¿Qué es el punto de ajuste y cómo está saboteando tu pérdida de peso?

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Seguro que te has preguntado más de una vez por qué no bajas de peso si estás cuidando tu alimentación y realizando actividad física. La teoría del punto de ajuste puede ayudarte a comprender por qué tu cuerpo no sigue cambiando tal y como lo hacía al inicio de empezar a cuidarte.

La teoría del punto de ajuste

Hay muchos factores que influyen en el peso de tu cuerpo. Algunos de estos factores son no modificables, como la herencia genética o las hormonas, mientras que existen otros que si se puede influir o modificar, como los factores ambientales y los hábitos de un individuo.

Teniendo lo anterior en cuenta, existe un punto en tu organismo que por mucho que tratemos de modificar, son pocas veces las que se consigue; y, si se logra, lo más probable es que tu cuerpo pronto vuelva al punto de partida.

Tu cuerpo parece estar programado genética y biológicamente para mantenerse dentro de unos rangos de peso más o menos constantes, esto es lo que se conoce como la teoría del punto de ajuste. Estos rangos de peso pueden oscilar entre 5 y 10 kilos, dependiendo de cada persona.

Esta teoría trataría de explicar ese periodo de estancamiento que se produce tras varios meses o incluso años siguiendo dietas hipocalóricas. En este tipo de dietas restrictivas tu cuerpo interpreta la dieta como estar en condiciones de inanición, por lo que trata de adaptase para funcionar con una tasa metabólica más baja sin que se vean alteradas sus funciones vitales. En realidad, éste es un mecanismo de protección o defensa de nuestro organismo, ya que el cuerpo lucha contra la amenaza de no obtener suficiente energía y trata de seguir funcionando de manera óptima con los recursos que se le proporcionan.

perder peso

¿Cómo está saboteando tu peso el punto de ajuste?

El modelo de punto de ajuste propone que los cambios en el cuerpo provocados a través de una dieta o comer en exceso, pueden causar un cambio en el peso (pérdida o aumento); pero, una vez que se reanuda la alimentación normal, la grasa corporal tiende a volver a su nivel original.

Este modelo también propone que el organismo defiende un cierto nivel de adiposidad, lo que puede explicar el fenómeno común de la recuperación de peso tras una pérdida de peso aguda y el fracaso de la dieta como estrategia para favorecer la pérdida de peso prolongada.

Sin embargo, este modelo no explica completamente las importantes influencias sociales y ambientales, el llamado ambiente obesogénico, sobre el tamaño corporal, la ingesta de alimentos y la actividad física.

¿Cómo se sabe cuál es el punto de ajuste en tu cuerpo?

A día de hoy no hay ninguna herramienta o evidencia disponible para determinar cuál es el punto de ajuste de un cuerpo. Tan solo se puede tener una idea examinando y estudiando el historial de peso de los últimos años y observando la relación con la comida y el comportamiento del cuerpo. Por ejemplo, se puede establecer ese punto de ajuste en un peso determinado en aquella persona, que tras varios años, no haya sufrido oscilaciones en su peso sin prestar atención o llevar un control en sus hábitos.

Por otro lado, está el caso de una persona que restringe regularmente los alimentos pero permanece en el mismo peso o aumenta de peso, aún haciendo ejercicio en exceso: ahí podría hablarse de un punto de ajuste, aunque habría que analizar qué tipo de ejercicio se está haciendo y qué tipo de alimentación se está siguiendo, ya que se subestima lo que se come y se sobreestima lo que se hace.

punto de ajuste

¿Cómo cambiar el punto de ajuste de tu cuerpo?

Tras leer lo que llevas de este artículo, te estarás preguntando: ¿se puede cambiar este punto de ajuste y si se puede cambiar, cómo lo hago?

Lo cierto es que tu genética puede predisponer tu composición corporal, pero no la determina. Por ello, podrás cambiar tu peso y composición corporal pero hacerlo de manera drástica puede ser difícil y requiere de esfuerzo y tiempo.

La mayoría de las personas que pierden peso con dietas hipocalóricas y de manera rápida sin modificar sus hábitos suelen recuperar la mayor parte del peso perdido en un período de 1 a 5 años (lo que se conoce con efecto rebote).

Lo ideal para bajar de peso y combatir de manera satisfactoria con el punto de ajuste es instaurar de manera progresiva nuevos hábitos más saludables que puedan mantenerse en el tiempo. Ten en cuenta que una buena recomposición corporal puede llevar hasta un año, más o menos dependiendo del punto de partida de donde se empiece.

Errores más comunes por los que no se baja de peso

Existen muchas personas que, tras comenzar a cuidarse, no obtienen ningún tipo de resultado. La mayoría de ellos comenten los siguientes errores de manera repetida:

Comer en exceso alimentos naturales

Existe una falsa creencia que nos lleva a pensar que los alimentos naturales no engordan. Es por ello que muchas personas exceden el consumo de este tipo de alimentos, incrementado el aporte calórico a lo largo del día.

Debemos concienciarnos de que algunos de los alimentos considerados saludables aportan numerosas calorías, por lo que debemos recortar su consumo. Algunos ejemplos de estos alimentos son el aguacate, la miel o los frutos secos.

No realizar actividad física

La actividad física y el movimiento son esenciales no solo para mejorar tu composición corporal, sino para mantenernos saludables. Nuestro cuerpo está hecho para el movimiento, por lo que largos periodos de tiempo sentados acabarán por dañar nuestro organismo.

Una de las estrategias más usadas para bajar de peso es restringir la comida, pero no añadir más movimiento. Esto es un grave error que no te llevará a conseguir eso que te has propuesto.

Las mejores estrategias para perder peso y no recuperarlo

Las mejores estrategias para bajar de peso o cambiar tu composición corporal y no recuperarlo avaladas por la ciencia son:

  • Aumentar el consumo de la fibra dietética hace que tengamos mayor sensación de saciedad. Por tanto, se relaciona con una menor ingesta calórica y un consumo de alimentos de mejor calidad.
  • Realizar actividad física para compensar el consumo calórico y elevar el gasto de energía de nuestro cuerpo.
  • Entrenamiento conductual como el autocontrol es fundamental en todas las intervenciones exitosas. Aprender a moderar el consumo de alimentos y rechazar aquello que no nos convienen es fundamental para bajar de peso y poder mantenerlo en el tiempo.

Conclusión

La teoría del punto de ajuste puede ayudarte a comprender el estancamiento que se realiza en tu cuerpo cada vez que decides bajar de peso.

Como se ha podido observar a lo largo de este artículo, la combinación de restricción de ingesta, actividad física regular y estrategias de comportamiento son los tres pilares justificados y respaldados por la evidencia de la investigación necesarios para mantener el peso con éxito.

Referencias

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario