Cómo dejar de fumar

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Contenido del artículo

A pesar de ser conscientes del riesgo de mantener una dieta desequilibrada o del consumo de tabaco. ¿Por qué muchas personas siguen con el mismo comportamiento? ¿Tal difícil resulta dejar de hacer algo que sabemos que nos está perjudicando?

Dependencia del tabaco

La dependencia física a la nicotina desaparece a los 7-10 días de suspender su administración. En ese tiempo, nuestro cuerpo se acostumbra a su falta. Si es así, ¿por qué cuesta tanto dejar de fumar?

Dependencia psicológica: el tabaco relaja

Para empezar, la nicotina, además de ser uno de los venenos más potentes de la naturaleza, es un alcaloide estimulante que genera adicción, tolerancia y abstinencia.

Esa función estimulante hace que el consumidor de tabaco, tenga una tasa basal de ansiedad mucho más elevada que la de un no fumador, por lo que cuando baja la concentración de nicotina en sangre, aparece un síndrome de abstinencia que la adicción a la nicotina nos ha generado creándonos un malestar que con el consumo del cigarrillo, desaparece. Por lo tanto, el tabaco ni relaja ni experimentamos placer sino que eliminamos malestar.

Así, ¿qué nos engancha al tabaco?

fumar mata

El auto-engaño

La repuesta está a nivel psicológico. Si preguntamos porqué se fuma, algunos dirán que «porque me gusta», «por placer», por aburrimiento», «por libertad», “porque de algo hay que morir” o incluso los que piensan que el tabaco no es perjudicial. A pesar de estos argumentos, todos los fumadores,sin excepción, saben que fumar es perjudicial e incluso desean dejar de fumar.

Desde la psicología cognitiva defendemos la idea de que lo que mantiene ese comportamiento es porque creen completamente en que el consumo de ciertos alimentos perjudiciales o el consumo de tabaco es necesario, lo necesitan para estar bien, para funcionar, para, en definitiva, ser felices.

Creen que el tabaco les aporta alguna cosa importante, necesaria para su vida. Tienen la mentalidad del fumador.

componentes de un cigarrillo

“Amigo, no es la forma de morir sino la forma de vivir.» Juan Martínez.

El tabaco, como cualquier otra sustancia que pueda crear adicción, no aporta nada positivo a la persona. Mientras sigamos creyendo que lo necesitamos imperiosamente seguiremos fumando hasta el último día de nuestra vida, será una auténtica tortura y haremos de ella cada día un infierno en el que no vale la pena vivir.

Rompe las cadenas de todo aquello que te esclaviza

Tratamientos para dejar de fumar

Existen en el mercado algunos tratamientos que dicen ayudar a dejar de fumar (chicles, parches, sprays…) incluso los cigarrillos electrónicos se presentaron como una alternativa saludable al consumo de tabaco, algo que diferentes estudios se han encargado de poner en duda.

El problema es que estos tratamientos, que trabajan solo a nivel físico proporcionando dosis de nicotina a nuestro cerebro, refuerzan la idea, pensamiento o creencia que nos mantiene atados al tabaco: necesito el tabaco (nicotina) para estar bien.

Por lo tanto, para dejar de fumar se ha de hacer un cambio de mentalidad ante el tabaco. En el momento en que se descubre el engaño del tabaco, es imposible seguir fumando.

Conclusión

El método correcto para dejar de fumar no es la fuerza de voluntad, con la fuerza de voluntad, te vuelves a decir que el tabaco te aporta algo, que lo necesitas y sustituyes la conducta de fumar por los caramelos, la comida u otra conducta sustitutiva. La solución es meramente mental, darnos cuenta de la realidad del tabaco. Como fumar no aporta nada, no necesitas ningún sustitutivo.

Referencias

  • Baechle, T.r.; Eark, R.W. «Principios del entrenamiento de la fuerza y del acondicionamiento físico» (2007) 2ª ed. Buenos aires, Madrid  Médica Panamericana.
  • Becoña, E. Cortés, M. Et al. (2011) «Manual de adicciones para psicólogos especialistas en psicología clínica en formación». Ed Socidrogalcohol. Valencia.
  • Costa i Molinari, J.M. (1994) “Manual de Psiquiatría” Publicacions de la Universitat Autònoma Bellaterra.

Fuentes

  • Giraldo-Buitrago; G. et al. (2001) Impacto del tabaquismo en el rendimiento físico. Resultados de la IV Carrera contra el Tabaco. Rev Inst Nal Enf Resp Mex Volumen 14 – número 4 Octubre – diciembre 2001
  • Izquerdo C.; Últimos datos de consumo de tabaco en España. Comparativa histórica.BOLETÍN ONCOLÓGICO (2013)
  • clevelandclinic.org. Los efectos de fumar en el rendimiento deportivo (Smoking&Physical Activity)
  •  Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. ¿Cuánta gente fuma?
  •  Comunidad de Madrid. Tabaquismo y deporte

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!