6 alimentos que podrían provocarte una intoxicación

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Contenido del artículo

Datos publicados por el Centro para el Control y la Prevención de enfermedades (CDC) de Estados Unidos indican que cada año cuarenta y ocho millones de personas sufren enfermedades que se transmiten por los alimentos. La mayoría de esas personas tienen síntomas leves, como malestar estomacal o náuseas, pero se estima que 128.000 son hospitalizadas debido a síntomas graves como vómitos, diarrea y deshidratación severa y, que incluso aproximadamente 3.000 pierden la vida.

La intoxicación alimentaria puede provocar problemas de salud a largo plazo como artritis crónica, daño cerebral y nervioso y el síndrome urémico hemolítico (SHU), que causa insuficiencia renal. Por ello, la importancia de estar informado sobre los alimentos que tienen mayor probabilidad de estar contaminados con bacterias dañinas. Conoce cuáles son los 6 principales.

Causas más comunes de intoxicaciones alimentarias

6 alimentos que podrían provocar intoxicaciones

1. Productos lácteos

En la antigüedad existía una alta tendencia a seguir una alimentación natural y muchas personas consumían leche recién ordeñada. Sin embargo, con el pasar de los años y mediante investigaciones científicas, se comprobó que cuando alimentos como la leche o el queso no has sido sometidos al proceso de pasteurización se encuentran bacterias, parásitos o virus capaces de afectar la salud y causar enfermedades como la listeria campylobacter, E. coli y salmonella.

Afortunadamente, la intoxicación por productos lácteos se puede evitar. Lo único que debes hacer es adquirir productos pasteurizados, mantenerlos refrigerados y consumirlos antes de su fecha de vencimiento. Por este mismo motivo, muchos profesionales señalan que consumir leche cruda puede no ser la opción más recomendable para nuestra salud.

La leche no pasteurizada puede causar intoxicaciones

2. Marisco crudos

El marisco se recolecta principalmente en aguas cálidas y actúan en el agua como organismos filtradores; por ello, tienen la capacidad de acumular bacterias a medida que profundizan en el agua, las cuales se pueden multiplicar fácilmente en zonas de aguas cálidas.

Los camarones, cangrejos, almejas y ostras crudas, entre otros, son mariscos con un alto riesgo de intoxicación debido a que pueden estar contaminados con la bacteria oceánica Vibrio que causa vibriosis, un tipo de intoxicación alimentaria que puede ser muy grave. especialmente para personas que sufren enfermedades como cáncer, diabetes, VIH o talasemia.

Los síntomas de una intoxicación por marisco incluyen diarrea acuosa, a menudo acompañada de calambres abdominales, náuseas, vómitos fiebre y escalofríos. Suelen ocurrir dentro de las primeras 24 horas de su ingestión y duran hasta tres días después.

No existe forma de saber si el marisco está contaminado, porque puede verse y oler bien y estar contaminado igualmente. Sin embargo, los síntomas que generalmente se manifiestan entre 12 a 24 horas después te pueden alertar oportunamente para que recibas un tratamiento oportuno. Por otro lado, la experta en intoxicaciones alimentarias Susanna Sullard sugiere evitar la contaminación por marisco haciendo lo siguiente:

  • Evita consumir marisco crudos o semi crudo.
  • Aléjalo de otros alimentos.
  • Desinfecta las superficies de la cocina y cubiertos que entren en contacto con él y lávate las manos después de manipularlos.

El marisco puede ser fuente de intoxicación

3. Brotes de semilla crudos

La mayoría de las semillas necesitan calor y humedad para crecer y ambas condiciones favorecen el crecimiento de bacterias.

Muchas personas están acostumbradas a preparar ricas ensaladas o sándwiches con brotes de semilla en la primera etapa de crecimiento porque parecen ser saludables. Sin embargo, datos reportados en Foodsafety.gov indican que 30 tipos de brotes crudos o semi cocidos se han relacionado con la trasmisión de enfermedades como E. Coli, Salmonella o Listeria.

La mejor manera de evitar una intoxicación con brotes de semilla crudos es cocinándolos muy bien o evitándolos por completo.

¿Los brotes de semillas causan intoxicaciones?

4. Harina cruda

¿Eres de los que preparas un pastel y te comes los restos de la masa? Según la investigación realizada por la experta en intoxicación Susanna Sullard, la harina cruda puede albergar gérmenes, como los que producen la E. Coli.

La contaminación de la harina puede comenzar en el campo de cultivo, incluso antes de que se coseche el grano, y como la harina no pasa por un proceso de eliminación de bacterias o gérmenes, es posible que se afecte la salud de las personas que la consumen en su forma cruda.

La mejor recomendación para evitar la intoxicación por consumo de harina es cocinándola muy bien antes de consumirla.

¿La harina cruda puede intoxicarte?

5. Aves de corral

Es muy conocido que el consumo de pollo y pavo crudo o semi crudo puede provocar infecciones o intoxicación alimentaria como la Salmonella, la Campylobacter y Clostridium perfringens , otros dos tipos comunes de enfermedades transmitidas por los alimentos.

Por ello, se deben seguir medidas sanitarias al manipular y limpiar estos alimentos; además es recomendable refrigerar los alimentos a 5 grados Celsius o a más frío antes de prepararlos, y si luego te quedan sobras, también debes refrigerarlos.

¿El pollo puede causar intoxicación?

6. Fruta

Generalmente, las frutas recorren una gran cantidad de distancia desde el productor hasta el consumidor final, y muchas veces en ese transporte no se tienen los estándares de higiene adecuados para evitar que las frutas se contaminen con algún tipo de bacteria dañina, como la Salmonella, E. coli o listeria.

Por eso, para evitar la intoxicación por el consumo de fruta es sumamente importante lavarlas muy bien y con abundante agua antes de consumirlas.

¿Las frutas causan intoxicación?

Referencia

  • Groth L. Food Poisoning Culprits: Sprouts and 7 Other Risky Foods. Para Livestrong [Revisado en agosto 2018]

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!