Celulitis: sus causas y los mejores tratamientos contra ella

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

¿Sabías que la celulitis afecta al 98% de las mujeres? Pues sí; la celulitis, aunque no se cataloga específicamente como una enfermedad, resulta ser un “mal común” para miles y millones de mujeres alrededor del mundo.

Ahora bien, las mujeres no son las únicas que están en riesgo de sufrir la celulitis; en algunos casos, la celulitis puede darse también en los hombres. Esta condición puede causar diferentes efectos, tantos físicos como emocionales, como lo son la depresión, ansiedad, temor a ser visto, e incluso estrés.

Si sufres de celulitis, o conoces a alguien que lo padezca y quieres ayudarlo (a), no dudes en descubrir todo lo que tienes que saber sobre la celulitis.

Cómo tratar la celulitis

Guía definitiva sobre la celulitis

1. ¿Qué es la celulitis?

La celulitis no es más que una condición de la piel causada por cambios en la estructura de las células de grasa y los tejidos conectivos que se encuentran debajo de la piel. Todo esto da por resultado que la piel pase de ser uniforme a tener algunos baches, o tener la apariencia de la corteza de una naranja (piel de naranja).

Como consecuencia de dichos cambios, las células de grasa aumentan su tamaño y comienzan a notarse por encima de la piel. Por lo general, suele suceder en áreas comunes, como lo son los muslos, el abdomen y glúteos.

Comunmente se clasifican según su gravedad:

1.1 Tipos de celulitis

  • Grado 0: sin celulitis.
  • Grado 1: piel suave cuando se está de pie, pero al sentarse se comienzan a notar los baches en la piel.
  • Grado 2: los baches aparecen tanto de pie como estando sentado.
  • Grado 3: además de aparecer en todo momento, se notan zonas profundas en la piel.

No obstante, aun no existe un método científico y estándar para determinar o clasificar la celulitis.

Tipos de celulitis

2. Causas de la celulitis

Increíblemente, la razón de la aparición de la celulitis aún sigue siendo motivo de investigación por los científicos; sin embargo, se considera que es una mezcla de diferentes factores como lo son: las hormonas, el género, estilo de vida, inflamación, edad, forma del cuerpo y susceptibilidad genética.

2.1 Hormonas

Aunque hasta ahora no exista una razón exacta de la aparición de la celulitis, existe la teoría de que las hormonas juegan un papel importante en su formación.

Algunas hormonas como la insulina o las catecolaminas están implicadas en la degradación y almacenamiento de la grasa en el cuerpo; por lo tanto, se ha sostenido que los desequilibrios hormonales de este tipo (como los altos niveles de insulina) podrían aumentar los riesgos en una persona de padecer celulitis.

El desequilibrio de estrógeno en las mujeres también también puede ser una causa de la aparición de la celulitis; de ser así, explicaría el desarrollo de la celulitis luego de la pubertad o en procesos como la menopausia y el embarazo.

Pese a esta teoría, hasta el día de hoy no existe una base científica que fundamente la relación entre la celulitis y el desequilibrio hormonal.

¿Por qué aparece la celulitis?

2.2 Género

Como se ha mencionado anteriormente, las mujeres son mucho más propensas a desarrollar celulitis que los hombres.

Esto podría ser así debido a la diferencia entre la estructura de la grasa debajo de la piel en las mujeres y los hombres. En el caso de las mujeres, las células de grasa sobresalen verticalmente sobre la piel, mientras que en los hombres dichas células sobresalen horizontalmente.

De esta forma, las células de grasa en las mujeres pueden ser más propensas a “perforar” el tejido conjuntivo y hacerse visibles por encima de la piel, mientras que, en los hombres dichas células al ser horizontales, muy pocas veces llegan a ser visibles.

Dadas estas diferencias estructurales se podría evidenciar porqué la celulitis aparece en las mujeres y no en los hombres.

2.3 Estilo de vida

Algunos científicos aseguran que un estilo de vida sedentario puede promover la aparición de la celulitis. Al llevar un estilo de vida sedentario, lo más probable es que se reduzca el flujo sanguíneo en todo el cuerpo, y precisamente se ha relacionado la celulitis con la mala circulación de la sangre en las zonas afectadas.

Por ello se cree que, al llevar un estilo de vida más activo (hacer ejercicio u otras actividades físicas), existe un riesgo menor de padecer de la celulitis.

De todas formas, el ejercicio no solo ayuda a prevenir la celulitis, sino que su vez beneficia de manera general a todo el organismo.

