4 beneficios del zumo de espinacas basados en la ciencia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Las verduras son muy usadas en las comidas para mantenerse saludable y en forma. Las espinacas no son una excepción, sobre todo, por los múltiples beneficios que aportan a la salud. Son altamente conocidas por poseer propiedades antioxidantes, así como por sus nutrientes y compuestos químicos no esenciales. 

Una razón del uso de las espinacas en los zumos se debe a que estas verduras tardan en perder su frescura, lo que permite conservar por mayor tiempo el zumo sin refrigerar. Igualmente, puedes comer la espinaca de diferentes maneras y usar tu creatividad para prepararlas en tus menús diarios.  

Los zumos de espinacas son nutritivos porque contienen vitaminas, minerales y fitonutrientes. Además, estas hojas verdes por ser ricas en potasio, calcio, hierro y magnesio aportarán múltiples beneficios a tu organismo.  

Descubre 4 beneficios del zumo de espinacas basados en la ciencia.

Propiedades del zumo de espinacas

4 beneficios del zumo de espinacas científicamente comprobados

La acción antioxidante de las espinacas, específicamente la del betacaroteno, ayuda a combatir cualquier daño que pueda ocasionar los radicales libres en tu organismo. De hecho, según un estudio, si ingieres diariamente 240 ml de zumo de espinacas puedes evitar que se produzca un daño oxidativo del ADN (Moser et al., 2011).

Beneficios del zumo de espinacas

1. Previene enfermedades oculares

Las espinacas, tanto en sus hojas como en el tallo, contienen una gran cantidad de luteína y zeaxantina. Estos potentes carotenoides te protegen de desarrollar cataratas y prevenir enfermedades como el glaucoma.

Diversas investigaciones mencionan que estas sustancias contribuyen en la protección contra la degeneración macular relacionada con la edad, afección que es conocida por causar una pérdida gradual de la visión (Carpentier, Knaus y Suh, 2009).

Cabe resaltar que el zumo de espinacas puede ayudarte a reducir el riesgo de padecer una deficiencia de vitamina A, que podría llegar a ocasionarte ojos secos (xeroftalmia), fotofobia y hasta ceguera nocturna (Faustino et al., 2016).

Propiedades del zumo de espinacas

2. Combate el crecimiento de células cancerígenas

Al ingerir zumo de espinacas activas dos compuestos que son muy eficientes para ralentizar el desarrollo del cáncer: el monogalactosil diacilglicerol (MGDG) y el sulfoquinovosil diacilglicerol (SQDG). Tanto así, que existen investigaciones científicas indicando como estos glicoglicerolípidos disminuyen el riesgo de cáncer de mama y de próstata, entre otros tipos de cáncer.

Asimismo, otro estudio aplicado a ratones evidenció que el monogalactosil diacilglicerol (MGDG) incrementó la efectividad de la radioterapia para extinguir las células de cáncer de páncreas (Maeda et al., 2008; Akasaka et al., 2016).

Es importante destacar que estudios realizados en humanos señalan que, si se consume mayormente verduras de hojas verdes, podría reducirse notablemente el riesgo de cáncer de próstata, pulmón y colorrectal (Tarrazo-Antelo, Ruano-Ravina, Abal, Barros-Dios, 2014).

Todas estas investigaciones pueden sugerir que tomar zumo de espinacas sería de gran ayuda para prevenir la proliferación de células cancerígenas. Sin embargo, los investigadores exponen que son necesarios más estudios al respecto.

El zumo de espinacas puede ayudar a prevenir el cáncer

3. Reduce la presión arterial

El zumo de espinacas tiene abundantes nitratos naturales, compuestos que pueden ayudarte, de ser necesario, a dilatar los vasos sanguíneos. Asimismo, podría aumentar favorablemente el flujo sanguíneo (Brkić et al., 2017)

De igual manera, las espinacas contienen un nivel alto de potasio y un bajo contenido de sodio. Esta composición de minerales es beneficiosa si padeces de presión arterial, ya que el potasio la disminuye, mientras que el sodio la aumenta (Houston, 2011).

Por otro lado, el ácido fólico presente en las espinacas también contribuye en la reducción de la hipertensión y relaja los vasos sanguíneos, manteniendo así el flujo sanguíneo adecuado (McDonough y Nguyen, 2012).

Al tomar zumo de espinacas se reduce significativamente el estrés sobre el sistema cardiovascular, también aumenta la oxigenación de los sistemas del cuerpo para una funcionalidad óptima.

El zumo de espinacas reduce la presión arterial

4. Promueve la salud del cabello y piel

Otra bondad del zumo de espinacas es la gran cantidad que tiene de vitamina A, la cual produce un particular sebo que ayuda a mantener el cabello hidratado. Esta vitamina también es clave para el crecimiento de los tejidos corporales, ayudando a regular la generación de células en la piel, además de producir una secreción que protege contra diferentes infecciones.

La espinaca también contiene vitamina C, encargada de proteger tu piel del estrés oxidativo que pueda estar asociado al aceleramiento de los signos del envejecimiento. Por lo cual, al ingerir un zumo de espinacas, la cantidad de dicha vitamina en el zumo permite sintetizar colágeno, proteína que favorece la elasticidad de la piel, como la cicatrización de heridas (Telang, 2013).

