4 beneficios emergentes de los suplementos de D-Ribosa

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

La D-ribosa es una molécula de azúcar de gran importancia. Dicha molécula es parte del ADN, el material genético que contiene información de todas las proteínas producidas en el cuerpo. Además, también forma parte de la fuente de energía primaria de las células, el trifosfato de adenosina (ATP).

Aunque el cuerpo humano produce de forma natural la ribosa, los expertos consideran que los suplementos de D-ribosa pueden ayudar a mejorar la salud o el rendimiento físico durante el ejercicio físico.

Descubre los beneficios que traen consigo la D-ribosa.

4 beneficios de los suplementos de D-Ribosa

1. Mejora las reservas de energía en las células moleculare

Un estudio hizo que los participantes completaran un programa de ejercicio intenso que consistía en 15 carreras de ciclismo completas dos veces al día durante una semana. Después del programa, los participantes tomaron aproximadamente 17 gramos de D-ribosa o un placebo tres veces al día durante tres días.

Los investigadores evaluaron los niveles de ATP en el músculo durante estos 3 días, luego realizaron una prueba de ejercicio que consistía en sprints de ciclismo. El estudio demostró que después de tres días de suplementación, el ATP se recuperó a niveles normales en el grupo D-ribosa, pero no en los que tomaron el placebo.

No obstante, en el estudio se destaca también que la razón de la recuperación mejorada de ATP con los suplementos de D-ribosa no está del todo clara. (Hellsten, Skadhauge y Bangsbo, 2004).

2. Ayuda a mejorar la función cardíaca

Las investigaciones arrojan resultados que sugiere que la D-ribosa ayuda mejorar la producción de energía en el músculo cardíaco, ya que es esencial para la producción de ATP. (Pauly y Pepine, 2000).

Un estudio encontró que 60 gramos por día de D-ribosa ayuda a mejorar la capacidad del corazón para tolerar un flujo sanguíneo bajo durante el ejercicio en personas con enfermedad coronaria. (Pliml et al., 1992). Otro estudio demostró que 15 g diarios de suplementos de D-ribosa ayudan a mejorar la función de algunas de las cámaras del corazón y la calidad de vida en las personas con la misma enfermedad. (Omran et al., 2003).

En conclusión, se puede decir que los estudios demuestran el potencial de la D-ribosa para mejorar la función cardiovascular en personas con enfermedades del corazón.

La D-Ribosa mejora las funciones cardíacas

3. Ayuda a mejorar síntomas de trastornos del dolor

Debido a la relación que existe entre algunos trastornos del dolor y problemas con el metabolismo energético, ciertos estudios se centran en si los suplementos de D-ribosa pueden reducir el dolor.

En un estudio realizado en 41 personas con fibromialgia o síndrome de fatiga crónica se informaron de mejoras en la intensidad subjetiva del dolor, el bienestar, la energía, la claridad mental y el sueño después de recibir 15 gramos de D-ribosa diariamente durante un periodo de 17 a 35 días. (Teitelbaum, Johnson y Cyr, 2006).

Otro estudio de caso informó beneficios similares para reducir el dolor de los suplementos de D-ribosa en una mujer con fibromialgia, pero la investigación en esta área sigue siendo limitada. (Pharm y Jorgenson, 2012). Por lo tanto, las investigaciones existente sobre los suplementos de D-ribosa en los trastornos del dolor son insuficientes para sacar conclusiones definitivas.

La D-Ribosa puede aliviar el dolor crónico

4. Beneficia el rendimiento físico

Debido a su importante papel en el ATP, la fuente de energía de las células, la D-ribosa se ha examinado como un complemento para mejorar el rendimiento a la hora de realizar ejercicio.

Las investigaciones realizadas respaldan los posibles beneficios de la D-ribosa en relación con el ejercicio y la producción de energía en pacientes con enfermedades específicas (Kerksick et al., 2018).

Varias investigaciones han demostrado algunos beneficios que ayudan a mejorar el rendimiento en personas sanas, pero solo en personas con bajos niveles de condición física. Por ejemplo, se ha observado una mayor potencia y un menor esfuerzo percibido durante el ejercicio cuando los participantes con niveles de aptitud física más bajos tomaron 10 g por día de D-ribosa en comparación con un placebo. (Seifer, Brumet y Cyr, 2017).

De este modo, los efectos de la D-ribosa que mejoran el rendimiento probablemente solo se observan en ciertos estados de enfermedad, o en personas con una baja condición física.

D ribosa 100% Natural de polvo 750 g rendimiento & Energía...
  • Aceleración de la construcción muscular, aumento de energía y...
  • Máxima biodisponibilidad sin añadidos digiere ligero como...
  • Más potencia en la vida diaria y el deporte – -> en el...
  • Fuerte verküzte las fases de descanso para un día exitoso
  • 44,7% de aumento de la energía y 30% el aumento de la calidad de...

Referencias

  • Hellsten, Y., Skadhauge, L. y Bangsbo, J. (2004). Effect of ribose supplementation on resynthesis of adenine nucleotides after intense intermittent training in humans. American Psysiological Society. doi:
    https://doi.org/10.1152/ajpregu.00286.2003
  • Kerksick, C., Wilborn, C., Roberts, M., Ryan, A., Kleiner, S., Jäger, R. y Collins, R. (2018). ISSN exercise & sports nutrition review update: research & recommendations. Journal of the International Society of Sports Nutrition. doi: https://doi.org/10.1186/s12970-018-0242-y
  • Omran, H., Illien, S., MacCarter, D., Cyr, J. y Lüderitz, B. (2003). D‐Ribose improves diastolic function and quality of life in congestive heart failure patients: a prospective feasibility study. European Journal of Heart Failure. doi: https://doi.org/10.1016/S1388-9842(03)00060-6
  • Pauly, D. y Pepine, C. (2000). D-Ribose as a Supplement for Cardiac Energy Metabolism. Journal of Cardiovascular Pharmacology and Therapeutics. doi: https://doi.org/10.1054/JCPT.2000.18011
  • Pharm, B. y Jorgenson, J. (2012). Benefit of Ribose in a Patient with Fibromyalgia. American College of Clinical Pharmacy. doi:
    https://doi.org/10.1592/phco.24.16.1646.50957
  • Pliml, W., Von Arnim, T., Stablein, A., Erdmann, E., Zimmer, H. y Hofmann, H. (2000). Effects of ribose on exercise-induced ischaemia in stable coronary artery disease. The Lancet. doi:
    https://doi.org/10.1016/0140-6736(92)91709-H
  • Seifert, J., Brumet, A. y Cyr, J. (2017). The influence of D-ribose ingestion and fitness level on performance and recovery.
    Journal of the International Society of Sports Nutrition. doi:
    https://doi.org/10.1186/s12970-017-0205-8
  • Teitelbaum, J., Johnson, C. y Cyr, J. (2006). The Use of D-Ribose in Chronic Fatigue Syndrome and Fibromyalgia: A Pilot Study.
    The Journal of Alternative and Complementary Medicine. doi:
    https://doi.org/10.1089/acm.2006.12.857
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.