trabajar de manera misteriosa, y su control de la conducta alimentaria es increíblemente complicado. Es el cerebro el que finalmente determina si debes o no comer. Sin embargo, hay una estrategia muy buena que puedes aplicar para engañar al cerebro y hacerle pensar que has comido más alimentos, consiste en usar platos más pequeños.

Al usar platos más pequeños, envías un mensaje al cerebro para que se sienta más satisfecho con menos calorías. Curiosamente, los psicólogos han estado estudiando esto, y parece funcionar. Sin embargo, un estudio concluyó que el efecto puede ser poco efectivo para las personas con sobrepeso.

¿Comer en platos pequeños ayuda a la pérdida de peso?

3. Ingiere más proteína

Existen varias evidencias de que la proteína puede aumentar la quema de grasa y reducir el hambre, lo que ayuda a perder peso de forma natural. De hecho, los estudios muestran que la este macronutriente aumenta el metabolismo más que cualquier otro. Esto se debe a que el cuerpo gasta más calorías para digerir y hacer uso de la proteína que con la grasa y los carbohidratos.

La proteína también incrementa la saciedad, lo que lleva a reducir el hambre de manera significativa. Muchos estudios demuestran que aumentar la ingesta de proteína puede llevar a una pérdida de peso de forma automática.
Además, puede ayudarte a ganar más músculo, especialmente si levantas pesas. El tejido muscular es metabólicamente activo, lo que significa que quema más calorías, incluso en reposo.

¿Puede la proteína ayudarte a reducir de peso?

4. Consumir alimentos ricos en fibra

Otra forma de sentirse más satisfecho sin contar calorías es consumir alimentos que tienen una baja densidad calórica. Esto incluye alimentos que tienen un alto contenido de agua, como verduras y frutas.

Los estudios muestran que las personas que llevan una dieta a base de alimentos que son menos densos en calorías pierden más peso que aquellas personas que consumen alimentos con alta densidad calórica.

Las verduras también son ricas en fibra soluble, que se ha demostrado lleva a la pérdida de peso. Otro beneficio de la fibra soluble es que se descompone por bacterias en el tracto digestivo. Este proceso produce un ácido graso llamado butirato, que se cree tiene efectos antiobesidad, al menos en ratas.

¿Puede la fibra ayudar a reducir de peso?

5. Tener sueño de calidad y evitar mucho estrés

Hacer tiempo para lograr un sueño de calidad y evitar el estrés puede optimizar la función de las hormonas.

Los niveles de sueño y estrés a menudo se ignoran cuando se habla de salud y peso, pero ambos son increíblemente importantes para la función óptima del cuerpo y las hormonas. De hecho, el sueño inadecuado es uno de los factores de riesgo más fuertes para la obesidad. Un estudio mostró que una corta duración del sueño aumentó su riesgo en 89% en niños y 55% en adultos.

El sueño deficiente también puede incrementar el hambre y los antojos, lo que causa una tendencia bioquímica de subir de peso al alterar las hormonas del hambre como la grelina y la leptina. Por su parte, el estrés excesivo puede subir los niveles de la hormona cortisol, que se sabe aumenta la acumulación de grasa en el vientre y el riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes tipo II y enfermedad cardíaca.

¿Cómo el sueño de calidad ayuda a perder peso?

Referencia

  • Gunnars, K. 7 Proven Ways to Lose Weight on Autopilot (Without Counting Calories). Para Healthline [Revisado en mayo de 2018]