Asimismo, la vitamina C existente en el zumo de espinacas puede incrementar la absorción de hierro e incluso ayudar a prevenir la pérdida del cabello asociada a una deficiencia de este mineral (Almohanna, Ahmed, Tsatalis y Tosti, 2019).

Cabe destacar, que los diferentes pigmentos y fitonutrientes presentes en un zumo de espinacas protegen tu piel de los dañinos rayos solares, fomentando a la vez un beneficio nutritivo a tu cabello.

Beneficios para la salud del zumo de espinacas

¿Cómo hacer zumo de espinacas?

Ingredientes

  • 1/2 limón
  • 1 taza de agua
  • 2 hojas de hierbabuena
  • 1 taza de hojas de espinaca

Pasos para la preparación

  1. Lava muy bien las hojas de espinacas para eliminar cualquier suciedad o germen que puedan tener.
  2. Vierte en una licuadora la taza de agua, las hojas de espinacas, las de hierbabuena y el zumo del medio limón.
  3. Licúa hasta que obtengas una mezcla uniforme. Una vez que lo viertas en el vaso puedes disfrutar de un nutritivo y saludable zumo de espinacas.
¿Cómo preparar zumo de espinacas?

Conclusión

El zumo de espinacas es rico en antioxidantes y compuestos beneficiosos que pueden proteger tu vista, disminuir la presión arterial, prevenir el cáncer, mejorar la salud de tu cabello y la de tu piel. Sin embargo, este zumo no es un sustituto apropiado de una comida, sino más bien un complemento, debido a que es bajo en fibra y también carece de nutrientes importantes como proteínas y grasas saludables.

Por lo tanto, si bebes zumo de espinacas, es recomendable acompañarlo de otros alimentos proteicos y nutritivos como parte de una dieta equilibrada que te sirva para mantenerte saludable.

Los efectos beneficiosos del zumo de espinacas

Referencias

  • Akasaka, H., Mizushina, Y., Yoshida, K., Ejima, Y., Mukumoto, N., Wang, T., Inubushi, S. y… Sasaki, R. (2016). MGDG extracted from spinach enhances the cytotoxicity of radiation in pancreatic cancer cells. Radiation Oncology. doi: 10.1186/s13014-016-0729-0
  • Almohanna, H., Ahmed, A., Tsatalis, J. y Tosti, A. (2019). The Role of Vitamins and Minerals in Hair Loss: A Review. Dermatolgy Ther. doi: 10.1007/s13555-018-0278-6
  • Brkić, D., Bošnir, J., Bevardi, M., Gross, A., Sanja M., Dario, Lasić., Krivohlavek., A. y… Racz, A. (2017). Nitrate in leafy green vegetables and estimated intake. African Journal of Traditional, Complementary and Alternative Mecicine. doi: 10.21010/ajtcam.v14i3.4
  • Carpentier, S., Knaus, M. y Suh, M. (2009). Associations between lutein, zeaxanthin, and age-related macular degeneration: an overview. Critical Reviews in Food Science and Nutrition. doi: 10.1080/10408390802066979
  • Faustino, J. F., Ribeiro-Silva, A., Dalto, R. F., Souza, M. M., Furtado, J. M., Rocha, G de M., Alves, M. y Rocha E. M. (2016). Vitamin A and the eye: an old tale for modern times. Arquivos Brasileiros of Oftalmologia. doi: 10.5935/0004-2749.20160018
  • Houston, M. C. (2011). The importance of potassium in managing hypertension. Curent Hypertension Reports. doi: 10.1007/s11906-011-0197-8
  • Maeda, N., Kokai, Y., Ohtani, S., Sahara, H., Kumamoto-Yonezawa, Y., Kuriyama, I., Hada, T, y… Mizushina, Y. (2008). Anti-tumor effect of orally administered spinach glycolipid fraction on implanted cancer cells, colon-26, in mice. Lipids. dod: 10.1007/s11745-008-3202-5
  • McDonough, A. y Nguyen, M. (2012). How does potassium supplementation lower blood pressure? American Journal of Psicology. doi: 10.1152/ajprenal.00429.2011
  • Moser, B., Szekeres, T., Bieglmayer, C., Wagner, K. H., Mišík, M., Kundi, M., Zakerska, O., y… Knasmueller, S. (2011). Impact of spinach consumption on DNA stability in peripheral lymphocytes and on biochemical blood parameters: results of a human intervention trial. European Journal of Nutrition. doi: 10.1007/s00394-011-0167-6
  • Tarrazo-Antelo, A. M., Ruano-Ravina, A., Abal Arca, J., Barros-Dios, J. M. (2014). Fruit and vegetable consumption and lung cancer risk: a case-control study in Galicia, Spain. Nutriion and Cancer. doi: 10.1080/01635581.2014.936951
  • Telang, P. (2013). Vitamin C in dermatology. Indian Dermatolgy Online Journal. doi: 10.4103/2229-5178.110593

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.