6 tipos de tés herbales que debes probar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio 5,00 de 5)
Cargando…

Los tés herbales han existido por siglos. La mayoría de ellos están hechos de frutas secas, flores, especias o hierbas.

Los verdaderos tés, incluidos el té verde y negro, se preparan a partir de las hojas de la planta Camellia sinensis. Debido a que estos tés de hierbas pueden venir en una amplia gama de sabores se convierten en una alternativa tentadora a las bebidas azucaradas y el agua.

Además de tener buen sabor, algunas infusiones tienen propiedades que promueven la salud. De hecho, se han utilizado como remedios naturales para una variedad de dolencias durante cientos de años. Por tal razón, la ciencia moderna ha comenzado a encontrar pruebas que apoyan algunos de sus usos tradicionales.

Descubre 6 infusiones de hierbas saludables que seguramente deseas probar para empezar a disfrutar de sus beneficios.

¿Trae beneficios a la salud los tés herbales?

6 infusiones ricas y saludables

1. Manzanilla

El té de manzanilla es muy conocido por sus efectos calmantes y se usa con frecuencia para conciliar el sueño.

Dos estudios han examinado los efectos del extracto de manzanilla en las personas con problemas de sueño. Un estudio consistió en evaluar a 80 mujeres postparto que experimentaron problemas para descansar. El resultado es que luego de beber té de manzanilla durante 2 semanas lograron mejorar la calidad del sueño y reducir los síntomas de depresión.

El otro estudio se aplicó en 34 pacientes con insomnio arrojando mejoras notables en el tiempo para conciliar el sueño, y en el desempeño durante las actividades diurnas tras tomar extracto de manzanilla dos veces al día.
También se cree que tiene efectos antibacterianos, antiinflamatorios y protectores del hígado y que puede reducir los síntomas del síndrome premenstrual.

Aunque se necesita más investigación para confirmar estos efectos, la evidencia preliminar sugiere que la manzanilla puede ofrecer una variedad de beneficios a la salud.

Beneficios del té de manzanilla

2. Hierbabuena

El té de menta es uno de los tés de hierbas más utilizados en el mundo. Es muy popular para apoyar la salud del tracto digestivo, pero según la ciencia también tiene propiedades antioxidantes, anticancerígenas, antibacterianas y antivirales.

La mayoría de estos efectos no se han estudiado en las personas, por lo que no se puede confirmar sus beneficios a la salud. Sin embargo, varios estudios señalan los efectos ventajosos de la hierbabuena en el tracto digestivo.

Por ejemplo, se ha demostrado que las preparaciones de aceite de menta, que a menudo incluyen otras hierbas, pueden aliviar la indigestión, las náuseas y el dolor de estómago. También se indica que es efectivo para relajar los espasmos en los intestinos, el esófago y el colon; así como para calmar los síntomas del síndrome del intestino irritable.

Beneficios de la infusión de hierbabuena para la salud

3. Jengibre

El té de jengibre es una bebida especiada y sabrosa que contiene una gran cantidad de antioxidantes saludables que evitan ciertas enfermedades. También ayuda a combatir la inflamación y estimula el sistema inmunológico, pero es más conocido por ser eficaz para las náuseas, especialmente las del embarazo. Aunque puede aliviar las causadas por los tratamientos del cáncer.

Además, la evidencia científica sugiere que el jengibre puede prevenir las úlceras estomacales y aliviar la indigestión o estreñimiento, y el dolor menstrual. De hecho, se ha encontrado que es tan efectivo como los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno para aliviar el dolor menstrual.

Las personas con diabetes también pueden beneficiarse, aunque la evidencia no es consistente. Específicamente se ha señalado que los suplementos de jengibre son capaces de controlar el azúcar y los niveles de lípidos en la sangre.

Beneficios de las infusiones de jengibre

4. Hibisco

Este té está elaborado de las coloridas flores de la planta de hibisco. Tiene un sabor refrescante, ácido y se puede disfrutar caliente o helado, ofreciendo también propiedades saludables. Por ejemplo, las infusiones de hibisco tiene propiedades antivirales, demostrando ser altamente buenos contra las cepas de la gripe.

Varios estudios han investigado cómo el hibisco también baja los niveles de lípidos en la sangre. Algunos dicen que es efectivo, aunque una gran revisión encontró que no hay efectos significativos. Sin embargo, señalan su acción positiva contra la presión arterial alta.

Además, otro estudio encontró que tomar té de hibisco durante 6 semanas disminuyó significativamente el estrés oxidativo en jugadores de fútbol masculino. Sin embargo, no se recomienda beber esta clase de té si estás tomando hidroclorotiazida, un medicamento diurético donde ambos pueden interactuar entre sí. También puede acortar los efectos de la aspirina, por lo que es mejor tomarlos con 3 a 4 horas de diferencia.

¿Cuáles son los mejores tés herbales para beber?

5. Salvia

El té de salvia es otra opción que puedes probar. Es conocido por sus propiedades medicinales, y la investigación científica ha comenzado a respaldar varias de sus ventajas para la salud, especialmente para el cerebro.

Algunos estudios en tubo de ensayo, en animales y en persona, han demostrado que la salvia trae ventajas en la función cognitiva, especialmente contra la enfermedad de Alzheimer. De hecho, dos estudios utilizaron aceite de salvia consiguiendo mejoras en la función cognitiva de aquellas personas que padecían de Alzheimer, aunque dichos estudios tenían sus limitaciones.

Los beneficios cognitivos de la salvia se observaron en adultos sanos también. Por ejemplo se mostró como mejora el estado de ánimo, la función mental y la memoria en adultos sin problemas de salud después de tomar varios tipos diferentes  de extracto de salvia.

Otras ventajas adicionales observadas son mejores niveles de lípidos en la sangre y protección contra el cáncer de colon, pero se necesitaría más evidencias científicas en humanos, ya que hasta ahora se han encontrado solo en animales.

6 opciones de tés herbales para probar

6. Rosa mosqueta

El té de rosa mosqueta está hecho de la fruta de la planta. Tiene un alto contenido de vitamina C y compuestos vegetales beneficiosos.

Los compuestos vegetales, además de ciertas grasas que se encuentran en la rosa mosqueta, producen propiedades antiinflamatorias. En este sentido, varios estudios han analizado la capacidad del polvo de rosa mosqueta para reducir la inflamación en personas con artritis reumatoide y osteoartritis. Muchos de estos dicen que es efectivo para reducir la inflamación y sus síntomas, incluido el dolor.

También pueden apoyar el control del peso. Una investigación de 12 semanas en 32 personas con sobrepeso descubrió que tomar extracto de rosa mosqueta producía una disminución de la grasa abdominal.

Por si todo esto fuera poco, los efectos antiinflamatorios y antioxidantes de la rosa mosqueta ayuda a combatir el envejecimiento de la piel. Por ejemplo, un estudio preliminar descubrió que tomar rosa mosqueta durante 8 semanas reducía la profundidad de las arrugas alrededor de los ojos, y mejoraba la humedad y elasticidad de la piel del rostro

Beneficios del té de rosa mosqueta

Referencia

  • Jones, T. 10 Healthy Herbal Teas You Should Try. Para Healthline [Revisado en noviembre de 2017]