9 motivos para dejar de fumar

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Contenido del artículo

Si fumas, seguramente ya sabes la cantidad de efectos negativos que tiene el tabaco sobre algunos de los órganos de tu cuerpo como sería, los pulmones, el corazón, el cerebro, el estomago… Pero también dañan tu aspecto físico, tu imagen queda alterada y demacrada por el uso del tabaco. Así que, te presento 10 cambios físicos que experimentan los fumadores para que los conozcas.

1. Menuda mala cara

La abstinencia que nos genera la nicotina del tabaco, durante el sueño, hace que aumente nuestra ansiedad, por lo que la calidad de nuestro sueño desciende y eso, se te nota en la cara. Piensa que los fumadores multiplican por cuatro las probabilidades de dormir mal (1, 2).

2. Dientes y dedos amarillentos

dientes blancos

Mientras fumes, olvídate de dientes blancos, a todo el mundo le gustan los dientes blancos como perlas, pero a los fumadores, la nicotina os los tiñe de un «vistoso» amarillo (3).

Al igual que pasa con los dientes, la nicotina del tabaco también tiñe tus dedos y tus uñas de ese color amarillento.

3. Cuídate el pelo

cuida tu cabello

Fumar también daña tu pelo. Debido a la cantidad de sustancias químicas tóxicas existentes en un cigarrillo, el humo pueden dañar el ADN en los folículos pilosos, por lo que los fumadores tienen un pelo más fino y canoso que los no fumadores. Además, las personas fumadoras, tienen dos veces más probabilidades que las no fumadoras de perder pelo.

4. Los fumadores no cicatrizan bien

La vasoconstricción que produce la nicotina dificulta el riego sanguíneo y la oxigenación de las células de la cara u otras partes del cuerpo, por lo que las heridas tardan más en sanar y las cicatrices serán mayores y más rojas de las de un no fumador (7). El tabaquismo también está asociado con un mayor riesgo de la infección de las heridas, incluso las más simples.

Los estudios han demostrado que cuatro semanas después de dejar de fumar, los fumadores y los no fumadores presentan las mismas tasas de curación de heridas (8).

5. Cáncer de piel

No debería sorprendernos de que el tabaco produzca, también, cáncer de piel, cuando es el principal causante de otros cánceres como el de pulmón, garganta, boca y esófago (9).

Los fumadores tiene el triple de probabilidades de sufrir un carcinoma de células escamosas, que es después del cáncer por radiación ultravioleta, el más común de los cánceres de piel.

6. Atención a las arrugas

Un buen riego sanguíneo hace que el oxígeno y los nutrientes lleguen adecuadamente a nuestra piel para su correcto mantenimiento. Por las dificultades de riego que sufren los fumadores, el suministro de oxígeno y otros nutrientes no llegan adecuadamente, por lo que el tabaco acelera el envejecimiento de la piel.

Las arrugas son irreversibles, pero puedes prevenir este deterioro de la piel dejando de fumar ahora mismo (4, 5, 6).

arrugas por tabaco

7. Evita la aparición de estrías

Las estrías aparecen cuando la piel pierde fuerza y elasticidad y son las fibras y el tejido conectivo las que se encargan de que eso no suceda. Estas células, al entrar en contacto con la nicotina, se dañan y es más fácil que aparezcan las temidas estrías.

8. Cataratas

Fumar cigarrillos aumenta el número de radicales libres, cosa que genera una tensión oxidativa que afecta negativamente al cristalino del ojo. fumar aumenta en más de un 20% el riesgo al eliminar la catarata, de acuerdo con un estudio (10, 11).

9. Pérdida del brillo natural de la piel

«La cara del fumador” es aquel conjunto de rasgos faciales que los describen: las arrugas y una apariencia grisácea de la piel. El monóxido que contiene el humo del tabaco desplaza el oxígeno de la sangre y la nicotina reduce ese flujo de sangre, por lo que la piel pierde color e hidratación, quedando seca y descolorida. Entre los muchos nutrientes que no alcanzan la piel está la vitamina C, que ayuda a proteger y reparar el daño de la piel.

Conclusión

Todos somos conscientes de las alteraciones que el tabaco produce en diferentes órganos de nuestro cuerpo, pero, en ocasiones, su falta de visibilidad al tratarse de alteraciones internas, hace que pierdan impacto. Con los ejemplos de hoy, damos una visibilidad a algunos de los efectos del tabaco sobre nuestra salud y sobre nuestro aspecto físico e imagen.

Por lo tanto, un compendio más de beneficios que obtenemos al dejar de fumar. ¡Ánimo! Tu salud te lo agradecerá y tu espejo también.

Fuentes

  1. Balaguer, C., Palou, A., & Alonso-Fernández, A. (2009). Tabaco y trastornos del sueño. Archivos de Bronconeumología, 45(9), 449-458.
  2. Sierra, J. C., Jiménez-Navarro, C., & Martín-Ortiz, J. D. (2002). Calidad del sueño en estudiantes universitarios: importancia de la higiene del sueño. Salud mental, 25(6), 35-43.
  3.  Ramirez, A. Qué consecuencias tiene el tabaco en el área bucal. http://www.monografias.com
  4. Rampoldi, R., Querejeta, M., & Larreborges, A. Efectos del tabaco sobre la piel.
  5. Pérez Cotapos, M. L., & Hoyos, R. (2008). Tabaquismo y envejecimiento cutáneo: una revisión de la literatura. Rev. chil. dermatol, 24(1), 38-41.
  6. Becoña, E., & Vázquez, F. L. (2000). Las mujeres y el tabaco: características ligadas al género. Revista Española de Salud Pública, 74(1), 00-00.
  7. Lemus, F. M. S., Covarrubias, J. C. R., & Bautista, J. E. (2006). Alteraciones en la irrigación de los colgajos por consumo de tabaco en cirugía plástica y secuelas de la cicatrización. An Med (Mex), 51(3), 120-123.
  8. Senet, P. (2008). Fisiología de la cicatrización cutánea. EMC-Dermatología, 42(1), 1-10.
  9. Ogué, M. C. P. (2006). Tabaco y cáncer. Adicciones, 18(supl 1), 33.
  10. Sansores, R. H., Ramírez-Venegas, A., Pérez-Bautista, Ó., & Bustos, M. Alteraciones visuales asociadas al tabaquismo. Una revisión sistemática a propósito de un caso clínico.
  11. García, R. (2012). Deja de fumar o évitalo si quieres conservar una buena visión.

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!