¿Cuándo es posible sufrir una sobredosis de vitaminas?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El organismo no es capaz de producir muchas de las vitaminas esenciales, por lo que deben obtenerse de los alimentos. Sin embargo, cuando esto no es posible, son muchas las personas que utilizan los suplementos multivitamínicos como herramienta.

Es fácil encontrar información de cómo ciertas vitaminas pueden beneficiar tu salud, pero automedicarte puede causar que consumas más de lo recomendado. Y a pesar de que se piense lo contrario, las vitaminas pueden ser peligrosas si se toman en exceso.

Ten presente que aunque todos necesitan tomar vitaminas, las cantidades varían en función de la edad, el sexo y otras situaciones específicas, así como el estilo de vida o los hábitos como fumar o beber, que hacen que las dosis se incrementen.

Descubre cuándo es posible tener una sobredosis de vitaminas.

Efectos de una excesiva ingesta de vitaminas

¿Vitaminas solubles en agua o en grasa?

Es un hecho que todas las personas necesitan tomar las 13 vitaminas esenciales. Estas se dividen en solubles en agua y solubles en grasa.

Vitaminas solubles en agua

Las vitaminas solubles en agua son aquellas que el cuerpo puede expulsar fácilmente, pero es difícil que se almacenen en los tejidos. Existen más vitaminas solubles en agua que solubles en grasa, estas incluyen la vitamina C y 8 vitaminas del complejo B:

  • Vitamina B1 (tiamina)
  • Vitamina B2 (riboflavina)
  • Vitamina B3 (niacina)
  • Vitamina B5 (ácido pantoténico)
  • Vitamina B6 (piridoxina)
  • Vitamina B7 (biotina)
  • Vitamina B9 (folato)
  • Vitamina B12 (cobalamina)

Ahora bien, dado que este tipo de vitaminas no se almacenan en los tejidos y son excretadas por la orina, las probabilidades de sufrir una sobredosis cuando se toman dosis altas es menor. Sin embargo, tomar una megadosis de algunas vitaminas hidrosolubles puede generar efectos secundarios peligrosos. Por ejemplo, tomar vitamina B6 en dosis muy altas, puede provocar un daño nervioso que puede ser irreversible con el tiempo. Así mismo, ingerir grandes cantidades de vitamina B3 (más de 2 g al día), puede causar problemas hepáticos (Leung, Quezada, Chen, Kanel y Kaplowitz, 2018).

¿Vitaminas solubles en agua o solubles en grasa?

Vitaminas solubles en grasa

A diferencia de las anteriores, las vitaminas solubles en grasa se almacenan fácilmente en los tejidos del cuerpo. Son cuatro tipos:

  • Vitamina A
  • Vitamina D
  • Vitamina E
  • Vitamina K

Por su rapidez para acumularse en el cuerpo, las vitaminas liposolubles son más propensas a causar toxicidad. Aunque no es frecuente tomar dosis altas de vitaminas A, D o E, hacerlo puede tener muchos efectos secundarios (Hamishehkar, Ranjdoost, Asgharian, Mahmoodpoor y Sanaie, 2016). Por contra, ingerir grandes cantidades de vitamina K no sintética parece ser inofensivo, por lo que no se han establecido sus niveles máximos de ingesta.

Las vitaminas liposolubles son más propensas a causar toxicidad

Riesgos de tomar dosis altas de vitaminas

Las vitaminas adquiridas de forma natural causan pocos daños incluso, cuando se consumen en grandes cantidades. No podemos decir lo mismo de los suplementos multivitamínicos, ya que es muy fácil tomar demasiado y que esto tenga efectos negativos para la salud.

Efectos secundarios de tomar demasiadas vitaminas solubles al agua

Aunque ingerir vitaminas hidrosolubles en grandes cantidades puede tener efectos secundarios, algunas de estas no tienen niveles de toxicidad observables, como es el caso de la vitamina B1 (tiamina), vitamina B2 (riboflavina), vitamina B5 (ácido pantoténico), vitamina B7 (biotina) y vitamina B12 (cobalamina). No obstante, esto no impide que puedan interactuar con otros medicamentos y alterar los resultados de un análisis de sangre.

En el caso de la vitaminas hidrosolubles con un nivel máximo de ingesta establecido, estos son sus posibles efectos secundarios al tomar grandes cantidades:

  • Vitamina C. Una dosis alta de esta vitamina puede causar problemas gastrointestinales como diarrea, calambres, náuseas y vómitos. Así mismo, se pueden experimentar migrañas si se ingieren 6 g al día.
  • Vitamina B3 (niacina). Ingerir de 1 a 3 g de vitamina B3 en forma de ácido nicotínico, genera presión arterial alta, dolor abdominal, problemas de visión y daño hepático.
  • Vitamina B6 (piridoxina). A largo plazo consumir de 1 a 6 g diarios de vitamina B6, puede provocar síntomas severos de trastornos neurológicos, lesiones cutáneas, sensibilidad a la luz, náuseas y acidez estomacal.
  • Vitamina B9 (folato). Tomar mucho ácido fólico puede perjudicar la función mental, así como afectar negativamente al sistema inmunitario.

