¿Beber bebidas energéticas se relaciona con hábitos poco saludables?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Actualmente existen nuevos estudios que aseveran que consumir constantemente bebidas energéticas pueden crear hábitos pocos saludables, en particular cuando se trata de niños y adolescentes.

La verdad es que estas bebidas pueden llegar a contener bastantes ingredientes, pero su efecto energético lo proporciona principalmente la cafeína y la gran cantidad de azúcar, resultando en que muchos las prefieran antes que otras bebibas.

A pesar de que se ha conocido que puede ayudar a los deportistas, estas bebidas se distribuyen y consumen cada vez más por algunos niños y adolescentes pudiendo afectar su interés en el deporte. Veamos que dicen los estudios acerca de ésto.

¿Pueden llegar a ser perjudiciales las bebidas energéticas?

Según un nuevo estudio los adolescentes que toman bebidas energéticas pueden ser más propensos a tener conductas no saludables, tales como fumar y jugar videojuegos durante muchas horas.

Los investigadores de la revista de Educación en Nutrición y Conducta realizaron una encuesta a 2.800 adolescentes en las escuelas intermedias y secundarias en Minneapolis-St., y les preguntaron sobre la frecuencia con que tomaban las bebidas energéticas. Alrededor del 38% de ellos dijeron que consumían dichas bebidas por lo menos una vez a la semana.

De acuerdo al estudio, en promedio, los adolescentes que consumen bebidas energéticas al menos una vez a la semana jugaron durante más horas a los videojuegos, tomaron bebidas endulzadas con azúcar y fueron más propensos a fumar cigarrillos alguna vez, en comparación con aquellos que consumieron bebidas energéticas menos de una vez por semana.

Además, alrededor del 20% de los niños que con frecuencia consumían bebidas energéticas dijeron que habían fumado cigarrillos, respecto al 8% de los que consumieron bebidas energéticas con menos frecuencia.

Bebidas energéticas y salud

Bebidas azucaradas y televisión

Los niños que consumieron bebidas energéticas al menos una vez a la semana también vieron alrededor de una hora más de televisión por semana que los niños que consumieron estas bebidas con menos frecuencia. Los hallazgos son preocupantes, ya que pueden indicar un agrupamiento de los problemas de comportamiento en algunos adolescentes. Sin embargo, el estudio se realizó en un tiempo específico, por lo que los investigadores no pueden decir que fue primero si el problema conductual o el consumo de la bebida energética.

Los investigadores observaron que la exposición de los adolescentes a la publicidad en televisión sobre consumo de las bebidas energéticas aumentó 20 por ciento entre 2009 y 2010.

En base al estudio, no se puede culpar a las bebidas energéticas para los más altos niveles de conductas no saludables, dijo Block. Es sólo que los adolescentes que no se centran en los comportamientos saludables son más propensos a consumir estas bebidas.

Hasta este momento no existe ninguna evidencia que sugiera que las bebidas energéticas son una puerta de entrada a conductas no saludables. Se necesitan más estudios que evalué a los adolescentes a lo largo del tiempo para determinar el motivo de los problemas de conductas.

Bebidas deportivas y hábitos no saludables

Conclusión

Es fundamental que los adolescentes y sus padres sean educados acerca de las posibles consecuencias relacionadas con el consumo de bebidas energéticas, y que la publicidad no continúe en animarles a comprar estas bebidas.

La Academia Americana de Pediatría dice que las bebidas energéticas no son necesarias para el joven atleta promedio, además de que estas bebidas contienen azúcar, que podrían contribuir al aumento de peso y a la aparición de caries dentales. Sin embargo, dicen que beber una pequeña cantidad de bebida energética puede ser apropiado para los jóvenes atletas que se han estado ejercitando intensamente durante prolongados períodos de tiempo.

Por último, no se recomiendan las bebidas energéticas para los niños o adolescentes ya que éstas contienen estimulantes, como la cafeína, que pueden tener efectos nocivos para la salud en los sistemas nervioso y cardiovascular en desarrollo. Finalmente, no olvides que el agua es la mejor opción para la hidratación después de cualquier actividad física.

Referencia

  • Rettner, R. Sports & Energy Drink Consumption Linked to Unhealthy Teen Behaviors. Para Livescience. [Revisado en noviembre de 2015].
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.