Sopa de calabacín: una cena fácil y saludable

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

La sopa de calabacín es una gran alternativa para cuando las temperaturas empiecen a descender. Se trata de una opción sana, a precio asequible, pero sobre todo, deliciosa. Y es que los calabacines se han convertido, poco a poco, en uno de los vegetales preferidos de las cocinas; son versátiles y puedes encontrarlos en infinidad de recetas, como esta que te presentamos de la sopa.

Sopa de calabacín: ¿Por qué prepararla?

Los calabacines son ahora uno de los vegetales estrella dentro de las cocinas. Gracias a su versatilidad, estas verduras se adaptan fácilmente a cualquier tipo de receta que desees preparar. Así, podemos encontrar calabacines hasta sustituyendo a las emblemáticas hojas de lasaña o a manera de tallarines y espaguetis, por lo que, una sopa de calabacín, no va a ser la excepción para cuando las temperaturas comiencen a bajar.

Al calabacín, que se le llama también zucchini, no es más que una especie de calabaza con una textura suave y un sabor dulzón. Puedes encontrarse en color verde intenso, pero también en algunas tonalidades de amarillo. Crece en las zonas cálidas y, de hecho, pertenece a la misma familia que el pepino o la calabaza. Como dato curioso te contamos que las semillas de su interior son comestibles.

Los calabacines tienen múltiples beneficios para la salud cardiovascular

Beneficios del zucchini

Los calabacines no solo son deliciosos sino que aportan múltiples beneficios al organismo. Empezamos por decirte que son ideales si lo que quieres es bajar de peso, mantenerte en él o simplemente llevar una dieta más saludable. Y es que estos vegetales son muy bajos en calorías. Por otra parte, están llenos de agua, por lo que resultan muy saciantes, así no tendrás la tentación de seguir comiendo puesto que estarás satisfecha.

Otra de las propiedades de los calabacines es que tienen altos contenidos de fibra, por lo que si tienes problemas con el estreñimiento, te aconsejamos que incluyas esta verdura en tu dieta. Por si no te parece suficiente, en este vegetal encontrarás una gran cantidad de minerales como el calcio (para el cuidado de los huesos y los dientes); potasio, fósforo y sodio.

Son una gran fuente de ácidos grasos Omega-3 que aportan grandes beneficios para la salud cardiovascular, ayudar a prevenir distintos tipos de cáncer, enfermedades pulmonares, inflamatorias y de la piel. Para las mujeres embarazadas también se recomiendan, pues contribuyen al desarrollo de la función nerviosa y otras funciones orgánicas del embrión.

Dentro de la composición del calabacín, vemos que este vegetal cuenta con vitamina C, un poderoso antioxidante que ayuda a disminuir la presión arterial y proteger de la obstrucción arterial, disminuye los niveles de colesterol y el riesgo de padecer aterosclerosis. Encontramos que los calabacines son ricos en vitamina A, que es altamente recomendada para el cuidado de la piel y combatir los radicales libres causantes de enfermedades como el cáncer.

Por último, es destacable que el calabacín es rico en fitonutrientes, unas sustancias que reducen el agrandamiento de la próstata y que podría significar, en caso de ocurrir, problemas con la orina y la función sexual.

Receta de sopa de calabacín: una opción fácil y sana

La sopa de calabacín se prepara en cuestión de minutos, su elaboración es sencilla y los ingredientes muy económicos. Es una opción muy sana que no solo te gustará a ti sino que también se recomienda para los niños, en caso de haberlos en casa. El sabor es delicioso y puede servir de entrante o para una cena ligera cuando las temperaturas descienden. También cuentas con la opción de preparar una crema que sí puedes consumir en temporada estival, pues es posible comerla fría.

La sopa de calabacín está lista en minutos

Ingredientes

  • Dos calabacines
  • Una patata de tamaño mediano
  • Una cebolla
  • Dos huevos
  • Agua o caldo de pollo o de verduras, de preferencia bajo en sal
  • Tres cucharadas de acite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

Lo primero que tienes que hacer para preparar la sopa de calabacines es lavar los zucchini y cortarlos en trozos más o menos uniformes, para que la cocción ocurra a la vez. Es recomendable conservar la piel pues no solamente dará color a la sopa sino que aquí se concentran buena parte de las propiedades anteriormente descritas.

Toca turno a la cebolla, que deberás pelarla y cortarla en juliana. Una vez que la has cortado, colócala en la sartén (profunda) o en un pequeño cazo con un chorrito de aceite y procede a pocharla, añadiendo un poco de sal. Una vez que la cebolla esté blanda y un poco trasparente, añade los calabacines, así estos se impregnarán con el sabor de la cebolla. Mientras tienes estos dos ingredientes al fuego, se recomienda a un fuego medio alto, pela y corta las patatas y añádelas en la sartén o cazo, junto con los calabacines y la cebolla.

Después de un par de minutos, añade agua o caldo de pollo al recipiente de manera que el líquido cubra a todos los ingredientes. Déjalos a cocer durante 20-25 minutos, hasta que la patata esté suave y condimenta con sal y pimienta. Retira del fuego pasado este tiempo. Mientras esperas a que la sopa esté lista, prepara huevo cocido y córtalo en trocitos que deberás añadir sobre la sopa una vez que la sirvas.

Si deseas que te quede estilo crema, puedes pasarla por la batidora y triturar lo más fino posible.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario