Causas de lesiones en el entrenamiento con cargas

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Según algunos autores una lesión es un daño físico o accidente que ocurre durante la competición o sesión de entrenamiento  y que obliga al deportista a modificar o perder una o más sesiones de entrenamiento y/o modificar o abandonar la competición (1).

Las lesiones en el entrenamiento con cargas pueden producirse de manera fortuita, pero en la mayoría de los casos es necesario buscar una causa o factores de riesgo que contribuyan a que estas  no se produzcan (fatiga, equipamiento en mal estado, mala ejecución de la técnica, etc).

En lo que se refiere a los mecanismos de lesión y al comienzo de los síntomas, la mayoría de las lesiones se pueden clasificar del siguiente modo:

  • Lesiones agudas o traumáticas: son aquellas que ocurren de manera repentina y tienen una causa o comienzo claramente definidos, por ejemplo un golpe con una barra o un disco que se cae en un pie; o de una causa intrínseca, como por ejemplo, una rotura fibrilar en el pectoral al realizar un ejercicio de potencia en el press de banca.
  • Lesiones crónicas o por sobrecarga: son aquellas que, debidas a un uso excesivo se desarrollan de forma gradual.

En la mayoría de centros deportivos y gimnasios de nuestras ciudades ocurren ambas lesiones, por ello a continuación veremos los motivos por los que se suelen desencadenar muchas de ellas.

Chica lesionada

¿Por qué ocurren las lesiones?

Según Barh, un principio básico en las lesiones deportivas es que frente a una carga de entrenamiento, el organismo responde de manera predecible con una adaptación tisular específica. Cuando la carga excede los niveles habituales, el tejido pasa por un proceso de entrenamiento hasta lograr la adaptación a las nuevas demandas que se le han impuesto. La posibilidad de que se produzcan lesiones surge cuando la carga de entrenamiento excede la capacidad tisular de adaptación (2).

El entrenamiento con cargas recreacional está expuesto a lesiones relacionadas con un conocimiento escaso y una mala ejecución de la técnica de los ejercicios, además de una falta de supervisión por parte de los especialistas o entrenadores. Las lesiones más comunes, en esta modalidad de entrenamiento, suelen ser por un uso exceso o sobrecarga y suelen aparecer por motivos como:

  • Falta de calentamiento.
  • Una reducida flexibilidad.
  • Una mala técnica de ejecución.
  • Falta de condición física, llevando a nuestros clientes a soportar unas cargas de entrenamiento excesivas para sus niveles de experiencia y adaptación.

lesion en la espalda Según la NEISS, el tipo de lesión más común en personas que van a centros fitness o hacen entrenamiento con pesas de manera recreacional, son las lesiones por contusión debidas a caídas de peso en ejercicios como el press de banca, press militar o accidente sen los que las mancuernas o discos caen y producen aplastamientos en manos o pies. Este tipo de lesiones se denomina «dropping» y es muy común en las salas de entrenamiento (3).

Por otro lado destacan las lesiones musculares, como pueden ser las roturas de fibras, lo tirones y las lesiones ligamentosas o tendinosas que aparecen durante el entrenamiento con cargas y pueden llevar a cierta inestabilidad de las articulaciones.

Gross y col., analizaron 20 halterófilos, estudiando las posiciones de riesgo que ciertos ejercicios como el press tras nuca, la contractora y los jalones tras nuca, sometían a la articulación a un alto grado de demanda articular concluyendo que, la posición de los brazos en abducción y rotación externa producía una posición de riesgo para el ligamento inferior glenohumeral, el principal estabilizador de la articulación glenohumeral. (4).

Además, debido al uso excesivo y la repetición de movimientos con una mala técnica, se producía una inflamación de los tendones del manguito de los rotadores y la cápsula del hombro, pudiendo llevar a una tendinitis crónica. Por ello a la hora de realizar estos ejercicios dentro de nuestro gimnasio, deberemos cuidar especialmente la técnica o directamente substituirlos por otros que no puedan suponer un daño para nuestra salud articular.

Los problemas musculares que sufren las extremidades inferiores suelen aparecer debido a factores biomecánicos, como un mal alinemaiento entre el músculo y la pierna, una rótula desplazada o una banda iliotibial demasiado tensa (5).

