La importancia de la variedad en una dieta deportiva

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Contenido del artículo

El deporte se ha convertido en una actividad imprescindible para la gran mayoría de las personas, gracias a sus múltiples beneficios físicos y mentales. Sin embargo, también está ganando peso la nutrición como un complemento fundamental, por lo que ambos conceptos actualmente son prácticamente indivisibles.

El último gran estudio realizado por el Consejo Superior de Deportes (CDS), denominado Encuesta de hábitos deportivos en España 2020, refleja que el 54,8 % de la población realiza alguna actividad deportiva al menos una vez por semana. Estos datos son mejorables a medio plazo, pero al mismo tiempo demuestran que las iniciativas público-privadas está teniendo éxito.

Además, no podemos pasar por alto que cada vez hay más personas que se fijan en dietas para compaginar el deporte, donde la variedad juega un papel fundamental para romper con la monotonía. De hecho, nadie estaría dispuesto a realizar los mismos ejercicios de forma constante, por lo que es normal que se busquen nuevas fórmulas para comer sano sin caer en el aburrimiento.

En este punto cobran un valor fundamental las bebidas, como los diferentes tipos de té, las bebidas isotónicas o los batidos de frutas. El líquido juega un papel protagonista en la hidratación, por lo que siempre es bueno conocer alternativas con las que romper nuestras rutinas sin dejar de apostar por la salud.

«Fitness» (CC BY 2.0) por hang_in_there

Utilizar la creatividad en la cocina

Por supuesto, esta variedad también se traslada a la cocina y a los alimentos, jugando con distintos elementos que van más allá de los sabores. De este modo, elementos como los colores, las texturas o probar nuevos productos no dejan de ganar peso frente a tendencias más tradicionales que también son exitosas.

El brócoli es uno de los alimentos que mejor ejemplifica esta nueva tendencia, ya que tiene múltiples beneficios para la salud y puede adaptarse a distintas formas de cocinar. Su alto valor nutritivo y su escaso aporte calórico convierte a esta planta en uno de los ejes fundamentales de cualquier dieta.

Eso sí, también llaman a nuestra puerta otros productos como la avena, que ha entrado con fuerza en nuestras cocinas para quedarse. La idea de estos alimentos es que nos aporten toda la energía posible, nuestro metabolismo los asimile con facilidad en las digestiones y tengan un beneficio científicamente probado para nuestra salud.

Hacer dieta no significa comer menos

Con este tipo de ejemplos queremos poner de manifiesto que hacer dieta no significa comer menos, sino posiblemente todo lo contrario. La idea central de una dieta pretende ofrecernos la oportunidad de tener buenos hábitos de alimentación, incrementando nuestro apetito y repartiendo distintos platos saludables a lo largo del día para no caer en la monotonía.

Esta época dorada del deporte y de la alimentación asociada a esta actividad física vuelve a poner de manifiesto la importancia de este sector, que cada vez genera más puestos de trabajo. El último estudio del Termómetro del ecosistema del deporte en España, realizado por la consultora PwC y la Fundación España Activa corrobora este proceso.

La importancia de la variedad juega un papel fundamental tanto en la actividad física como en nuestra dieta, así que debemos estar abiertos a experimentar con nuevos platos y productos. Una vida saludable repercute positivamente incluso en la economía, convirtiendo el deporte en una de las industrias más potentes del planeta.

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!