Buscar
Close this search box.

Efecto de las proteínas en el entrenamiento de fuerza

Únete a nuestra newsletter de marketing

Contenido del artículo

Cuando una persona apuesta por el deporte buscando unos objetivos, siempre es importante que cuide su alimentación. La razón es que cada sustancia provoca en el organismo una reacción u otra, y, por ello, es necesario conocer qué se necesita en cada momento para lograr una meta determinada. El entrenamiento de fuerza, por ejemplo, necesita una dieta específica en la que no pueden faltar algunas sustancias, como las proteínas. ¿Qué efectos tienen estas últimas en el cuerpo? ¿Merece la pena apostar por ellas en este tipo de circunstancias? Analicemos en qué consiste este producto con el fin de llegar a una conclusión objetiva.

¿Son aconsejables las proteínas para el entrenamiento de fuerza?

A día de hoy es muy común que una persona que opta por el entrenamiento de fuerza tome proteínas. Lo habitual es relacionar este producto con una gran musculación. Sin embargo, son pocos los que conocen la relación entre esta sustancia y el deporte. ¿Cualquier persona que tome proteínas puede conseguir un cuerpo de infarto si levanta peso? ¿De verdad son tan necesarias para poder lograr una imagen concreta? Amix es una marca reconocida en este ámbito y, por ello, quizás debas saber qué efectos hacen las proteínas en el cuerpo para que te cerciores de si debes tomarlas o no. Además de en este estudio, que explica el proceso del que hablamos, puedes informarte de las ideas principales que se han demostrado respecto a este tema a continuación. Sabrás lo que te conviene enseguida.

entrenamiento de fuerza

¿Cuáles son los efectos de las proteínas en el entrenamiento de fuerza?

Son muchos los efectos que provocan las proteínas en el organismo. Es cierto que siempre se relacionan con una mayor masa muscular, pero ¿Cuáles son los motivos de esta reacción? ¿Por qué otras sustancias no producen el mismo efecto? Te lo explicamos.

  • Cuando una persona hace ejercicio, este provoca que las tasas de síntesis de proteína muscular aumenten. De este modo, el tejido muscular esquelético tiene la oportunidad de adaptarse a distintos tipos de entrenamiento.
  • En el momento en el que un deportista consume proteína una vez acabado el entrenamiento, las proteínas musculares se incrementan por la promoción de mayores tasas de síntesis respecto a esta sustancia. Además, todo este proceso tiene lugar durante un largo tiempo. Por ello, el cuerpo reacciona aún más ante todo lo anterior.
  • Por otro lado, si un usuario decide incluir en su dieta una mayor cantidad de proteínas cuando está haciendo ejercicio constante, la síntesis de proteínas musculares esqueléticas se ve estimulada durante los ejercicios tanto de fuerza como de resistencia. Por este motivo, es posible que el músculo esquelético se adapte mejor al ejercicio. De este modo, la eficiencia del deporte que se ha ejecutado es mayor.

¿Cuánta proteína se debe tomar cuando se realiza ejercicio?

A la hora de aumentar el consumo de proteína cuando se realiza entrenamiento de fuerza hay que tener claro que no se puede tomar una cantidad al azar. En este aspecto, siempre hay que hacer un análisis de lo que necesita el organismo para no quedarse por debajo ni superar la cifra indicada. Ahora, también hay que tener claro que cada persona es un mundo y la cantidad que tiene que tomar dependerá, por ejemplo, de su alimentación, de su peso, de su altura y del esfuerzo que realice a la hora de hacer deporte.

Ahora, la cifra por la que se apuesta en términos generales es de 1,6 gramos al día para aquellas personas que se muestran activas de manera constante y quieren ver resultados tras el ejercicio de una forma notable. En estos casos, siempre es mejor ser precavido y hacer caso a los expertos. De esta forma, estamos seguros de que conseguirás lo que te propongas.

Únete a nuestra newsletter de marketing

Deja un comentario

Suscríbete y aprende TODO sobre Marketing Digital