Propiedades de los guisantes: añade a tu dieta esta maravillosa legumbre

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Las propiedades de los guisantes suelen ser desconocidas para la mayoría de las personas, ya que aunque no pasan desapercibidos en el plato debido a su llamativo color verde y su sabor dulzón, se desconoce lo que pueden aportar. En este artículo aprenderás algunos de los motivos por los que deberías consumir guisantes en tu dieta.

El origen del guisante

El origen de esta legumbre es un tanto incierto. Se piensa que la verdadera procedencia del guisante es de África, aunque no se puede afirmar, ya que no existe evidencia esclarecedora que respalde esta información. Lo que si parece cierto es que es un alimento que ha sido utilizado desde hace muchas generaciones y que recientemente comenzó a utilizarse en Europa, siendo importando de países cuya procedencia era Asía. En la antigua Roma y Grecia, existen relatos de que ya se consumían y, además, eran utilizados para alimentar al ganado.

Valor nutricional de los guisantes

Por cada 100 gramos de guisantes, estaremos consumiendo en torno a 62 calorías, por lo que se puede considerar que el aporte calórico de esta legumbre es bajo. Además, aportan 5.4g. de proteína vegetal y 4.7g. de fibra dietética, muy importante para el buen funcionamiento de nuestro intestino. 

Su contenido de grasa o lípidos es inferior a 1 g, por lo que mantendrán a raya tus niveles de colesterol y triglicéridos.

Por último, en cuanto a los hidratos de carbono que el guisante aporta, la cantidad es de en torno a 9 gramos por cada 100 gramos de producto: sin duda, una buena fuente de energía que nuestro cuerpo utilizará para llevar a cabo satisfactoriamente las tareas diarias.

Propiedades de los guisantes

Ricos en vitamina C

La vitamina C es un antioxidante que el cuerpo necesita para un buen crecimiento y desarrollo celular. Además, es un componente esencial para la piel y el tejido conectivo.

La deficiencia de vitamina C provoca una patología denominada escorbuto, que se caracteriza por provocar manifestaciones hemorrágicas y alteraciones de la síntesis de osteoide y dentina, por lo que es una vitamina que debemos incluir de manera regular en nuestra dieta. 100 gramos de guisantes pueden aportarnos en torno a unos 40 mg de esta vitamina tan necesaria para nuestro cuerpo.

Pueden ayudarte a bajar de peso

Como hemos visto anteriormente, el aporte calórico del guisante es bastante bajo, por lo que cocinar platos con ellos hará que tu ingesta calórica no se exceda de los requerimientos básicos que tu cuerpo necesita.

Por otro lado, es un alimento que puede utilizarse de diferentes maneras, por lo que te permitirá aportar variedad a tu menú.

Aportan vitamina K, necesaria en el buen funcionamiento de nuestro organismo

La vitamina K es esencial para el correcto desarrollo y crecimiento del organismo. Además, esta vitamina es esencial para una buena coagulación de la sangre. Tan solo 150g. de guisantes pueden ayudarte a cubrir casi un tercio de los requerimientos necesarios de vitamina K.

Una de las propiedades de los guisantes más importantes es que cuentan con mucha fibra

Cada 100g de guisantes aporta unos 5 gramos de fibra. La fibra es un elemento esencial para el buen funcionamiento del aparato digestivo y excretor, por lo que se recomienda consumir alimentos ricos en ella.

Receta con guisantes

El plato más característico que utiliza guisantes como ingrediente principal

Guisantes con jamón

Se trata de un plato saludable, muy nutritivo y que se tarda muy poco tiempo en preparar, por lo que se hace un plato para consumir en cualquier momento y para todo el mundo.

Ingredientes

  • 400 g de guisantes congelados
  • 1 loncha gruesa de jamón serrano (50 g)
  • Sal
  • 1 cebolleta
  • 3 cucharadas aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de harina

Preparación

  • Vierte 1 l de agua en una cazuela pequeña, junto con una pizca de sal y ponla a cocer.
  • Cuando empiece a hervir, agrega los guisantes y deja cocer a fuego medio durante aproximadamente 6-8 minutos.
  • Escúrrelos y reserva el caldo.
  • Pela y pica la cebolleta en dados pequeños.
  • Trocea el diente de ajo en láminas finitas a lo largo, apílalas y córtalas en tiras, apílalas nuevamente y córtalas en daditos.
  • Corta la loncha de jamón en dados pequeños.
  • Pon el aceite en una cazuela, añade el ajo y la cebolleta (picados), rehoga durante un par de minutos.
  • Incorpora el jamón y fríelo un poco.
  • Incorpora la harina, mezcla bien y añade los guisantes. 
  • Vierte 1/2 vaso del caldo resultante de cocer los guisantes y remueve.
  • Cuando empiece a hervir, cocina todo junto durante 3 minutos para que espese la salsa y sirve.

Referencias

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario