¿Cómo afecta la postura corporal a tu organismo?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

En la era donde predomina la utilización de teléfonos móviles, videojuegos y computadoras no es difícil imaginar que la mayoría de adolescentes terminen con una mala postura. Desafortunadamente, los adultos no están excluidos de este fenómeno por su constante exposición a horas de trabajo delante de un escritorio.

Una mala postura a largo plazo conlleva consecuencias en la salud, desde dolor crónico de cuello, espalda y pies hasta problemas respiratorios y de estómago. Hoy en día, los efectos de una postura mediocre todavía son investigados por su frecuente desarrollo. Debido a esto, te explicamos cómo afecta la postura corporal a tu organismo y algunos consejos para revertir sus efectos.

Los efectos de la postura corporal en el organismo

Zonas afectadas por la postura corporal

1. Cabeza y cuello

Las zonas más afectadas por la mala postura corporal son probablemente los músculos detrás de la cabeza, los cuales ponen presión en los nervios cercanos creando dolores de cabeza.

Al respecto, se han encontrado relaciones entre problemas de cuello y una mala postura por estar constantemente mirando hacia abajo (hacia un teléfono móvil o tableta), ya que, al inclinar la cabeza hacia adelante, tu cabeza duplica su peso y este se posiciona en la punta de la espina dorsal.

2. La mandíbula

Como podrás sospechar, una postura inclinada hacia adelante pone demasiada presión sobre los músculos alrededor de la articulación temporomandibular, esto finalmente lleva al dolor y diversos problemas para abrir la mandíbula. Un estudio realizado al respecto hallí que corregir la postura ayuda con el dolor proveniente de esta condición (Jaeger, Oakley, Moore, Ruggeroli y Harrison, 2018).

Las consecuencias de una mala postura en la mandíbula

3. Tus hombros

El problema con la mala postura reside en que perjudica a los tendones del manguito rotador; es decir aquellos músculos y tendones que se encuentran en la parte superior del brazo y lo conectan con el hombro. Esta condición es conocida como pinzamiento del hombro y si no es tratada con seriedad puede causar un desgarre doloroso y debilidad en el hombro afectado.

De hecho, los expertos han comprobado que las personas con pinzamientos de hombro son mucho más propensas a tener mala postura en comparación con personas sin esta condición (Alizadehkhaiyat, Roebuck, Makki y Frostick, 2017).

4. Tu espalda

Naturalmente, la espalda de una persona promedio debe tener 3 curvas: una hacia adentro en el cuello, una hacia afuera en la parte superior de la espalda y otra hacia adentro en la parte inferior. De este modo, si mantienes una postura recta, estás ayudando a que esa forma se mantenga; mientras que si te encorvas, haces que los músculos a su alrededor se estresen.

Por lo general, las personas que hacen esto tienen el core débil, lo que lo hace aún peor porque estos en lugar de aliviar la situación, hacen que toda la presión se enfoque en la espina dorsal. En relación a esto, un estudio realizado en más de 500 personas con dolor crónico de espalda o de hombros descubrió que, cuando mejoraban su postura, también sus síntomas disminuían (Cramer, Mehling, Saha, Dobos y Lauche, 2018).

Causas de los dolores de espalda

5. Tu respiración

Nadie se imagina que una mala postura pueda afectar a la respiración, pero este es el caso cuando esta pone demasiada presión en el área del pecho y no permite que el diafragma se abra por completo.

Las investigaciones que respaldan esta información afirman que la mala postura, en especial aquella que se inclina hacia adelante, limita a la respiración, afectando la capacidad pulmonar (Han, Park, Kim, Choi y Lyu, 2016). El resultado final es un sentimiento de pesadumbre y fatiga en el individuo.

Cómo arreglar la mala postura corporal

  • Sentarse de manera correcta: mantener los pies en el suelo con las rodillas debajo del nivel de las caderas y tus antebrazos paralelos al suelo. Asegúrate de tener una silla que soporte la espalda y la lumbar.
  • No sujetes demasiado peso para tu cuerpo, ya que estarás poniendo presión en la espalda baja. Mejor opta por opciones que puedas llevar a tu lado como mochilas con ruedas o carros.
  • Prueba una clase de yoga o tai chi para abrir el pecho, la parte superior de la espalda y contrarrestar los efectos negativos de la mala postura.
  • Duerme en una posición neutra estratégica: trata de encontrar la forma en que la espalda se mantenga siempre derecha y no duermas boca abajo porque desalinea el cuerpo.

Por otro lado, los siguientes ejercicios te pueden ayudar a corregir problemas posturales:

Consejos para corregir una mala postura corporal

Deslizamientos escapulares en pared

  1. Párate con tus pies separados a lo ancho de las caderas en posición de sentadilla, con tu espalda y cabeza presionadas contra la pared.
  2. Posiciona los brazos tan cerca a la pared como puedas a un ángulo de 90°.
  3. Desliza los brazos hacia la pared y retorna hacia el centro, luego deslízalos hacia abajo.

No olvides meter tu mentón hacia adentro y repetir el ejercicio 10 veces.

Cómo ejercitarse para mejorar la postura corporal

Rotaciones externas de hombros

  1. Párate con tus pies separados a lo ancho de las caderas, con los codos contra los lados del cuerpo y los brazos en un ángulo de 90°.
  2. Rota lentamente ambos hombros, manteniendo los codos a los lados del cuerpo y tratando que los omóplatos se toquen.
  3. Retorna a la posición inicial y repite el ejercicio 10 veces.
Rotaciones externas de hombro para mejorar postura corporal

Conclusión

Los problemas de postura pueden llegar a desarrollar escoliosis o trastornos similares que, si no son atendidas en el momento correcto, pueden dejar secuelas por el resto de tu vida. Por ello, para aliviar los síntomas de una mala postura, debes investigar sobre ejercicios y adecuados a tus necesidades.

Referencias

  • Alizadehkhaiyat, O., Roebuck, M. M., Makki, A. T. y Frostick, S. P. (2017). Postural Alterations in patients with subacromial impingement syndrome. International Journal of Sports Physical Therapy. doi: 10.26603/ijspt20171111
  • Cramer, H., Mehling, W. E., Saha, F. J., Dobos, G. y Lauche, R. (2018). Postural awareness and its relation to pain: validation of an innovative instrument measuring awareness of body posture in patients with chronic pain. BMC Musculoskeletal Disorders. doi: 10.1186/s12891-018-2031-9
  • Han, J., Park, S., Kim, Y., Choi, Y. y Lyu, H. (2016). Effects of forward head posture on forced vital capacity and respiratory muscles activity. Journal of Physical Therapy Science. doi: 10.1589/jpts.28.128
  • Jaeger, J. O., Oakley, P. A., Moore, R. R., Ruggeroli, E. P. y Harrison, D. E. (2018). Resolution of temporomandibular joint dysfunction (TMJD) by correcting a lateral head translation posture following previous failed traditional chiropractic therapy: a CBP® case report. Journal of Physical Therapy Science. doi: 10.1589/jpts.30.103
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.