Los mejores alimentos para después de Navidad que puedes escoger

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Hoy te traemos los mejores alimentos para después de Navidad que deberás incluir en tu dieta si quieres que tu salud mejore. En Navidad se producen excesos, y es en los meses posteriores a esas fechas cuando decidimos ponernos en acción para tratar de compensar esa ingesta de más que se suele hacer en los días de fiesta.

Los mejores alimentos para después de Navidad

Pescado azul

El pescado azul es rico en omega 3, esencial para un correcto balance de omegas que garanticen el buen estado de salud de tu organismo.

Los ácidos grasos omega 6 son un tipo de ácidos grasos poliinsaturados, presentes principalmente en los aceites vegetales y en las comidas procesadas que solemos tomar en los días de Navidad. Un consumo elevado de los mismos puede provocar la inflamación de nuestro organismo.

Debemos entender que el omega 6 inicia un proceso de inflamación necesario para nuestro organismo, que es compensado/contrarrestado por el efecto de su “compañero” el Omega 3. Juntos, mantienen nuestro organismo óptimo y permiten nuestra supervivencia.

Pescados que no debes ingerir

El problema viene cuando las dosis de uno (Omega 6), son muy superiores a las del compañero (Omega 3), muy común en situaciones de exceso de ingesta alimentaria. Este desequilibrio mantiene el proceso de inflamación constante, asociándose a enfermedades cardíacas, artritis, envejecimiento prematuro celular o cáncer.

Para evitar posibles consecuencias negativas en nuestro organismo, se recomienda equilibrar el consumo de ácidos grasos 6 y 3, ya que este equilibrio mantendrá un balance beneficioso de eicosanoides.

Es una buena opción aumenta el consumo de pescado rico en EPA y DHA, además de reducir los alimentos procesados ricos en ácidos grasos omega-6 provenientes de aceites vegetales refinados.

Kiwi

Los kiwis destacan entre las frutas de consumo habitual por su composición nutricional. Son un alimento con un contenido bajo en energía pero rico en vitaminas como la E, K, folatos, carotenoides, potasio, fibra y otros fitoquímicos. Además, su contenido en vitamina C llega a duplicar la cantidad que tienen las fresas o la naranja y su biodisponibilidad es incluso mayor que la de los suplementos, por lo que, si buscas un buen suplemento de esta vitamina, solo tienes que tomarte un kiwi.

Piña

La piña es rica en potasio, yodo y vitamina C. Además, su aporte de fibra mejora el tránsito intestinal, por lo que se convierte en una fruta muy recomendable para mantenernos sanos.

La bromelina, una enzima que ayuda a la digestión de las proteínas y que está presente en la piña, hace que sea un postre ideal para facilitar la digestión o como ingrediente en ensaladas para preparar al estómago de los posibles excesos. Es por ello que se considera uno de los mejores alimentos para después de Navidad.

En los últimos años se le han atribuido a la bromelina diversos beneficios terapéuticos que han hecho que se utilice como suplemento dietético para complementar el tratamiento de enfermedades como la bronquitis, sinusitis e incluso, el cáncer.

Son muchos los entrenadores y nutricionistas que recomiendan su consumo después de una comida rica en proteínas para que ayude a mejorar la síntesis de éstas.

Ajo

El ajo es un alimento que ha estado presente en las comidas desde las más antiguas civilizaciones, no solo por su sabor, sino con la creencia de que tenía propiedades curativas para muchas enfermedades.

Sus propiedades vienen en gran medida debido a los compuestos de azufre y la alicina que los dientes de ajo contienen y que a través de nuestro aparato digestivo podemos obtener en la digestión.

  • Puede ayudarte a combatir las enfermedades.
  • Puede reducir la presión arterial.
  • Disminuye el riesgo de enfermedad coronaria.
  • Puede ayudar a prevenir el Alzheimer y la demencia, debido a los antioxidantes que aporta, los cuales, ayudan a neutralizar los radicales libres.

Té verde

El té verde (Camellia sinensis) tiene un efecto en la reducción del peso corporal que está relacionado con su contenido de catequinas y cafeína, la cual también ha sido asociada a la disminución y control del peso corporal en humanos, por medio de la estimulación de la termogénesis y la oxidación de las grasas.

Esta bebida debe ingerirse de manera cautelosa, ya que en muchos casos no llega a ser recomendable su ingesta, por ejemplo cuando haya alteración de la tiroides. Para una administración segura, debes consultar siempre a un profesional de la salud antes de realizar la ingesta.

te verde

Brócoli

El brócoli es rico en fosfatidilinositol-3,4,5-trisfosfato 3-fosfatasa (PTEN), una enzima cuya actividad actualmente está siendo estudiada por sus posibles efectos como supresor tumoral. Por ello, muchos investigadores aseguran que puede ser clave en la lucha contra el cáncer.

Es por ello, que el consumo de este alimento debería estar presente en tu dieta de manera rutinaria, pero cobra mucha mayor importancia en momentos donde la calidad de las comidas no es del todo bueno.

Conclusión

Tras la época de excesos de Navidad, lo ideal es que acudas a un profesional de la salud para que sea él o ella quien te pueda asesorar con las mejores garantías.

Si buscas los mejores alimentos para después de Navidad, sin duda estos cinco que te presentamos deberán estar presentes en tu alimentación de manera variada y evitando los excesos. Además, deberás comenzar con la actividad física para que tu salud se pueda ver realmente reforzada.

Referencias

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.