2.4 Dieta

Aunque la relación entre la dieta y las causas de la celulitis aun no ha sido completamente estudiada, algunos científicos aseguran que una dieta que contenga cantidades excesivas de carbohidratos contribuye a que la celulitis luzca peor.

Una dieta con exceso de carbohidratos genera un aumento de la producción de insulina y el aumento de grasa en general. El exceso de sal también podría estar relacionado con la aparición de la celulitis debido a que, al producir mayor retención de líquido, se genera una mayor inflamación en el cuerpo. Por lo tanto, a raíz de dicha inflamación, la celulitis podría ser más visible.

Por ello, consumir excesos de sal, carbohidratos y grasas saturadas podrían conducir a la aparición de la celulitis o peor aún, hacer que sea más visible.

Factores que influyen en la aparición de la celulitis

3. Tratamientos para la celulitis

Aunque no existe una cura específica, existen algunos tratamientos alternativos que pueden mejorar la apariencia de la celulitis en la piel. Algunos de ellos son los siguientes:

3.1 Cremas y lociones

Existen muchas cremas y lociones en el mercado que pretenden desaparecer la celulitis. Por lo general, estos productos contienen diferentes ingredientes (como la cafeína y retinol) que pueden ayudar a:

  • Descomponer la grasa.
  • Mejorar el flujo sanguíneo.
  • Mejorar la elasticidad de la piel.
  • Reducir la retención de líquidos.

Sin embargo, aun no está totalmente claro cuál es el alcance de las cremas y lociones como tratamiento para curar la celulitis.

Mejores tratamientos para la celulitis

3.2 Masajes

Los masajes en las zonas afectadas por la celulitis puede conducir uno de los métodos más utilizados para mejorar la celulitis. Quienes  lo practican aseguran que los masajes suaves ayudan a drenar el exceso de líquido que produce inflamación y mejorar la apariencia de la celulitis.

De hecho, algunos estudios han comprobado que los masajes son un buen mecanismo para tratar la celulitis a corto plazo, evidenciando mejoras en cuanto a la suavidad y uniformidad de la piel.

Mecanismos para mejorar la celulitis

3.3 Terapia de ondas acústicas

La terapia de ondas acústicas envía ondas de choque de baja energía a través de la zona afectada por la celulitis, lo cual podría contribuir a un mejor flujo sanguíneo, reducir la retención de líquidos y descomponer la grasa.

Algunos estudios han encontrado que dicho tratamiento de ondas acústicas puede ser efectivo como tratamiento para la celulitis, mientras que otros aseguran todo lo contrario.

Debido a que existen resultados mixtos, aun se necesitan nuevas investigaciones que puedan corroborar una u otra postura.

Cómo reducir la celulitis

3.4 Láser

El uso de láser o “terapias de luz” son algunos de los tratamientos utilizados para corregir la celulitis. Hasta el día de hoy dichos tratamientos no han tenido un éxito total para eliminar la celulitis.

Sin embargo, algunos estudios han certificado que la terapia con láser invasivo puede ayudar a mejorar significativamente la celulitis, especialmente por su capacidad de rejuvenecer la piel y aumentar la producción de colágeno.

Pese a tales beneficios, aún es necesaria una mayor investigación.

Formas de tratar la celulitis

3.5 Otros tratamientos

Existen otros tratamientos que contribuyen a curar la celulitis, algunos de ellos son:

  • Tratamiento por radiofrecuencia.
  • Suplementos: ginkgo biloba, centella asiática, entre otros.
  • Mesoterapia.
  • Subcisión.
  • Inyecciones de colágeno.

Al igual que la mayoría de los tratamientos para la celulitis, las investigaciones, estudios y evidencias que determinen su eficacia son escasos, por lo cual es difícil determinar cuál es el alcance de sus beneficios.

Conclusión

La celulitis puede ser aparecer incluso si se intenta prevenir, afectando mayormente a las mujeres. Si quieres solucionar este problema puedes optar por alguno de los tratamientos descritos anteriormente; no obstante, hasta ahora no hay tratamientos que puedan ser efectivos a largo plazo.

Por ello, la mejor alternativa para curar la celulitis por la que puedes optar es tener una dieta saludable, eliminar los malos hábitos y el sedentarismo, hacer ejercicio y, por supuesto mantener, un peso adecuado. De esta forma lograrás mantenerte una buena forma física, una mejora integral de tu salud y, por supuesto, reducir la celulitis de tu cuerpo.

Referencia

  • Helen West. “Cellulite Causes & Common Treatments”. Para Authority Nutrition [Revisado en Marzo de 2017]