Otros autores, estudiando halterófilos demostraron que la tendinitis en la rodilla, era uno de los tipos de lesión más frecuente en su muestra (6). Este tipo de lesiones suele deberse a inestabilidades y descompensaciones de fuerza en los músculos, disminuyendo la capacidad de activación neuromuscular y aumentando el riesgo de lesión.

Otro factor considerado de alto riesgo en las lesiones musculares en modalidades deportivas como el culturismo o el powerlifting, es el uso de esteroides anabolizantes, ya que producen cambios en el músculo, tendón y ligamentos, haciéndolos susceptibles al fallo durante la carga debido al uso excesivo y repetitivo de altas cargas (7).

Otra lesión interna que ocurre con frecuencia y es importante analizar, son las producidas en los discos intervertrebrales, debido a cargas extremas y rotaciones forzadas o cuando se realizan trabajos de fuerza máxima, o con una mala técnica, descuidando posturas correctas de ejecución. Algunos autores realizaron estudios epidemiológicos sobre los posibles factores de riesgo para las hernias discales lumbares y cervicales, mostrando una posible asociación entre el entrenamiento con peso libre y la aparición de hernias cervicales, no siendo así en el caso de las hernias lumbares (8).

rodilla lesionada

Prevención de lesiones en el entrenamiento con cargas

Desde el punto de vista del especialista en el entrenamiento, el mejor método para evitar una lesión es prevenirla. Para eso es necesario contar con profesionales cualificados, que conozcan y controlen tu técnica en cada uno de los ejercicios, que sean capaces de demostrarla y corregirtela, que sepan estructurar de manera adecuada tus entrenamientos (intensidad, volumen, tiempo de entrenamiento, etc) y que estén preparados para supervisarte en todo momento, controlando especialmente a los grupos de población con mayor riesgo, como son los niños, mayores y personas con algún tipo de patología.

Conclusión

Son muchas las causas que pueden desencadenar una lesión mientras realizas entrenamiento con cargas. Por ello debes de prevenirlas estando siempre supervisado por un profesional o compañero que te ayude para garantizarte una mayor seguridad y evitar posibles «dropping».

Además debes realizar correctos calentamientos y nunca movilizar más peso del que realmente puedes, ya que seguramente no estés asegurando tu técnica.Recuerda que mala técnica es síntoma directo de posible lesión.

Se ha demostrado que ejercicios como la contractora para pectoral, los jalones tras nuca y el press tras nuca pueden someter a tu hombro a una gran demanda articular, dañando tu ligamento inferior glenohumeral. Por lo que si trabajas con estos ejercicios debes de controlar con detalle tu técnica o directamente eliminarlos de tu rutina.

No olvides que las hernias de disco son otras de las lesiones más recurrentes en los centros deportivos, por lo que asegura tu espalda en cada ejercicio para evitar dañarte y poder por tanto, lesionarte en esta zona tan delicada como es la espalda.

Hernia de disco

Bibliografía

  1. Fuller et al. (2006). Consensus statement on injury deinitions and data collection procedures in studies of football (soocer) injuries. Clin J Sport Med, 16(2), 97-106.
  2. Bahr, R, Krosshaug, T. (2005). Understanding injury mechanism: a key component of preventing injuries in sport. Br J Sports Med, 39(6), 324-329.
  3. Kerr, et al. (2010). Epidemiology of weight training related injuries presenting to United States emergency departmentes, 1990 to 2007. Am j Sports Med, 38(4), 765-771.
  4. Gross, Brenner, Esformess y Sonzogni, (1999). Anterior shoulder instability in weight lifters. Am J Sports Med, 21(4), 599-603.
  5. Gullet, tillman, Gutierrez y Chow, (2009). A biomechanical comparison of back and front squats in healthy trained individuals. J Strength Cond Res, 23(1), 284-292.
  6. Calhoon Y Fry, (2002). Injury Rates and Profiles of Elite Competitive Weightlifters. J  Athl Train, 34(3), 232-238.
  7. Haupt, (2001). Upper extremity injuries associated with strength training. Clin Sports Med, 20(3), 481-490.
  8. Browne, Yost y McCarron, (1990). Lumbar ring apophyseal fracture in an adolescent weight lifter. A case report. Am J Sports Med, 18(5), 533-535.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario