Beneficios e indicaciones del té de jengibre durante el embarazo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El embarazo es un momento de transformación, tanto emocional como física. La creación de una nueva vida causa numerosos cambios en el cuerpo de la embarazada: los niveles hormonales aumentan, las náuseas y los problemas digestivos se tornan frecuentes, el sistema inmunológico se debilita, el riesgo de inflamación se incrementa y los niveles de azúcar en sangre son más difíciles de controlar.

En muchas ocasiones, estos síntomas conducen al uso de medicamentos o remedios populares para embarazadas, como es el caso del jengibre.

La raíz de jengibre es utilizada como té para el tratamiento natural de muchas condiciones de salud, y al parecer es un buen suplemento para aliviar los malestares comunes del embarazo; sin embargo, antes de consumirlo es muy importante estar informado acerca de la dosis correcta, los posibles riesgos del uso excesivo, y los beneficios e indicaciones del té de jengibre durante el embarazo.

Indicaciones del jengibre para mujeres embarazadas

¿Qué es el jengibre?

El jengibre está considerado como parte del grupo de los superalimentos, llamados así por ser alimentos con gran densidad de nutrientes beneficiosos para la salud.

El jengibre es también popularmente bajo el nombre de raíz de jengibre. Es un rizoma o tallo grueso proveniente de la planta Zingiber officinale, nativa tanto de la India como del sudeste asiático. Se trata de una especia muy sabrosa, habitualmente utilizada en la cocina de muy diferentes maneras: ya sea como ingrediente para la elaboración de las tradicionales galletas de jengibre, para la preparación de suculentos bizcochos o para hacer el popular té.

Sin embargo, también ha venido utilizándose desde hace siglos con fines medicinales, sobre todo por sus cualidades como calmante estomacal y con el fin de tratar las náuseas de forma total y completamente natural. Debido a ello, se ha convertido en un remedio popular habitual a la hora de aliviar las náuseas matutinas del embarazo.

¿Para qué sirve el jengibre?

Beneficios del té de jengibre

Desde hace años, el té de jengibre se viene aconsejando a las embarazadas como solución natural a un síntoma tan común como son las náuseas y los vómitos del primer trimestre.

Sobre su funcionamiento, se cree que uno de los principales componentes al que le debemos la mayor parte de sus beneficios es la presencia de gingerol, que se caracteriza por ser el principal componente bioactivo que encontramos en el jengibre fresco, además de otros compuestos como los shogaoles, que son los que confieren a la raíz su particular sabor picante.

Un estudio en 67 mujeres embarazadas encontró que aquellas que consumieron 1,000 mg de jengibre en forma de cápsulas diariamente durante 4 días experimentaron significativamente menos episodios de náuseas y vómitos que las que recibieron un placebo (Ozgoli, Goli y Simbar, 2009).

Además, un análisis de 6 estudios halló que las mujeres que tomaron jengibre al comienzo del embarazo tenían 5 veces más probabilidades de experimentar mejoras en las náuseas y vómitos que las que tomaron un placebo (Thomson, Corbin y Leung, 2014). Y, además, ayuda a aliviar el dolor de los calambres uterinos, reducir el malestar general del organismo, tanto por síntomas de la condición como otros síntomas externos y saciar las ganas descontroladas de comer (Rahnama et al., 2012).

Dosis adecuada de jengibre en el embarazo

Efectos secundarios del jengibre para embarazadas

Si bien no existe una dosis estandarizada para el alivio de las náuseas en el embarazo, la investigación sugiere que hasta 1 gramo (1.000 mg) de jengibre por día es seguro. Esto equivale a 4 tazas (950 ml) de té de jengibre envasado o té de jengibre casero hecho con 1 cucharadita (5 gramos) de raíz de jengibre rallada con agua (Ding, Leach y Bradley, 2013; Stanisiere, Mousset y Lafay, 2018).

En la mayoría de los casos, las mujeres embarazadas que se apegan a la dosis recomendada de jengibre no experimentan efectos secundarios adversos ni ponen en riesgo a su bebé, sin embargo es importante tener en cuenta que el té de jengibre no debe consumirse cerca del parto, ya que el jengibre puede aumentar el riesgo de sangrado

De este modo, las mujeres embarazadas con antecedentes de abortos espontáneos, sangrado vaginal o problemas de coagulación de la sangre también deben evitar los productos de jengibre (Lindblad y Koppula, 2016).

