Descubre los beneficios del vino en el entrenamiento

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El alcohol es uno de los elementos más perjudiciales para la salud, sobre todo cuando se realiza una gran ingesta en poco tiempo. Como ya sabemos, nada que se realice en exceso es bueno. Sin embargo, es habitual oír hablar sobre los beneficios del vino y escuchar que una copa al día tiene propiedades positivas para nuestro organismo. Además de sus conocidas características, se exponen los beneficios que pueden estar ligados al entrenamiento físico. Sorprende descubrir que ingerir una cantidad diaria de vino puede ayudar a nuestro rendimiento.

Como vemos, consumir una copa de vino al día cuenta con beneficios para nuestra salud, por lo que podemos seguir disfrutando de esta práctica en nuestro día a día. Llegar a casa después de un largo día, sentarnos a la mesa y descorchar una botella de vino, servirnos una copa y disfrutar de su aroma y su sabor puede convertirse en nuestro ritual de desconexión.

Podemos elegir diferentes vinos a través de la selección que nos ofrecen las bodegas. Para su correcta conservación podemos contar con una vinoteca en nuestro domicilio. Existen diferentes modelos y diseños de vinotecas para elegir la que se adapte mejor a nuestro hogar, como los que ofrece BODEGA43.

Como hemos comentado previamente, entre los beneficios del vino encontramos que existen propiedades que ayudan al entrenamiento. ¿Sabes qué beneficios tiene esta bebida en la preparación física? No te preocupes, a continuación te los mostramos para que no dudes en tomarte esa copa de vino al día.

Beneficios del vino en el entrenamiento

Mejora el rendimiento

Una de las propiedades que presenta el vino es el aumento de nuestra frecuencia cardíaca. Esto ocurre porque el vino cuenta con una sustancia denominada resveratrol que ayuda a que se mueva la sangre de una manera más rápida, aumentando la frecuencia cardíaca y provocando una mayor oxigenación en nuestros músculos. Esto da como resultado una mejora en el tono muscular y contribuye a que realicemos entrenamientos con un mayor rendimiento deportivo (Dolinsky et al., 2012).

beneficios del vino en el entrenamiento

Regula la circulación

El estudio realizado por Dolinsky y sus compañeros (2012) muestra que el consumo moderado de vino regula la circulación de nuestra sangre. Hace que se mueva más rápidamente y nos ayuda a realizar actividades como montar en bicicleta o caminar. Además, el vino también tiene propiedades que actúan como un buen vasodilatador, por lo que podemos tomar una copa de vino antes de un entrenamiento intenso o una competición. Esto nos ayuda a conseguir un mayor nivel en nuestro rendimiento gracias a que nuestra circulación funciona de una manera más eficiente.

Reduce inflamaciones

Entre los beneficios del vino encontramos que es bueno para disminuir las posibles infamaciones que pueden aparecer en nuestro cuerpo después de una sesión de entrenamiento o una competición. Consumir vino de una manera moderada actúa como un anticoagulante al ser un buen vasodilatador y al mejorar nuestra circulación, lo que ayuda a reducir la inflamación.

Mejora la digestión: uno de los beneficios del vino

Una de las prácticas más comunes en los deportistas, sobre todo cuando quieren conseguir un aumento de masa muscular, es la ingesta de proteínas.  El consumo de vino puede ayudarnos a digerir de manera más óptima estas proteínas. Además, puede ayudarnos a evitar la aparición de acidez tras las comidas, lo que nos permite disminuir las molestias de estómago (García-Ruiz et al., 2014 citado en la Ciencia del Vino y la Salud) y entrenar mucho mejor.

Tiene propiedades antioxidantes

Finalizando con los beneficios del vino, llegamos a sus propiedades antioxidantes, según muestra un estudio de la University Medical School de China (La Ciencia del vino y la Salud, 2016). El vino permite mejorar nuestro rendimiento deportivo gracias a la reducción que se produce en los efectos oxidativos que aparecen como consecuencia de una práctica de ejercicio intensa. Esta propiedad nos ayuda a recuperar nuestro organismo después de los entrenamientos intensos o las largas temporadas de preparación física.

Además, si presentas problemas relacionados con el colesterol, hacer deporte y tomar vino aumenta el incremento de los niveles de colesterol HDL, el bueno, mientras que se reducen los niveles de colesterol LDL, el malo.

Referencias bibliográficas

Dolinsky, V. W., Jones, K. E., Sidhu, R. S., Haykowsky, M., Czubryt, M. P., Gordon, T., & Dyck, J. R. (2012). Improvements in skeletal muscle strength and cardiac function induced by resveratrol during exercise training contribute to enhanced exercise performance in rats. The Journal of physiology590(11), 2783-2799. DOI: 10.1113/jphysiol.2012.230490

JIG.ES. (2015). El vino tiene efectos positivos para el sistema digestivo. La Ciencia del vino y la Salud. http://www.lacienciadelvino.com/index.php?accion=noticia&id=130

JIG.ES. (2016). El resveratrol y su papel como antioxidante. La Ciencia del vino y la Salud. http://www.lacienciadelvino.com/index.php?accion=noticia&id=133

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.