Ten en cuenta que estos efectos secundarios pueden empeorar o ser muchos más agresivos en personas con problemas de salud. Por ejemplo, si eres paciente de hemocromatosis, ingerir grandes cantidades de vitamina C puede causar daños en tejidos y anormalidades cardíacas fatales (Aronow, 2018).

Posibles riesgos de tomar dosis altas de vitaminas

Efectos secundarios de consumir cantidades altas de vitaminas liposolubles

Dada su facilidad para almacenarse en el cuerpo, las vitaminas solubles en grasa causan mayores daños cuando se ingieren dosis altas por largos periodos de tiempo. Y aunque la vitamina K tiene un bajo nivel de toxicidad, las vitaminas A, D y E tienen muchos efectos secundarios en grandes cantidades:

  • Vitamina A. Aunque la toxicidad de esta vitamina también se puede alcanzar a través de los alimentos, está asociada principalmente a los suplementos. Algunos de sus efectos son náuseas, aumento de la presión intracraneal, coma e incluso la muerte.
  • Vitamina D. La toxicidad por ingerir dosis altas de esta vitamina provoca pérdida de peso, pérdida de apetito y latidos cardíacos irregulares. Del mismo modo, eleva los niveles de calcio en la sangre, lo que causa daños en los órganos.
  • Vitamina E. Las dosis altas de vitamina E perjudican la coagulación de la sangre y provocan hemorragias y derrames cerebrales hemorrágicos.

A pesar de su poca toxicidad, la vitamina K puede interactuar con medicamentos como la warfarina y los antibióticos, por lo que su consumo también debe estar bajo observación.

Efectos secundarios de consumir cantidades altas de vitaminas liposolubles

¿Tomar demasiadas vitaminas puede ser mortal?

A pesar de que morir por una sobredosis de vitaminas es extremadamente raro, se han registrado casos de muerte vinculados a la toxicidad de estos nutrientes.

Por ejemplo, la hipervitaminosis A, causada por ingerir más de 200 mg de vitamina A o por tomar más de 10 veces la ingesta recomendada, provoca complicaciones graves como; aumento de la presión del líquido cefalorraquídeo, coma y daño orgánico potencialmente mortal (Hammoud, El Haddad y Abdallah, 2014). Así mismo, tomar una megadosis de vitamina D (más de 50000 UI diarias) durante un periodo prolongado, puede generar niveles altos de calcio en la sangre (hipercalcemia), lo que conduce a la muerte (Koul et al., 2011).

Una sobredosis de vitaminas también puede tener otros efectos secundarios potencialmente fatales, como es el caso del daño hepático. Se ha demostrado que ingerir 5 g de vitamina B3 por un tiempo prolongado, causa acidosis metabólica e insuficiencia hepática (Fayyaz, Rehman y Upreti, 2018).

Ten presente que aunque estos efectos son causados por una ingesta excesiva de vitaminas, se debe tener mucha precaución al momento de consumir cualquier tipo de suplemento.

¿Tomar demasiadas vitaminas puede ser mortal?

¿Cómo tomar vitaminas de forma segura?

La mejor forma de conseguir los nutrientes que tu cuerpo necesita es a través de una dieta balanceada. Si por alguna razón necesitas complementar con multivitamínicos, lo mejor es visitar a un especialista. Este te indicará cuál es la cantidad y el tipo de vitaminas que debes ingerir de acuerdo a la edad, el sexo, la dieta, los trastornos genéticos e incluso, las afecciones médicas.

En definitiva, las vitaminas son seguras siempre que se usen de forma responsable y teniendo en cuenta los factores anteriores.

¿Cómo tomar vitaminas de forma segura?

Referencias

  • Aronow W. S. (2018). Management of cardiac hemochromatosis. Archives of medical science: AMS. doi: 10.5114/aoms.2017.68729
  • Fayyaz, B., Rehman, H. J. y Upreti, S. (2018). Beating the urine drug test – a case report on niacin toxicity. Journal of community hospital internal medicine perspectives. doi: 10.1080/20009666.2018.1438726
  • Hamishehkar, H., Ranjdoost, F., Asgharian, P., Mahmoodpoor, A. y Sanaie, S. (2016). Vitamins, Are They Safe?. Advanced pharmaceutical bulletin. doi: 10.15171/apb.2016.061
  • Hammoud, D., El Haddad, B. y Abdallah, J. (2014). Hypercalcaemia secondary to hypervitaminosis a in a patient with chronic renal failure. The West Indian medical journal. doi: 10.7727/wimj.2011.171
  • Koul, P. A., Ahmad, S. H., Ahmad, F., Jan, R. A., Shah, S. U. y Khan, U. H. (2011). Vitamin d toxicity in adults: a case series from an area with endemic hypovitaminosis d. Oman medical journal. doi: 10.5001/omj.2011.49
  • Leung, K., Quezada, M., Chen, Z., Kanel, G. y Kaplowitz, N. (2018). Niacin-Induced Anicteric Microvesicular Steatotic Acute Liver Failure. Hepatology communications. doi: 10.1002/hep4.1253
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.