4 peligros para la salud de comer comida procesada

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Antes de servirte una nueva ración de comida, piénsalo dos veces, ya que puede significar una decisión muy importante para tu futura salud.

Consumir demasiada comida procesada es altamente perjudicial para el individuo promedio, y desgraciadamente no podemos visitar un lugar de comida rápida sin someternos a alimentarnos con productos procesados. Puedes desarrollar desde enfermedades asociadas al aumento de peso hasta problemas cardiovasculares. Y, aunque comprar los snacks más deliciosos sea una tentación muy agradable, al final puede no valer la pena.

Por estas razones, debes tomar conciencia de las consecuencias que la comida procesada pueden causar en nuestro organismo.

Consecuencias de comer comida procesada

4 peligros de la comida procesada

1. Aumento de peso y obesidad

Aunque no existen evidencias concretas con respecto a que consumir comida procesada sea una de las causas de la obesidad, si hay relaciones entre ambos factores. De hecho, un análisis publicado en Current Obesity Reports, ha concluido que 4 de cada 5 estudios realizados sobre el tema han dado como resultado una evidente relación entre la comida procesada y el desarrollo de obesidad, síndrome metabólico, altos niveles de presión sanguínea y aumento del colesterol malo (Poti, Braga y Qin, 2018).

Para contrarrestar la obesidad, puedes mantener una dieta rica en fibra en lugar de carbohidratos vacíos.

La comida procesada conlleva obesidad

2. Cáncer

Es algo increíble de creer, pero según el American Cancer Society, algunas carnes procesadas como el tocino y las salchichas poseen una peligrosa conexión con la posibilidad de contraer cáncer colorrectal, y han sido clasificadas como cancerígenas. Esto se debe a que este tipo de carnes pasan por diferentes procesos para ser saladas, curadas, fermentadas o ahumadas para aumentar su sabor y prolongar su duración.

Un estudio publicado por British Medical Journal, realizado en 105,000 participantes, ha encontrado que el consumo de productos procesados tiene una asociación con altos niveles de posibilidad de contraer cualquier tipo de cáncer, cáncer de mama en específico. Sin embargo, los participantes tuvieron la posibilidad de supervisar sus propios alimentos, por lo que los resultados están sujetos a modificaciones (Fiolet et al., 2018).

Las carnes pueden tener componentes cancerígenos

3. Derrame cerebral

Las causas o antecedentes de los derrames cerebrales usualmente son las dietas con gran contenido de comidas procesadas, que tienden a contener altos niveles de sodio, otro componente asociado a la posibilidad de contraer un derrame, ya que aumenta la presión sanguínea. En este sentido, un estudio ha sugerido la relación entre carnes procesadas y un aumento en tus probabilidades de padecer esta condición (Lakkur y Judd, 2015).

Cuando la presión sanguínea se eleva demasiado, la sangre que debería fluir a través de las arterias se ve restringida, y una vez que es bloqueada, se produce el derrame cerebral. Sin embargo, existe una manera de controlar los efectos del sodio, a través de la incorporación de frutas y vegetales en tu dieta.

Las comidas procesadas pueden provocar derrames cerebrales

4. Muerte a temprana edad

JAMA Internal Medicine ha publicado un estudio realizado a aproximadamente 44.000 personas de mediana edad y encontró, en un seguimiento 7 años más tarde, que existe una directa relación entre el consumo de productos procesados y un mayor riesgo a morir prematuramente (Schnabel et al., 2019)

Es más, otro estudio publicado en BMJ dio con la conclusión de que altas cantidades de comida procesada; es decir, comer más de 4 productos por día, está asociada a un incremento del 62% cuando se trata de la muerte.  Además, el mismo estudio afirma que con cada porción adicional de comida procesada consumida por día, el riesgo de muerte aumenta un 18% (Rico-Campà et al., 2019)

Sin embargo, hay que recordar que ninguno de estos alimentos causa necesariamente un derrame cerebral, sino que aumenta tus posibilidades de contraer uno, por lo que si mantienes una dieta equilibrada, deberías estar bien de salud.

Los alimentos procesados acortan la vida

Cómo evitar las comidas procesadas

  • Elimina las carnes procesadas y snacks empaquetados de tu cocina.
  • Abastécete con frutas, vegetales, pescado y granos enteros.
  • En lugar de terminar tu comida con un postre artificial, elige una fruta fresca.

Conclusión

Aunque los alimentos procesados pueden aumentar tus posibilidades de contraer algunas enfermedades a largo plazo, no quiere decir que no los necesites. Siempre y cuando crees un equilibrio entre ellos y los demás alimentos naturales, lograrás una dieta balanceada.

Peligros para la salud de la comida procesada

Referencias

  • Fiolet, T., Srour, B., Sellem, L., Kesse-Guyot, E., Allès, B., Méjean, C. … Touvier, M. (2018). Consumption of ultra-processed foods and cancer risk: results from NutriNet-Santé prospective cohort. BMJ. doi: 10.1136/bmj.k322
  • Lakkur, S. y Judd, S. E. (2015). Diet and stroke: recent evidence supporting a Mediterranean style diet and food in the primary prevention of stroke. Stroke. doi: 10.1161/STROKEAHA.114.006306
  • Poti, J. M., Braga, B. y Qin, B. (2018). Ultra-processed Food Intake and Obesity: What Really Matters for Health – Processing or Nutrient Content? Current Obesity Reports. doi: 10.1007/s13679-017-0285-4
  • Rico-Campà, A., Martínez-González, M. A., Alvarez-Alvarez, I., Deus Mendonça, R., De la Fuente-Arrillaga, C., Gómez-Donoso, C. … Bes-Rastrollo, M.(2019). Association between consumption of ultra-processed foods and all cause mortality: SUN prospective cohort study. BMJ. doi: 10.1136/bmj.l1949
  • Schnabel, L., Kesse-Guyot, E., Allès, B., Touvier, M., Srour, B., Hercberg, S. … Julia, C. (2019). Association Between Ultraprocessed Food Consumption and Risk of Mortality Among Middle-aged Adults in France. JAMA Internal Medicine. doi: 10.1001/jamainternmed.2018.7289
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario