Los usos más habituales de ginseng y cómo tomarlo correctamente

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Los usos más habituales de ginseng son como tonificante natural y remedio para el estrés, pero no son los únicos. Esta maravillosa planta tiene más propiedades, así como diferentes especies, un hecho poco conocido.

Por eso es importante ahondar en profundidad en todo lo que caracteriza a esta maravillosa planta medicinal, de forma que podamos aprovechar mejor sus beneficios.

Los usos más habituales del ginseng

Cuando se habla de los usos más habituales del ginseng, pese a tratarse de una planta con diferentes especies, no se habla de una variedad en concreto. La mayoría de las personas desconoce que existen varias especies de esta planta debido a que todas son denominadas ginseng.

Esto último se debe a que las propiedades son muy similares de una especie de la planta a otra. Además, no todas son utilizadas con la misma frecuencia. La mayoría de productos fabricados con ginseng provienen de la especie Panax ginseng.

El Panax ginseng es originario de China, pero es en Corea donde se encuentra el mayor distribuidor de la planta a nivel mundial.

Planta gingseng

Propiedades

Los usos más habituales del ginseng son como tonificante, ansiolítico, antiestrés y antidepresivo. Esto es así gracias a sus propiedades medicinales.

Por un lado, contiene altas concentraciones de polisacáridos, los cuales actúan en beneficio del sistema inmunológico. Además, a nivel vitamínico tiene un gran cantidad de vitaminas C, E y B. En lo referente a minerales tampoco se queda atrás, ya que el ginseng es rico en hierro y fósforo.

Gracias a todas estas propiedades, el ginseng es capaz de combatir la fatiga mental y física. Además, reporta una mejora en el estado anímico de sus consumidores, a la vez que una reducción de sus niveles de estrés.

De hecho, otro uso habitual del ginseng es como estimulante sexual, hasta el punto de que algunas personas lo consideran como la alternativa natural a la viagra. Pero sus beneficios en la salud sexual no terminan ahí, ya que también es conocido por aliviar la eyaculación precoz.

Beneficios

Esta planta también reporta beneficios para las personas que tienen problemas con la tensión arterial, pues ayuda a normalizarla. Además, aumenta la secreción de insulina, por lo que ayuda a regular el glucógeno hepático.

También es un excelente complemento para las dietas orientadas a la pérdida de peso, puesto que es un estimulante natural de la enzima que combate los triglicéridos en la sangre y los niveles de colesterol.

A estos beneficios hay que añadir que es utilizado como remedio para la anemia y que, de acuerdo a algunos estudios, podría servir para prevenir la arterioesclerosis. Incluso podría ayudar a prevenir algunos tipos de cáncer si se usa continuamente (Helms, 2004).

No se trata  de los únicos estudios que señalan que los beneficios del ginseng incluyen la prevención de enfermedades, pues también se teoriza que podría ser un gran aliado en la prevención de neuralgias, anorexia, diabetes y reumatismo. Sin embargo, estos estudios requieren aún una investigación más amplia.

Historia

La historia de esta planta milagrosa se remonta a sus orígenes en Asia, donde forma parte importante de algunas culturas. Forma parte de las araliáceas y cuenta con todo un halo de misticismo a su alrededor, algo comprensible debido a la gran cantidad de beneficios que ofrece.

Como se mencionó anteriormente, existen varios tipos de ginseng diferentes. Lo más populares son el ginseng chino, americano, rojo y siberiano. No existe mucha diferencia entre una especie u otra, pues todas tienen propiedades parecidas.

Ginseng tubérculo

¿Cómo tomar correctamente ginseng?

Ya sabemos cuáles son los usos más habituales del ginseng, pero todavía falta explicar cuál es la forma correcta de tomarlo. Pues bien, a continuación ahondaremos en sus contraindicaciones y la dosis recomendada.

Dosis

La dosis ideal de ginseng debe ser de un gramo al día. Además es importante evitar el consumo durante un tiempo excesivo. Lo recomendable es no consumir ginseng más de seis semanas seguidas.

Contraindicaciones

Cuando se consumen cantidades superiores a dos gramos de ginseng por día, es posible experimentar efectos secundarios, así como cuando se consume de manera prolongada.

Estos efectos secundarios pueden incluir insomnio, hipertensión, diarrea, dolor de cabeza y erupciones en la piel. También puede tener efectos secundarios extra si se usa para ciertos tratamientos, pudiendo provocar los efectos contrarios a los que se esperaría.

Las mujeres embarazadas y los niños deberían evitar su consumo. Además, puede entrar en conflicto con otros medicamentos, por lo que, si se está tomando otro, es importante consultar con un médico para evitar efectos secundarios.

En el caso de las mujeres, el consumo debe ser aun más moderado en comparación con los hombres, puesto que debido a su alto contenido de fitoestrógenos podría generar un exceso de estrógenos en el organismo.

Referencias

  • Attele, A. S., Wu, J. A., & Yuan, C. S. (1999). Ginseng pharmacology: multiple constituents and multiple actions.Biochemical pharmacology58(11), 1685-1693.
  • Kitts, D. D., & Hu, C. (2000). Efficacy and safety of ginseng.Public health nutrition3(4a), 473-485.
  • Sánchez Gutiérrez, A. M. (2016, 22 abril). Propiedades del Ginseng, beneficios, efectos, usos. La Opinión de Murcia. https://www.laopiniondemurcia.es/blogs/el-blog-de-ana-maria/propiedades-del-ginseng-beneficios-efectos-usos.html
  • Helms, S. (2004). Cancer prevention and therapeutics: Panax ginseng. Alternative Medicine Review9(3).
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.