Así es como afecta tener sobrepeso a nuestro cerebro

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El sobrepeso u obesidad es una enfermedad que repercute directamente en nuestra salud y los órganos del cuerpo, pero… ¿sabes cómo afecta tener sobrepeso a nuestro cerebro? Sí, el cerebro es una de las principales víctimas de la obesidad y es posible que no te imagines las consecuencias de tener kilos de más: demencia, pérdida de memoria o enfermedades considerables como el Alzheimer, son solo algunas de las consecuencias de la obesidad en el cerebro.

Cómo afecta tener sobrepeso a nuestro cerebro

Comer de más y engordar hasta el grado de tener sobrepeso no solo te afecta físicamente, sino que también tiene grandes repercusiones para la salud. Uno de los órganos más afectados por este estado, además del corazón, por supuesto, es el cerebro.

¿Cómo afecta tener sobrepeso a nuestro cerebro? Empecemos por lo básico: comemos más. Una persona que tiene sobrepeso se ve en la necesidad de seguir comiendo de forma compulsiva. Por eso es más difícil cuando se alcanza el estado de sobrepeso disminuir los kilos que sobran: es un círculo vicioso.

El sobrepeso genera una relación malsana con la comida, una adicción. Desafortunadamente no con cualquier comida, sino con la que es rica en grasas, con la procesada, con la comida basura. Y es que, además, este tipo de comidas están tan adulteradas que son fabricadas exclusivamente pensando en producirnos un deseo incontenible de consumirla en grandes cantidades.

¿Qué ocurre con el cerebro al tener sobrepeso?

No te asustes, pero, además de ese deseo compulsivo de comer, con el sobrepeso el tamaño o volumen del cerebro (concretamente de la materia gris) disminuye. Además, según los expertos, el área del cerebro encargada de emitir los pensamientos complejos, la planificación y el autocontrol, reduce sus funciones en las personas con sobrepeso (de ahí ese deseo de comer, ese hambre que no tiene fin y que, a la larga, produce el exceso de peso en el cuerpo).

Así afecta a nuestro cerebro tener sobrepeso

Consecuencias negativas del sobrepeso en el cerebro

Mayor impulsividad

Además de crear un tipo de adicción por la comida, el sobrepeso produce comportamientos impulsivos, pues actúa directamente sobre la corteza orbifrontal encargada de controlar nuestros deseos/impulsos. Esto afecta principalmente a niños y adolescentes, cuyo cerebro no se encuentra desarrollado del todo y, si encima agregamos los daños del sobrepeso, entonces nos encontramos ante un gran problema de salud para los menores.

Por si no fuera suficiente, el sobrepeso causa cambios considerables en el sistema inmunitario y, en consecuencia, una inflamación corporal. Círculo vicioso: la obesidad causa inflamación, que afecta al cerebro, que a su vez provoca comer en exceso y, como resultado, más obesidad.

Agresividad

Las personas con sobrepeso suelen ser personas más agresivas; responden a patrones de comportamiento y respuestas cargadas de agresividad. La obesidad también afecta a las emociones. ¿Por qué? Los alimentos calóricos y ricos en azúcares suelen representar una recompensa o premio para estas personas; por eso, muchas veces cuando intentan hacer una dieta, es posible que se sientan frustrados ante la repentina retirada de alimentos ricos en grasas. Para ellos, comer es un premio y también un placer.

Por supuesto, a pesar de la sensación de placer que representa la comida, estas personas suelen padecer baja autoestima, asociada, principalmente, a los componentes sociales. Así que es frecuente que el sobrepeso y la depresión sean los grandes problemas. Sí, hay un sentimiento negativo hacia el físico, una sensación de malestar, baja autoestima y, sin embargo, el deseo o necesidad de seguir comiendo no puede frenarse.

Demencia

Sin duda, una de las consecuencias a largo plazo de la obesidad es la demencia o pérdida de las facultades mentales. Ya adelantamos que la grasa disminuye el tamaño del cerebro y también produce inflamación; pero, además, la grasa abdominal, llamada también visceral, secreta una serie de hormonas capaces de afectar el cuerpo y, por consiguiente, propiciar la reducción cerebral: un cerebro pequeño es capaz de desencadenar, a largo plazo, un estado de demencia.

Pérdida de memoria

Si aún no estás convencido de los efectos del sobrepeso sobre el cerebro, te contamos que, para las mujeres que han pasado la menopausia, el sobrepeso es uno de los causantes de las pérdidas de memoria. El aumento de 1 punto en el índice de masa corporal (IMC) es capaz de restar 1 punto en los resultados de la prueba de memoria. Y es que, de nuevo, las hormonas liberadas por la grasa abdominal causan la inflamación que, a largo plazo, ocasionaría pérdidas de memoria.

Una persona con sobrepeso libera citoquinas, hormonas que interactúan directamente con la insulina y la presión arterial; como ya sabes, la obesidad afecta directamente al corazón y, por supuesto, también al cerebro. Las consecuencias del sobrepeso sobre el cerebro son tan graves que pueden ocasionar enfermedades como el Alzheimer.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario