¿es la vitamina d dañina si no se le añade vitamina k?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio 5,00 de 5)
Cargando…

Las vitaminas D y K generalmente se consigue con abundancia en alimentos altos en grasa. Por ejemplo, es abundante en pescados grasos y aceite de pescado, pero también es producida por la piel cuando se expone a la luz solar.

La función principal de la vitamina D es promover la absorción de calcio y mantener niveles adecuados del mismo en la sangre. Por contra, una deficiencia de éstas puede causar la pérdida ósea.

Por su parte, la vitamina K se encuentra en verduras de hojas verdes y legumbres, así como en algunos alimentos de origen animal, tales como yema de huevo, hígado y queso. Es necesaria para la coagulación de la sangre y promueve la acumulación de calcio en huesos y dientes.

Por lo tanto, obtener cantidades adecuadas de vitamina D y K es esencial para la salud. Sin embargo, algunas fuentes afirman que la suplementación con vitamina D es perjudicial si presenta bajo contenido de vitamina K.

Descubre que dice la ciencia sobre esta afirmación.

Efectos de la vitamina D sin la vitamina K

Aspectos a saber sobre las vitaminas D y K

1. ¿Por qué es importante consumir juntas las vitaminas D y K?

Ambas vitaminas son vitales para el metabolismo del calcio. El papel que desempeña cada una consiste en lo siguiente:

1.1 Vitamina D

Una de las principales funciones de la vitamina D es mantener los niveles adecuados de calcio en la sangre; y hay dos formas en que puede lograrlo:

  • Mediante los alimentos que se consume.
  • Al tomar el calcio de los huesos cuando no se consume suficiente del mismo; de esta forma la vitamina D mantiene sus niveles en sangre al adquirirlo de los huesos.

A pesar de que el calcio es mejor conocido por su papel en la salud de los huesos, mantener sus niveles en la sangre es muy importante debido a que tiene muchas otras funciones vitales en el cuerpo.

La Vitamina D y su relación con la vitamina K

1.2 Vitamina K

A pesar del importante desempeño de la vitamina D, esta no regula totalmente el calcio en el cuerpo. De aquí la necesaria participación de la vitamina K. Esta vitamina regula el calcio en tu cuerpo de 2 formas:

  • Promoviendo la calcificación de los huesos; específicamente al activar la osteocalcina, una proteína que promueve la acumulación de calcio en huesos y dientes.
  • Reduciendo la calcificación de los tejidos blandos. La vitamina K activa una proteína que impide que el calcio se acumule en los tejidos blandos, como los riñones y los vasos sanguíneos. No obstante, al parecer la calcificación de los vasos sanguíneos está relacionado al desarrollo de enfermedades crónicas, como las relacionadas con el corazón y el riñón. No obstante, sobre la veracidad de estos hechos todavía hay estudios en proceso.

Enfermedades relacionadas con la deficiencia de vitamina D

2. ¿La vitamina D es nociva sin la vitamina K?

Algunas personas les preocupa que un alto consumo de vitamina D y bajo de vitamina K puede ocasionar la calcificación de los vasos sanguíneos y enfermedades del corazón.

En este sentido, algunas evidencias científicas establecen lo siguiente:

  1. La vitamina D provoca hipercalcemia: uno de los síntomas por niveles de vitamina D extremadamente altos, que resulta en niveles muy altos de calcio en la sangre.
  2. La hipercalcemia conduce a la calcificación de los vasos sanguíneos. Los niveles de calcio y fósforo se vuelven tan altos que el fosfato de calcio comienza a acumularse en los vasos sanguíneos.
  3. La calcificación de vasos sanguíneos se asocia con las enfermedades del corazón.

En este sentido, los estudios dicen que la deficiencia de vitamina K está asociada con la calcificación de vasos sanguíneos. Además un estudio en ratas demostró que suplementos de vitamina K en altas dosis en animales impidieron la calcificación. Por su parte, otro estudio en seres humanos mostró que la suplementación con 500 mcg de vitamina K1 todos los días durante 3 años redujo este efecto en un 6%.

En pocas palabras, un consumo excesivo de vitamina D puede causar la calcificación de los vasos sanguíneos, mientras que la vitamina K puede ayudar a evitar que esto suceda. No obstante, hasta este momento no hay evidencia que demuestre que cantidades moderadas de vitamina D son perjudiciales sin una ingesta adecuada de vitamina K.

Efectos y deterioro por vitamina D y K

 

3. ¿Cómo se presenta la vitamina K ?

La vitamina K se presenta de muchas formas diferentes, tradicionalmente divididas en dos grupos:

  • Vitamina K1 (filoquinona). Es la forma más común de vitamina K y se encuentra en las plantas, especialmente verduras de hojas verdes como la col rizada y las espinacas.
  • Vitamina K2 (menaquinona). Es mucho más rara en los alimentos y se encuentra principalmente en los de origen animal y en alimentos fermentados.
  • MK-4 (menaquinona-4). Se encuentra en alimentos de origen animal como hígado, yema de huevo y queso.
  • MK-7 (menaquinona-7). Formada por la fermentación bacteriana. Se encuentra en los alimentos tales como natto y miso.

Alimento de hoja verde y vitamina K

4. ¿Cuál es la ingesta adecuada de vitamina K?

Las recomendaciones dietéticas actuales no distingue entre la vitamina K1 y K2. Para personas mayores de 19 años de edad, la ingesta adecuada es de 90 mcg en mujeres y 120 mcg en hombres.

La inclusión de alimentos con vitamina K en tu dieta diaria podría ayudarte a alcanzar los requerimientos mínimos de esta. Los suplementos también están ampliamente disponibles.

Además, dado que la vitamina K es soluble en grasa, consumirla con grasa puede mejorar su absorción. Por ejemplo, puedes añadir un poco de aceite a alimentos de hojas verdes o tomar los suplementos acompañados de una comida que contenga grasa.

Alimentos altos en vitamina K

Conclusión

Está claro que la vitamina K beneficia el corazón y los huesos, pero aún falta por confirmar si los suplementos de altas dosis de vitamina D son perjudiciales cuando tu cuerpo tiene poca vitamina K.

No obstante, es importante que te asegures de obtener cantidades adecuadas tanto de vitamina D como de la K a través de tu dieta, porque ambas son importantes.

Finalmente, no se recomienda ingerir dosis muy altas de suplementos de vitamina K sin antes hablar con un médico, ya que puede interactuar con ciertos medicamentos.

Referencia

  • Arnarson, A. Is Vitamin D Harmful Without Vitamin K? Para Authoritynutrition [Revisado en marzo de 2017]