Los tipos de pescado más saludables y más dañinos para tu salud

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El pescado debe formar parte de tu dieta, ya que es uno de los alimentos imprescindibles en nuestra nutrición. Sin embargo, así como hay pescados que deberías consumir de forma habitual, hay otros que es mejor evitar o reducir al máximo. Para que no tengas dudas y lleves una dieta lo más sana posible, a continuación te decimos cuáles son los tipos de pescado más saludables y más dañinos.

Tipos de pescado más saludables y más dañinos

Seguramente consideras el pescado un alimento que debe estar en tu dieta sí o sí, pero quizá tienes dudas sobre cuáles son los tipos de pescado más saludables y más dañinos. A continuación, vamos a resolver todas estas dudas para que puedas llevar una dieta totalmente sana.

Tipos de pescado más saludables

El salmón, las sardinas, los arenques, las anchoas, las truchas y el atún son los tipos de pescado más saludables.

El salmón

El salmón tiene una gran cantidad de ácidos grasos omega-3, una de las propiedades más valoradas y apreciadas de este pescado. Pero, además, también es rico en vitamina B y minerales esenciales. Todo esto hace que sea uno de los pescados más saludables que puedes consumir de forma habitual.

Salmón, un pescado saludable

Las sardinas

Las sardinas también son un tipo de pescado que deberías incluir en tu dieta, ya que tienen vitamina B6, que ayuda a prevenir y combatir problemas cardíacos; y son ricas es ácidos grasos omega-3, por lo que resulta ideal para reducir el colesterol y los triglicéridos.

El arenque

El arenque se ha asociado directamente a la buena salud, ya que es rico en minerales esenciales como el hierro, el yodo, el potasio, el calcio, el fósforo, el zinc, el magnesio y el sodio. También lo es en vitaminas, como la A, la B1, la B2, la B3, la B5, la B6, la B7, la B9, la B12 y la K. Además, es rico en proteínas y en ácidos grasos omega-3. Uno de los pescados que más aportan al organismo.

Las anchoas

Las anchoas también tienen muchos beneficios para el organismo, ya que se ha demostrado que mejoran el tránsito intestinal, el funcionamiento de los nervios y músculos, el funcionamiento de la glándula tiroides, previenen la anemia, refuerzan los huesos y son muy buenas para las embarazadas, ya que favorecen el crecimiento del feto y su desarrollo. También mejoran la visión, mejoran el sistema inmunológico y disminuyen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Todo esto porque son ricas en magnesio, yodo, hierro, calcio, ácido fólico, vitaminas A y D y ácidos grasos omega-3.

La trucha

Se ha podido comprobar que la trucha es un pescado que mejora la salud cardiovascular y que es muy nutritivo. Es rica en selenio, fósforo, potasio, magnesio y vitaminas del grupo B, que son imprescindibles para asegurar el buen funcionamiento del organismo y fortalecer músculos y huesos. Este tipo de pescado se recomienda mucho a embarazadas y diabéticos porque es rico en vitamina B12.

Trucha, un pescado que debes consumir

El abadejo salvaje de Alaska

El abadejo salvaje de Alaska es otro pescado saludable que debería estar en tu dieta. Destaca por ser rico en omega-3, en vitamina B, en ácido fólico y en minerales, sobre todo fósforo, yodo, potasio y magnesio.

El atún blanco (o bonito del Norte)

El atún suele consumirse mayormente en lata. Te aseguramos que no hay ningún problema si decides consumirlo así, ya que contiene ácidos grasos omega-3 y es rico en vitaminas A y D y en minerales como el fósforo, el magnesio y el yodo.

Tipos de pescado más dañinos

Ahora que conoces los tipos de pescado más saludables, toca conocer los que son más dañinos para que reduzcas su consumo o lo elimines. Estos son la tilapia, el atún rojo, el cazón, el emperador, la panga y la caballa.

La tilapia

Por tilapia se conoce al grupo de peces de origen africano dentro del cual se incluye la tilapia azul, la tilapia del Nilo y la tilapia de Mozambique, entre otros. Muchas veces se recomienda su consumo porque es rica en omega-3 y proteínas. Sin embargo, la tilapia contiene mucha grasa: incluso se ha llegado a comparar con la que contiene la carne de cerdo. Esto significa que, aunque tenga varios beneficios, si se consume de forma habitual podríamos obtener el efecto contrario.

El atún rojo

Hemos comentado que el atún blanco es uno de los pescados más saludables que existen y que debería consumirse de forma habitual, pero no es el caso del atún rojo. El atún rojo no se recomienda a niños o mujeres embarazadas por su alto contenido en mercurio.

Atún rojo, un pescado dañino

El cazón

El cazón es un pescado graso que contiene una gran cantidad de cadmio y mercurio. Ninguno de ellos es beneficioso para el organismo, sino todo lo contrario, sobre todo si se consume en grandes cantidades o de forma habitual. No pasa nada si se come cazón de forma ocasional, pero es mejor evitar su ingesta habitual.

El pez emperador

El pez emperador está en la misma situación que los anteriores: posee una gran cantidad de mercurio. Es tal la cantidad que contiene, ya que es un pescado muy graso, que es mejor evitar su consumo.

La panga

La panga, a pesar de no ser un pescado demasiado saludable, es uno de los más consumidos porque es barato y fácil de digerir y comer porque no tiene espinas. De hecho, años atrás hubo bastante polémica con este pescado porque lo hacían pasar por lenguado, que es más sano, pero también más caro. La panga no posee apenas ácidos grasos omega-3 y, normalmente, contiene un herbicida, el trifluoralina, que es perjudicial para la salud.

La caballa

Y el último pescado no recomendado porque se considera dañino para la salud es la caballa. Este tipo de pescado es muy común en restaurantes, pero desde la OMS desaconsejan totalmente su consumo por ser uno de los que más mercurio poseen en su interior. Esto hace, entonces, que deba evitarse su consumo todo lo posible.

Conclusiones

Debes saber que el consumo de mercurio, cuando es de forma habitual, puede tener efectos negativos sobre la salud. Se desaconseja totalmente que una mujer embarazada y los niños consuman productos que contengan mercurio, ya que puede afectar negativamente al desarrollo del cerebro y el sistema nervioso. De hecho, en niños cuyas madres consumieron alimentos que contenían mercurio durante el embarazo, se detectaron problemas de memoria y atención, así como dificultades en el habla y en el desarrollo de actividades visoespaciales y motoras.

También se desaconseja manipular objetos que contengan este metal como pilas, termómetros, interruptores, bombillas o productos cosméticos y farmacéuticos (aunque sí que es cierto que en este tipo de productos cada vez es más raro encontrarlo).

En algún momento se relacionó la exposición o ingesta de mercurio a la aparición de algunos tipos de cáncer. Esto, de momento, no se ha podido relacionar, por lo que en principio estar expuesto a mercurio no es un factor de riesgo para desarrollar cáncer.

Ahora ya conoces los tipos de pescado más saludables y más dañinos. Nuestro consejo es que aumentes el consumo de los buenos y elimines o reduzcas al máximo los que se consideran perjudiciales por contener, sobre todo, grandes cantidades de mercurio, cuyos efectos sobre la salud, como ves, son negativos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario