Cintas kinesiológicas ¿realmente funcionan?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, promedio 5,00 de 5)
Cargando…

¿Quién no ha visto estas cintas alguna vez? Si estoy en lo cierto, seguramente te hayas cuestionado si realmente funcionan,o si simplemente son un adorno temporal en nuestra piel que hace muestra de que hemos acudido al fisioterapeuta. Aunque, generalmente, las cintas kinesiológicas se usan para el dolor, ¿realmente existe alguna explicación fisiológica a nivel muscular y nervioso?

Las investigaciones científicas,  han tratado de responder esta pregunta, pero sin embargo, existen una gran cantidad de estudios, no todos, con una pobre metodología. Esto, lógicamente, implica un gran sesgo.

Relación entre la fascia muscular y las cintas kinesiológicas

La fascia es un “envoltorio” que rodea la musculatura y que tiene muchas funciones, algunas de ellas se encargan de:

  1. Transmitir fuerzas –por eso ciertas hipótesis postulan que las cintas kinesiológicas pueden mejorar la fuerza-.
  2. Permitir o no el rango de movimiento de una articulación.
  3. Servir de unión entre piel y músculo.

El problema que surge, es que en ocasiones la fascia está excesivamente rígida, se producen adherencias y esto produce dolor. Trata de imaginar un globo, si está muy hinchado el tejido del globo está muy tenso, si está poco hinchado el tejido es flácido, no es fuerte. Aquí sucede algo parecido.

Fascia muscular y cintas kinesiológicas

¿Cómo actúa las cintaa kinesiológicas?

Una vez se coloca la cinta correctamente elongada y en la posición adecuada, actúa como una ventosa que hace el “globo se deshinche” y, por ende, se reduzca el exceso de tensión. Los mecanorreceptores son los encargados de enviar  información al cerebro para reducir la tensión y proporcionan los siguientes beneficios.

  • La disminución de la tensión provoca que el espacio subcutáneo aumente, y así también lo haga la circulación (1).
  • El aumento de la circulación favorece a su vez que las sustancias inflamatorias fluyan y no se acumulen en la zona.

Por otra parte, también se ha postulado que las cintas kinesiológicas son beneficiosas para disminuir el dolor por la teoría de la compuerta. Esta teoría se basa en que debido al tacto y a la ligera presión, en este caso debido a la cinta, junto con un aumento de la temperatura, se produce una sensación agradable que llega al cerebro antes que la sensación de dolor. ¿No es cierto que cuando te das un golpe te tocas y frotas la zona, inconscientemente? Tu cerebro es muy inteligente.

Ayuda de la cinta kinesiológica en el tratamiento del dolor

¿Es conveniente usar las cintas kinesiológicas?

Pues ni sí ni no. Debemos saber que el dolor es algo muy complejo y quizás vaya más allá de colocar una cinta. Lo que se ha podido demostrar en los estudios científicos de calidad es que las cintas pueden ayudar a reducir el dolor pero no son mejores que otro tratamiento (1). No obstante, no mejoran la función o el desorden motor que pueda existir y por tanto si no se va al origen, el dolor volverá.

Imagina que te duele la zona lumbar y con la aplicación de la cinta tu dolor disminuye. Puede suceder, pero si tienes una lesión en el disco, si pasas 5 horas al día sentado, si no tienes una buena higiene postural u otras muchas razones, el dolor va a volver, garantizado. En lugar de usar cintas kinesiológicas, en este caso debes buscar la causa para encontrar la solución.

¿Quién puede debe usar las cintas kinesiológicas?

Si quieres utilizar esta herramienta has de saber que sólo un profesional cualificado deber utilizarla, nadie más. Tu puedes arreglar una tubería por ti mismo pero quizás al día siguiente tengas que llamar al fontanero. No obstante, siempre, y digo siempre, se debe individualizar, no todo vale para todo el mundo. Por ejemplo, para una persona que tenga mucha grasa subcutánea la cinta no va a ser efectiva ya que la capa de grasa va a impedir “tirar” del tejido fascial y “deshinchar el globo”. Aunque su uso tenga evidencia clínica (2, 3), es solo una ayuda más que se tiene a disposición, la cinta no te va a solucionar el problema.

Uso de las cintas kinesiológicas para calmar el dolor

Referencias

  1. Montalvo, A.M. Cara, E.L. y Myer, G.D. (2014). Effect of Kinesiology Taping on Pain in Individuals With Musculoskeletal Injuries: Systematic Review and Meta-Analysis. Phystheraphist Sports medicine, 42(2):48-57.
  2. Wei-Ting, W. Chang-Zern, H. y Li-Wei, C. (2015). The Kinesio Taping Method for Myofascial Pain Control. Evidence Based Complement Alternative Medicine, 950-519.
  3. Lim, E.C. y Tay, M.G. (2015). Kinesio taping in musculoskeletal pain and disability hat lasts for more than 4 weeks: is it time to peel off the tape and throw it out with the sweat? A systematic review with meta-analysis focused on pain and also methods of tape application. British Journal Sports Medicine, 49(24):1558-66.