Por otro lado, no es un secreto para nadie que después del embarazo viene la etapa de la lactancia, mediante la cual los nutrientes que consuma la madre son adquiridos por el pequeño también a través de la leche materna, razón principal por la que se debe tener precaución con los alimentos ingeridos. Sin embargo, el jengibre no representa ningún problema para los niños, ya que presenta propiedades como las antioxidantes y antitóxicas que son necesarias para el desarrollo pleno del bebé.

Finalmente, estés embarazada o no, beber con frecuencia grandes cantidades de té de jengibre puede provocar efectos secundarios desagradables en algunas personas. Estos incluyen acidez estomacal, gases y eructos. Por lo tanto, si se presentan alguno de estos síntomas, lo más seguro es que disminuyas la cantidad que estés ingiriendo (Lete y Allué, 2016).

Riesgos de tomar té de jengibre durante el embarazo

¿Cómo hacer té de jengibre?

La condición de embarazada no evita que se pueda ingerir el jengibre, solo que se deben tener ciertas precauciones y restricciones, ya que se trata de un compuesto altamente concentrado en algunas de sus presentaciones y además, es habitual que el organismo se sensibilice ante esta condición.

El té de jengibre, que generalmente se bebe por la mañana en ayunas, antes de las comidas o justo antes de irse a la cama. se prepara de la siguiente manera:

  1. Pon a hervir 1 taza de agua, o calienta en el microondas durante 2 minutos aproximadamente. Mientras tanto, corta un trozo pequeño de raíz de jengibre, retírale la piel y pícalo en rebanadas muy finas.
  2. Una vez que el agua haya hervido, agrega las rebanadas y deja reposar durante 5 minutos para que se liberen los aceites naturales del rizoma; así obtendrás una infusión de jengibre más potente.
  3. Pasado ese tiempo, agrega varias gotas de miel o stevia para endulzar (opcional) y bebe de inmediato.
Receta de té de jengibre

Conclusión

Utilizado en moderación y siempre al principio del embarazo, el té de jengibre puede ser un excelente aliado contra las náuseas, así como la acidez y otros trastornos digestivos. En todo caso y ante la duda, consúmelo con mucha moderación y suspende su uso en cuanto mejoren tus síntomas y avances hacia las últimas etapas del embarazo.

Referencias

  • Ding, M., Leach. y Bradley, H. (2013). The effectiveness and safety of ginger for pregnancy-induced nausea and vomiting: a systematic review. Women and Birth. doi: 10.1016/j.wombi.2012.08.001
  • Lete, I. y Allué, J. (2016). The Effectiveness of Ginger in the Prevention of Nausea and Vomiting during Pregnancy and Chemotherapy. Integrative Medicine Insights. doi: 10.4137/IMI.S36273
  • Lindblad, A. y Koppula, S. (2016). Ginger for nausea and vomiting of pregnancy. Canadian Family Physician. doi: 10.9982/pregn2016.22
  • Ozgoli, G., Goli, M. y Simbar, M. (2009). Effects of ginger capsules on pregnancy, nausea, and vomiting. The Journal of Alternative and Complementary Medicine. doi: 10.1089/acm.2008.0406
  • Rahnama, P., Montazeri, A., Huseini, H., Kianbakht, S. y Naseri, M. (2012). Effect of Zingiber officinale R. rhizomes (ginger) on pain relief in primary dysmenorrhea: a placebo randomized trial. BMC Complementary and Alternative Medicine. doi: 10.1186/1472-6882-12-92
  • Stanisiere, J., Mousset, P. y Lafay, S. (2018). How Safe Is Ginger Rhizome for Decreasing Nausea and Vomiting in Women during Early Pregnancy? Foods. doi: 10.3390/foods7040050
  • Thomson, M., Corbin, R. y Leung, L. (2014). Effects of ginger for nausea and vomiting in early pregnancy: a meta-analysis. The Journal of the American Board of Family Medicine. doi: 10.3122/jabfm.2014.01.130167
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.