7 trucos dietéticos que pueden provocar un aumento de grasa corporal

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio 5,00 de 5)
Cargando…

Es común que muchas personas que desean perder peso complementen sus ejercicios con una solida dieta, pero no siempre los consejos que recibimos son los más apropiados cuando se trata de la alimentación. Y es que, en lo que respecta a las dietas, es difícil distinguir que es realidad y que es ficción, por lo que es necesario analizar con detenimiento que es lo más saludable para nuestro cuerpo.

Los conocimientos médicos son de gran ayuda en este apartado, por lo que serán nuestro bastión para poder discernir lo concreto de lo inefectivo.

Conoce que hábitos dietéticos van a provocarte una mayor ganancia de grasa corporal.

Trucos dietéticos que no harán que pierdas grasa

7 hábitos dietéticos que nos harán ganar grasa

1. Tomar zumos en grandes cantidades

Aunque los jugos son reconocidos universalmente por ser una fuente confiable de vitamina C, éstos están llenos de una cantidad alta de calorías.

Un jugo de 500ml puede contener entre 250 a 300 calorías, pero pocas personas se dan cuenta de ésto ya que al no contener ningún tipo de fibra, los jugos no generan sensación alguna de saciedad,a diferencia de otros alimentos.

Debido a ésto, es probable que consumas más calorías al día de las necesarias si consumes jugos, por lo que es más recomendable comerse las frutas en vez de tomárselas e hidratar el cuerpo usando otros líquidos como agua o café, que no contienen esta carga de calorías.

¿Beber zumos de fruta adelgaza?

2. Comer porciones más pequeñas de comida

Probablemente muchos han leído o escuchado que comer cantidades pequeñas de comida durante el día es una buena estrategia para combatir la gordura. Estudios recientes han demostrado que el disminuir las porciones de comida en realidad puede ser contraproducente. ya que anula la sensación de satisfacción que comer genera, manteniéndonos en un constante estado de “recién alimentado”.Dicho estado altera algunas funciones naturales de organismo causándonos un mayor nivel de riesgo a padecer patologías crónicas ya que eleva los niveles de glucosa, insulina y proteínas inflamatorias.

Aunque no existe una respuesta a cual es la cantidad diaria de comidas ideal, ya que cada individuo es diferente, siempre es necesario plegarse a la cantidad natural de 3 comidas y 2 snacks al día.

¿Cuántas comidas tomar al día para adelgazar?

3. No consumir gluten

Seguir una dieta libre de gluten puede sonar como una gran idea para ayudar al cuerpo a perder peso, ¿cierto? Sin embargo, la realidad es muy diferente, ya que no existe evidencia que dicho elemento esté vinculado de alguna manera con la perdida de peso. Al contrario: muchos de los productores de comida deben aumentar las cantidades de grasa, azúcar, sodio, y calorías.Ésto sucede porque es necesario aumentar dichos elementos para compensar la pérdida de sabor que deja reducir el gluten en la comida.

El secreto para perder peso no es negarse ningún tipo de comida, sino comer en balance los diferentes tipos de comida, haciendo especial énfasis en las proteínas y fibra.

¿Dejar de tomar gluten para perder peso?

4. Comer desayunos ligeros

Usualmente, muchas personas se levantan sin demasiadas ansias de comer ya que están concentrados en las responsabilidades que deben afrontar día a día, por lo que salen de sus hogares consumiendo sólo una rebanada de pan o una pequeña fruta, reduciendo las calorías consumidas.

Sin embargo, ésto sólo significa que comerán más calorías a lo largo del día para compensar esta pérdida y, siendo la mañana el momento donde el sistema digestivo está en su mejor punto de desarrollo, no es una decisión muy acertada cuando se quiere mantener la salud del cuerpo.

Desayunar bien si se quiere adelgazar

5. Consumir en exceso comidas orgánicas

Muchas personas se dejan llevar por el hecho de que los alimentos orgánicos, al no ser alterados con conservantes o químicos, se pueden consumir libremente sin causar repercusiones al peso corporal. Sin embargo, esto es falso, ya que aunque las grasas o azúcares sean orgánicos, siguen siendo elementos que generan un considerable aumento de peso si se consumen sin ningún tipo de control.

Éste tipo de alimentos son recomendables para el medio ambiente, pero también deben mantenerse ciertas rutinas dietéticas al consumirlas, favoreciendo las grasas no saturadas.

Los alimentos orgánicos no adelgazan

6. Excederse en el consumo de proteínas

A pesar de la satisfacción que puede producir el hecho de comer proteínas para reducir el apetito sin recurrir a las calorías, también es muy positiva para aumentar la velocidad del metabolismo, al tiempo que mantiene la masa muscular intacta a pesar de la perdida de peso.

Sin embargo, no se debe abusar de las dietas hiperproteicas, ya que existe evidencia científica que las dietas basadas en alto consumo de proteínas no ofrecen ventajas significativas a largo plazo cuando se les compara con dietas altas en carbohidratos. Al contrario, el alto consumo de proteínas genera un alto riesgo de desarrollo de distintas enfermedades crónicas en el cuerpo.

Efectos de un exceso de proteínas en las comidas diarias

7. Comer grasas más “saludables”

Desde el aguacate hasta la mantequilla de almendras, pasando por el hummus y el aceite de oliva; las grasas que no engordan” parecen ser más que nunca antes. Pero el problema radica en que las grasas contienen el doble de calorías por cada gramo de consumo en contraste con el consumo por gramo de las proteínas y los carbohidratos. De este modo, aunque sea en cantidades pequeñas, las grasas tienden a contener muchas más calorías.

Los estudios científicos han demostrado que aunque las grasas generan una sensación de satisfacción mayor, no se compara con la generada por las proteínas cuando se consumen en cantidades similares.

No se está diciendo que se deban eliminar totalmente las grasas de la dieta, pero si debe tenerse un estricto control con las calorías ingeridas.

Grasas aparentemente saludables para el cuerpo

Conclusión

Aunque la mayoría de las dietas se basen en la reducción del consumo de ciertos alimentos, lo más importante siempre será el balance que exista entre los nutrientes y no el suprimir totalmente la comida.

Las grasas, carbohidratos y proteínas son igualmente importantes para mantener una buena salud, por lo que no deben suprimirse o alterarse las porciones diarias sin tener en cuenta los resultados negativos que puede sufrir el cuerpo.

Referencias

  • Julie Uptown. 7 Diet Tricks That Can Surprisingly Make You Fat. Para Livestrong [Revisado en julio de 2017].