Los nuevos probióticos que pueden mejorar tu salud cerebral

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Muchos microorganismos diferentes viven naturalmente dentro y fuera de nuestros cuerpos, como los probióticos, microorganismos vivos que tienen la intención de tener un buen impacto en la salud de las personas. 

En realidad, los microorganismos en nuestro cuerpo superan en número a las células humanas en 10 a 1, y aunque suene extraño, estos pequeños organismos no son necesariamente malos para la salud humana y no deben considerarse “gérmenes desagradables”. Es decir que, su relación con nuestros organismos es de beneficio mutuo: les damos alojamiento y alimento y estos seres microscópicos realizan un sinfín de tareas beneficiosas para nuestra salud.

Descubre si los probióticos pueden mejorar tu salud cerebral.

Los probióticos pueden mejorar la salud cerebral

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos suelen ser bacterias de los géneros Lactobacillus y Bifidobacterium, y pueden tomarse en cápsulas o sobres (de venta en farmacias) o ir incluidos en determinados alimentos que se encuentran en los supermercados, como el yogurt.

Se cree que los probióticos mejoran la salud digestiva, y a menudo se usan para tratar la diarrea o la hinchazón. De hecho, algunos estudios sugieren que los probióticos pueden beneficiar a las personas con ciertas afecciones médicas, incluido el síndrome del intestino irritable (SII), eccema, dermatitis, niveles altos de colesterol y enfermedad hepática (Doege et al., 2012).

Sin embargo, todavía no se ha llegado al punto de crear medicamentos vivos específicos para cada trastorno. Los estudios indican que cada persona tiene una composición de la microbiota única, como la huella digital, los rasgos de la cara o la dotación genética.

En 2013 Ted Dinan, catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Cork (Irlanda), introdujo un nuevo concepto: los psicobióticos. «Son bacterias que cuando se ingieren en cantidades adecuadas mejoran la salud mental». No obstante, el principal problema de esta nueva expresión es que se apoya en estudios realizados in vitro y en animales, por lo que los científicos muestran cautela a la hora de valorar cualquier resultado que pueda parecer prometedor.

Probablemente el tratamiento con psicobióticos del futuro será individualizado después de analizar la alteración concreta.

¿Hay probióticos para la salud mental?

Relación del cerebro con el intestino

La comunicación entre los microbios intestinales y el cerebro es bidireccional y se cree que ocurre a través de varias vías, según Kirsten Tillisch, profesora de medicina en el Centro Oppenheimer de Neurobiología del Estrés y Resiliencia en la UCLA. Una de estas vías es el nervio vago, que a menudo se conoce como una «supercarretera de comunicación» entre el intestino y el cerebro

A su vez que el cerebro y el intestino también se comunican a través de los microbios intestinales, los cuales producen moléculas que transportan información al cerebro (Quin et al., 2010).

Los microbios intestinales se comunican con el cerebro al actuar sobre el sistema inmune, ya sea directa o indirectamente (como cuando los microbios intestinales alteran los niveles circulantes de citocinas pro y antiinflamatorias que a su vez alteran la función cerebral). Finalmente, dice Tillisch, los microbios pueden influir en la permeabilidad del intestino, alterando el flujo de metabolitos hacia la circulación periférica y, por lo tanto, hacia el cerebro.

De esta forma, dado que el intestino y el cerebro están conectados, y las bacterias intestinales producen sustancias que pueden influir en el cerebro, los psicobióticos pueden beneficiar el cerebro y la salud mental. Además, las bacterias intestinales también pueden influir en el cerebro y el sistema nervioso central al controlar la inflamación y la producción de hormonas (Rea, Dinan y Cryan, 2015; Holzer y Farzi, 2015).

Los psicobióticos pueden mejorar la salud cerebral

¿Los psicobióticos promueven la salud mental?

Gran parte de la investigación sobre los psicobióticos (un tipo de probiótico) se ha centrado en cómo estos influyen en la ansiedad y la depresión. Hasta ahora.

«La evidencia en general demuestra que los probióticos pueden tener un beneficio positivo en el estado de ánimo».

Jane Foster, profesora asociada en el departamento de psiquiatría y neurociencias conductuales de la Universidad McMaster en Hamilton, Ontario, Canadá

De hecho, algunas bacterias intestinales de los géneros Lactobacillus Bifidobacterium segregan o modulan sustancias neurotransmisoras como GABA, acetilcolina o serotonina, implicadas en la regulación de muchos procesos fisiológicos y neurológicos cuya disfunción se relaciona con ansiedad o depresión. Diferentes estudios, de hecho, han examinado cómo los probióticos atacan los síntomas depresivos (Mohammadi et al., 2015).

Los probióticos pueden mejorar la salud mental

¿Influyen los psicobióticos en el estado de ánimo?

La gran pregunta es cómo llegan los psicobióticos a tener efectos sobre la psique. Una posibilidad que barajan los científicos es que los microorganismos actúen directamente sobre el sistema nervioso entérico –encargado de controlar el aparato digestivo– que, a su vez, se comunica con el cerebro. Otra opción es que regulen el sistema inmunitario intestinal, el cual modula el sistema nervioso central.

