Desmontamos los 6 principales mitos de los suplementos de proteína vegetales

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

La proteína de origen vegetal es uno de esos productos de los que, con bases o no, todos tenemos distintas opiniones. Mientras que algunos la defienden o refutan con conocimiento, basados en sus metas personales, otros se dejan guiar por lo que escuchan de pasada, sin siquiera darle una oportunidad.

Uno de los argumentos en contra más comunes de la proteína vegetal es que es alta en carbohidratos; otros dicen que simplemente no se obtienen los mismos beneficios que cuando se toma proteína de origen animal; hay otros pocos que dicen que es simplemente una pérdida de dinero y de tiempo cuando lo que se busca es construir músculo.

Estas opiniones (que, en el fondo, solo son eso, opiniones) se dicen tanto que llegamos a creerlas sin meditarlas mucho, pero: ¿qué tan ciertas son realmente?

¿Son efectivos los suplementos de origen vegetal?

Los 6 principales mitos de la proteína vegetal

1. La proteína de origen vegetal es alta en carbohidratos

La personas que opinan esto argumentan su rechazo diciendo que la mayoría de vegetales son fuentes de carbohidratos, lo que las hace a la vez fuentes de calorías. Así pues, si consideramos que la razón principal de que muchos quieran consumir proteína es recibir energía sin la ingesta excesiva de calorías, es comprensible que muchos preferirán prescindir de este tipo de suplementos.

Todo esto suena muy lógico en la forma, pero los hechos de fondo no lo respaldan: en realidad, cuando la proteína vegetal es procesada en forma de suplemento, el proceso al que es sometido elimina casi todos los carbohidratos que contiene, mejorando incluso el perfil de aminoácido sdel producto.

En el mismo proceso de confección, la proteína de origen vegetal suele recibir además un extra de nutrientes para complementar, lo cual la hace una opción segura, nutritiva y diversa.

Suplementos de origen vegetal

2. No se obtiene la cantidad de proteína diaria suficiente con productos de fuente vegetal

Muchas personas consideran que no existe un punto límite o una ingesta diaria de proteína recomendada, y en su lugar piensan que más es siempre mejor. Esto ya es incorrecto desde el inicio, pues el cuerpo en realidad necesita una distribución más o menos uniforme de sus nutrientes a lo largo de la jornada.

Por otra parte, quienes sostienen esto también ignoran que, si bien un filete de res puede aportar más proteína que un grano de judía, al realizar un suplemento los fabricantes cuidan agregar dosis suficientes de los productos fuentes para que aporten al final una buena cantidad de proteína por ración.

Normalmente cada suplemento de proteína de origen vegetal aporta 20 g de proteína por batido. La cifra puede variar de acuerdo con cada fabricante, peor no por la naturaleza misma del producto.

Suplementos de proteína vegetal

3. No hay vegetales que sean fuentes completas de proteína

Desde niños se nos ha dicho que las plantas no son alimentos completos, especialmente cuando de proteína se trata, pero habría qué preguntar: ¿no son completos de acuerdo con qué criterio?

Es cierto que muchos vegetales carecen de ciertos tipos de aminoácidos pero esto no las hace deficientes en comparación con la proteína animal, ni que todas las plantas carezcan de los mismos aminoácidos, o que no se puedan combinar.

Al combinar distintos tipos de vegetales en la preparación del suplemento, los fabricantes se aseguran de que están proporcionando un producto cargado con los aminoácidos esenciales que te ayuden a cumplir con tus objetivos.

¿De donde se obtiene la proteína de origen vegetal?

4. La proteína vegetal no desarrolla músculo

En algún momento, alguien decidió que las carnes eran más efectivas que las plantas en cuanto a proveernos de proteína se refiere. La idea general de quienes afirman esto,es que solo la carne tiene el poder de construir más carne y músculo.

La verdad es que no es la carne o el vegetal en sí mismo quienes ayudan a desarrollar el músculo, sino los aminoácidos que contienen. Y, como hemos visto ya, los suplementos vegetales también procuran integrar todos los aminoácidos necesarios.

Una vez más, se trata más de un prejuicio que de algo realmente fundamentado.

Efectividad de los suplementos de origen vegetal

 

5. Es necesario combinar distintos alimentos para aprovechar la proteína

Muchos atletas insisten en que es necesario unir la proteína con otras fuentes de alimentos complementarias, para activar el mecanismo de síntesis de la proteína que les ayuda a recuperarse después de un entrenamiento intenso.

No sabemos quién habrá puesto esta idea en la mente de tantas personas, pero la verdad es que si bien es bueno tener una alimentación balanceada, la proteína no necesita de mayores complementos para «activarse».

El cuerpo nunca actúa de manera inmediata al procesar los alimentos: éstos se van procesando a lo largo del día, y poco le importa a tu cuerpo si los aminoácidos de la proteína vienen o no acompañados de algo más; él simplemente los absorberá a su manera.

La mejor proteína de origen vegetal

6. La proteína de fuente vegetal es de baja calidad

Este punto es un poco la síntesis de todos los anteriores: muchas personas acaban pensando que la proteína vegetal es de baja calidad, más apta para alguien que practique running o haga yoga, y no para alguien que necesite estímulo y recuperación «más completos», como sería el caso de alguien que levante pesas.

Pues bien, el último recordatorio para quienes creen esto, es que el cuerpo no distingue en lo que de aminoácidos se refiere: su efectividad y su uso es igual, sin importar el origen del suplemento, y dependerá de ti mismo, de tu alimentación general, de tus períodos de sueño y demás factores, el que cada suplemento que consumas sea efectivo o no.

Proteínas vegetales para construir músculo

Referencia

  • Debunking the Top Myth About Plant-Based Protein. Para Breaking Muscle. [Revisado en enero de 2017]
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario