Diferencias entre refeeds y días trampa para que sepas cuál incluir en tu dieta

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Llevar una buena rutina de entrenamiento es tan importante como llevar una buena alimentación para lograr unos objetivos. De la misma manera que a veces es necesario modificar un entrenamiento para que el músculo no se acostumbre y así seguir logrando mejores resultados, introducir cambios en la dieta puede tener efectos similares. Así que vamos a explicarte las diferencias entre refeeds y días trampa. Son dos técnicas que puedes introducir en tu dieta pero que tienen ciertas diferencias y debes conocerlas bien para saber cuál se adapta mejor a ti.

¿Qué es un refeed?

El refeed consiste en romper con tu dieta habitual e introducir un día a la semana una mayor cantidad de calorías, provenientes, en su mayoría, de hidratos de carbono.

Este método se utiliza, normalmente, en esos momentos en los que se presta especial atención a la tonificación de tus músculos y se pretende ganar reservas de glucógeno y aumentar los niveles de leptina en el cuerpo.

Aparte de un beneficio físico, el refeed tiene un importante poder psicológico, ya que es capaz de reducir el estrés que generaría en el cuerpo una dieta muy estricta. Al no generar esta sensación, es mucho más sencillo seguirla y no abandonar o sentirse estancado.

Destacamos que este aumento de calorías, como es durante un periodo de tiempo controlado, no provocará el tan temido efecto rebote. Sin embargo, con el refeed sí conseguirás reservas de energía para afrontar un entrenamiento. Incluso destacamos que consumir una mayor cantidad de hidratos de carbono de una forma controlada ayuda a acelerar el metabolismo y a la quema de grasas.

Cuáles son las diferencias entre refeeds y días trampa

No existe una norma de cuándo incluir un refeed. Normalmente no es algo que se incluya cuando se inicia una dieta, sino algo que se incorpora según se avanza y se conocen las necesidades del cuerpo.

La duración de los refeeds y la cantidad variará en función del porcentaje de grasa del cuerpo y la intensidad de los entrenamientos. Así que si estás pensando en probar esta técnica, te aconsejamos que, como norma, cuanto menos porcentaje de grasa corporal tengas y más intensos sean tus entrenamientos, más cantidad de refeeds necesitarás.

¿Qué es un día trampa?

El día trampa o cheat day consiste en realizar comidas sin ningún tipo de planificación y consumir lo que se quiera sin mirar los nutrientes. Se suele utilizar como premio, ya que se puede comer cualquier cosa, como fritos, hamburguesas… Realmente funciona para quitarse ese antojo que se acumula después de estar días sin comer esos productos que tanto nos gustan.

El problema del día trampa es que no se miden las cantidades de lo que se consume y, en ocasiones, puede causar remordimientos tras excederse demasiado. Si te decantas por esta práctica, te aconsejamos que no te lo tomes como un día en el que se puede comer hasta reventar comida que nutricionalmente sea basura. Esta comida pueden ser platos o alimentos que no están en tu dieta habitual pero que te gusten especialmente.

Como ves, el día trampa o cheat day tiene beneficios sobre todo a nivel psicológico, pero a nivel nutricional no está controlado y hay que vigilar mucho los excesos.

Diferencias entre refeeds y días trampa

Aunque ambos conceptos son similares, existen diferencias entre refeeds y días trampa. Una de las principales diferencias es que el refeed se utiliza, sobre todo, para tener un mantenimiento y un pequeño excedente de calorías. En cambio, en el día trampa no se controlan las calorías consumidas.

Qué es refeeds y día trampa en nutrición

Este superávit de calorías que se consume en el día trampa puede llegar de cualquier tipo de macronutriente, ya sean grasas, hidratos de carbono o proteínas. En el refeed este excedente de calorías consumidas llega de hidratos de carbono para aumentar las reservas de glucógeno en los músculos.

Algo a tener en cuenta es que no es aconsejable introducir el refeed cuando se inicia un entrenamiento y dieta, ya que lo mejor es esperar a que el cuerpo esté habituado y practicarlo unas dos veces a la semana. El cheat day, por su parte, solo puede practicarse una, ya que dos veces a la semana sería perder totalmente el control de la dieta.

El día trampa solo aporta beneficios a nivel mental y, dependiendo de la persona, puede despertar un sentimiento de culpabilidad. En cuanto a nivel físico y de metabolismo suele ser más perjudicial que beneficioso. En cambio, con el refeed se obtienen beneficios a nivel psicológico y físico. Se ha comprobado que ayuda al cuerpo a reducir el estrés que produce una dieta estricta y, de esta forma, disminuye la retención de líquidos que provoca el cortisol.

En ambos casos la leptina se ve afectada, pero en el refeed son los hidratos de carbono los que la estimulan de manera positiva. En el caso del cheat day se juntan hidratos de carbono con proteínas y grasas, lo que causa un impacto menos efectivo sobre la leptina.

La importancia de romper con la dieta

Como hemos comentado anteriormente, romper con la dieta es importante para estimular el cuerpo y mejorar en todos los sentidos, tanto físicos como mentales.

Ahora ya conoces dos maneras de romper con la monotonía de tu dieta para motivarte a seguir adelante. Lamentablemente no existe un manual donde se explique cómo debe aplicarse, ya que depende de cada tipo de persona.

Un ejemplo de día trampa podría ser salir a cenar con tus amigos para añadir un poco de desconexión. No controlarás las calorías, pero saldrás de casa y estar rodeado de gente te ayudará a no estar pendiente de la comida. El refeed, por su parte, debe estar controlado, pero existen muchas maneras de consumir los hidratos de carbono y de disfrutarlos, desde una buena pizza hasta un buen plato de pasta.

Te recomendamos empezar a practicar estas variaciones en la dieta cuando lleves un tiempo entrenando y tu cuerpo sienta la necesidad de usarlas. Consulta con un dietista los momentos en que debes romper con la dieta para que tengas la energía y nutrientes necesarios para lograr los objetivos de tu entrenamiento. Es la persona que mejor puede ayudarte y aconsejarte.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.