Sea lo que determine la influencia de los psicobióticos sobre la mente, el hecho es que algunos probióticos pueden mejorar el estado de ánimo.

Un estudio dio a las personas una mezcla de probióticos que contenía ocho cepas diferentes de Lactobacillus y Bifidobacteria todos los días durante 4 semanas, y se redujeron los pensamientos negativos de los participantes asociados con un estado de ánimo triste (Steenbergen et al., 2015).

Asimismo, otro estudio informó que consumir una bebida láctea que contiene un probiótico llamado Lactobacillus casei durante 3 semanas mejoró el estado de ánimo en las personas que tenían el estado de ánimo más bajo antes del tratamiento (Benton, Williams, y Brown, 2007).

Finalmente, un estudio intrigante encontró que tomar una mezcla de BifidobacteriasStreptococcusLactobacillus y Lactococcus afectaba las regiones del cerebro que controlan las emociones y las sensaciones. En este estudio, las mujeres sanas tomaron la mezcla dos veces al día durante 4 semanas (Tillisch et al., 2013).

Te dejamos las mejores ofertas de suplementos de psicobióticos

Zeus Psicobiotic - 30 Cápsulas
  • Producto de alta calidad
  • Los productos que siempre has buscado y no habías encontrado
  • Contiene 90 unidades
Zeus Psicobiotic 90Cap Zeus 200 g
  • Psicobiotic 90cap zeus
  • Los mejores productos para que te sientas bien contigo mismo.
  • Sentirse bien nunca había sido tan fácil.

¿Es necesario tomar probióticos?

Si es necesario, tomar suplementos probióticos puede ayudarte a aumentar las especies bacterianas beneficiosas en tus intestinos. En general, tomar probióticos es seguro y causa pocos efectos secundarios.

Cambiar la dieta puede tener efectos casi inmediatos que se aprecian en pocas semanas. Es importante evitar las grasas saturadas y los alimentos ricos en azúcar, ya que estos afectan la microbiota. En su lugar es conveniente incluir alimentos integrales, frutas y verduras. Los alimentos fermentados como el kéfir y el chucrut, así como los alimentos encurtidos como los pepinillos, el miso y el tempeh. El té Kombucha también debería estar incluido.

Si te decides por la suplementación de probióticos, elige uno que tenga varias cepas (cuantas más mejor) y con un número elevado de bacterias probióticas, para una mayor efectividad. Mil millones de bacterias es el número mínimo; por debajo de esta cifra, el efecto es prácticamente nulo, aunque diez mil millones es lo aconsejable.

También puedes acudir a un especialista en psiconeuroinmunología, el cual solicitará un estudio de tu microbiota para determinar qué probióticos son los más adecuados para ti.

Importancia de los probióticos en el organismo

Referencias

  • Benton, D., Williams, C y Brown, A. (2007). Impact of consuming a milk drink containing a probiotic on mood and cognition. European Journal of Clinic Nutrition. doi: 10.1038/sj.ejcn.1602546
  • Doege, K., Grajecki, D., Zyriax, B. C., Detinkina, E., Zu Eulenburg, C. y Buhling, K. J. (2012). Impact of maternal supplementation with probiotics during pregnancy on atopic eczema in childhood–a meta-analysis. The British Journal of Nutrition. doi: 10.1017/S0007114511003400
  • Holzer, P. y Farzi, A. (2015). Neuropeptides and the Microbiota-Gut-Brain Axis. Microbial Endocrinology. doi: 10.1007/978-1-4939-0897-4_9
  • Mohammadi, A., Jazayeri, S., Khosravi-Darani, K., Solati, Z., Mohammadpour, N., Asemi, Z., Adab, Z… y Eghtesadi, S. (2015). The effects of probiotics on mental health and hypothalamic–pituitary–adrenal axis: A randomized, double-blind, placebo-controlled trial in petrochemical workers. Journal of Nutritional Neuroscience. doi: 10.1179/1476830515Y.0000000023
  • Rea, K., Dinan, T. y Cryan, J. (2015). The microbiome: A key regulator of stress and neuroinflammation. Neurobiology of Stress. doi: 10.1016/j.ynstr.2016.03.001
  • Steenbergen, L., Sellaro, R., van Hemert, S., Bosch, J. A., Colzato, L. S. (2015). A randomized controlled trial to test the effect of multispecies probiotics on cognitive reactivity to sad mood. Brain, Behavior and immunity. doi: 10.1016/j.bbi.2015.04.003
  • Tillisch, K., Labus, J., Kilpatrick, L., Jiang, Z., Stains, J., Ebrat, B., Guyonnet, D… y Mayer, E. A. (2013). Consumption of fermented milk product with probiotic modulates brain activity. Gastroenterology. doi: 10.1053/j.gastro.2013.02.043
  • Qin, J., Li, R., Raes, J., Arumugam, M., Burgdorf, K., Manichanh, C., Nielsen, T., Pons, N… y Wang, J. (2010). A human gut microbial gene catalogue established by metagenomic sequencing. Nature. doi: 10.1038/nature08821
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.