Acepta tu cuerpo y ten una imagen positiva de tí mismo (C. Trackett)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Debido a que las mujeres delgadas y hombres musculosos se ven como el ideal de nuestra sociedad y porque hemos llegado a creer que el tamaño corporal y la forma están totalmente bajo el control de una persona, la mayoría de la gente entra en los programas de dieta y ejercicio con unos objetivos y expectativas poco realistas. Si te esfuerzas continuamente para lograr un ideal socialmente impuesto, nunca estarás libre de tus inseguridades o tu auto-conciencia. Realmente debes darte cuenta y aprender a aceptar que no todos estamos destinados a tener la talla de un modelo de moda.

Nuestro tamaño y estructura del cuerpo refleja no sólo nuestra alimentación y hábitos de ejercicio, sino también nuestra genética. El papel de este último factor juega en la determinación del peso, el cual parece variar mucho entre individuos. Todos nacemos con un cierto tipo de cuerpo heredado de nuestros padres. Aunque casi nadie es un tipo de cuerpo puro, hay tres diferentes categorías aplicables: ectomorfos, los mesomorfos, y endomorfos.

  • Los ectomorfos tienen un desarrollo muscular pequeño con apariencia frágil. Por lo general son altos y delgados, con caderas y hombros estrechos.
  • Los mesomorfos tienen una estructura fornida, musculosa. A menudo tienen hombros anchos, y su peso se concentra en la parte superior del cuerpo, haciendo que se vean compactos o robustos.
  • Endomorfos se caracterizan por una estructura fuerte y redondeada, con hombros generalmente más estrechos que las caderas. Con una apariencia redonda y suave, son más propensos a sufrir sobrepeso u obesidad.

Cuando entendemos y apreciamos nuestro cuerpo, somos capaces de trabajar con él, no contra él. Aunque muchos de nosotros somos una combinación de dos tipos de cuerpo, no podemos convertirnos en lo que no lo somos. Sin embargo, todo el mundo puede mejorar su apariencia, su salud y los niveles de rendimiento mediante la aplicación de los principios de una alimentación segura y eficaz con un programa de ejercicio.

Incluso si tienes una predisposición genética al sobrepeso, la forma de vivir es lo que finalmente determina si te acabas poniendo gordo. Los genes juegan claramente un papel, pero ciertamente no determinan lo que vamos a tener para la cena o con qué frecuencia hacemos ejercicio. Es probable que si estás viviendo un estilo de vida poco saludable, te pondrás gordo y poco sano.

Acepta tu cuerpo

Todos nosotros no podemos ser delgados. Pero todos y cada uno de nosotros podemos estar sanos. Centrándote en lo que comes y cuánto te ejercitas, serás capaz de lograr una salud y condición física óptima, a pesar de que no logres el ideal de la sociedad: la delgadez. Aceptarse a sí mismo no significa sentarse ahí y no hacer nada porque todo este bien. Significa que te sientas bien y te preocupes por tí mismo, y que desees ser el mejor Tú que puedes ser, independientemente de tu genética, independientemente de los ideales de la sociedad.

Para lograr este nivel óptimo de bienestar, debes tener una imagen positiva de tí mismo. Esto significa que tus sentimientos sobre su cuerpo no se ven influenciados por los acontecimientos en tu vida diaria. Para muchas personas, los problemas de su vida se ven proyectados sobre su cuerpo. «Si solo fuera más delgado – o más musculoso, habría logrado entrar en el equipo, conseguido el trabajo,…. Si solo fuera más delgado – o más musculoso, podría conocer a más gente, encontrar la persona correcta, sería feliz.» Este hábito de auto-derrota se ve reforzado por las imágenes que vemos en la publicidad, tu cuerpo se convierte en un blanco fácil para todo lo malo en tu vida.

Cuando tienes una imagen positiva de tí, que valoras y respetas tu cuerpo, también eres más propenso a sentirte bien y quieres vivir un estilo de vida saludable.

No importa cuánto valor tenga la genética en la predeterminación de cómo almacenar y perder grasa, el cuerpo siempre dará una respuesta positiva al ser apreciado y bien tratado. Centrándote en la actividad física que te resulte divertida y comiendo alimentos saludables te ayudarán a sentirte bien sea cual sea su talla. El desarrollo de una imagen saludable y positiva de tí mismo es el primer factor crítico en el éxito de su mejora física. Tener un fuerte sentido de autoestima proporciona la base para la toma racional de decisiones y afirmación acerca de tu salud. Buena suerte, mantén una actitud positiva, ¡y disfrutar de todos los maravillosos beneficios de un estilo de vida saludable y activo!

Escrito por: Chad Tackett, Presidente de «Global Health and Fitness» para Leehayward

Traducido por: Arturo Cantarero.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

6 comentarios en “Acepta tu cuerpo y ten una imagen positiva de tí mismo (C. Trackett)”

  1. Me ha gustado mucho como explica como es cada persona fisicamente, y que asi nos aceptamos mucho mas cada uno. sobre todo las chicas porque pensamos siempre he tener una estructura y no es tan facil asi, con una alimentacion adecuada es mucho mas sencillo. gracias!! a sido de muy gran ayuda =)

    Responder

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.