Cómo determinar si una vitamina o suplemento realmente te funciona bien

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Contenido del artículo

Si bien muchas personas usan vitaminas y suplementos para mejorar su salud, algunas no saben cómo seleccionar y tomar adecuadamente las correctas. 

Las vitaminas solo están destinadas a proporcionarte los nutrientes que no puedes obtener solo de los alimentos. Por lo tanto, ¿cómo puedes saber si estás tomando las adecuadas? 

Hay mucha variedad de ellas y es complicado determinar si una vitamina o suplemento realmente te funciona bien. Por ello, te mostramos algunas sugerencias para ayudarte a seleccionar las mejores para tus necesidades.

Alimentos ricos en vitaminas

¿Cómo determinar si una vitamina/suplemento funciona bien?

1. Consulta con tu médico

Si eres una persona relativamente sana, es posible que solo necesites un multivitamínico de buena calidad. 

Tu cuerpo y tus necesidades son únicos, y solo un profesional de la salud capacitado puede decirte qué es seguro y qué no, pues se basará en tu historial de salud, condiciones actuales, medicamentos recetados y otros factores clave. 

Después de que tu médico realice dichas pruebas previas para verificar tus niveles de vitaminas, es probable que te recomiende vitaminas comunes que se necesitan agregar a la dieta, como el complejo de vitaminas B, calcio, magnesio y vitamina D.

Ten en cuenta que el objetivo de tu médico es ayudarte a estar lo más saludable posible, por lo que ninguna pregunta sobre tu bienestar es demasiado tonta o pequeña.

Cómo saber que vitaminas debo tomar

2. Elige vitaminas para la energía y vitalidad

Las vitaminas del complejo B, la vitamina D y el hierro juegan un papel importante en la lucha contra la fatiga

2.1 Vitamina D

La vitamina D es una vitamina esencial que todo ser humano necesita. Para muchos, tan solo 30 minutos al sol al día nos proporcionan toda la vitamina D que necesitamos. Sin embargo, es casi imposible de obtener solo de fuentes alimenticias y combinado con la falta de exposición al sol, la suplementación es común. 

La vitamina D ayuda al cuerpo a procesar y absorber el calcio, reduce la inflamación, estimula su sistema inmunológico e incluso puede prevenir el daño óseo. 

2.2 Vitaminas del Complejo B

Por otro lado, el complejo B es un conjunto de 8 vitaminas esenciales para estructurar y reforzar el funcionamiento del ADN, regular el desempeño del cuerpo y la utilización de energía, mejorar el tono muscular, intervenir positivamente en el sistema nervioso y prevenir lesiones diversas en piel y mucosas.

¿Cuáles son las mejores vitaminas y suplementos?

2.3 Hierro

Por último, pero no menos importante, el hierro es un mineral necesario para el crecimiento y desarrollo del cuerpo.

El cuerpo utiliza el hierro para fabricar la hemoglobina, una proteína de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno de los pulmones a distintas partes del cuerpo, y la mioglobina, una proteína que provee oxígeno a los músculos. Además también lo requerimos para elaborar hormonas y tejido conectivo.

Vitaminas y suplementos para la energía y vitalidad

3. Opta por un multivitamínico

Estos suplementos nutricionales aportan nutrientes como vitaminas, minerales, aminoácidos o ácidos grasos que a veces no consumimos en las cantidades necesarias de forma natural.

Las cantidades de vitaminas como la A, la C y la D, así como de calcio, hierro y magnesio se reducen a una dosis diaria que suele ser una pastilla, una forma aparentemente sencilla de cubrir nuestras carencias alimenticias.

Sin embargo, el uso y la eficacia de las multivitaminas aún son controvertidos ya que muchas voces críticas aseguran que todo lo que necesitamos se puede conseguir llevando una dieta equilibrada. Aún así, si bien la comida siempre debe ser tu fuente principal de vitaminas, los multivitamínicos pueden ayudarte a llenar los vacíos y potencialmente ayudar a corregir las deficiencias nutricionales.

Beneficios de ingerir multivitaminicos

4. Toma en cuenta la vitamina A y la C

4.1 Vitamina A

La vitamina A es una vitamina liposoluble que ayuda a mantener en buen estado la vista, el sistema inmunitario y la capacidad de reproducción. También aporta beneficios para el corazón, los pulmones y los riñones, entre otros órganos.

Esta vitamina está disponible a través de una variedad de alimentos, por lo que es probable que obtengas suficiente si estás comiendo una dieta saludable. Pero aquellos con ciertos problemas de salud están en riesgo de deficiencia y pueden beneficiarse al tomar un suplemento.

4.2 Vitamina C

La vitamina C es como la fuente de energía que mantiene funcionando el sistema de defensa natural de tu cuerpo. Este poderoso y pequeño nutriente refuerza tu sistema inmunológico, lo que lo ayuda a combatir gérmenes y bacterias potencialmente dañinos, y también actúa como antioxidante.

Sin embargo, la mayoría de las personas consumen vitamina C diariamente a través de alimentos, lo que hace que la suplementación sea una pérdida de dinero y potencialmente dañina en altas dosis. De este modo, si ya consume grandes cantidades de vitamina C de la ingesta de alimentos, la suplementación puede ser innecesaria.

¿De dónde conseguir la vitamina C?

5. Incluye suplementos antiaging

El colágeno es una proteína esencial del cuerpo humano que forma parte de la piel, los huesos y las articulaciones; sin embargo a partir de los 25 años empezamos a perder colágeno y a los 40 producimos la mitad que a los 20.

En determinadas situaciones (sobrepeso, excesiva actividad deportiva, etc.) se acelera el desgaste, por ello se recomienda suplementar la dieta con colágeno.

La dieta, habitualmente, no incluye colágeno, ya que los alimentos que lo contienen se suelen descartar o se consumen en poca cantidad. Por ello, a partir de los 30-35 años puede ser recomendable los suplementos de colágeno para mantener sus niveles de regeneración. Además, en el caso de los deportistas, el colágeno permite cuidar las articulaciones, evitar lesiones, paliar el dolor e incluso recuperarse más rápido de la actividad física.

¿Cómo contrarrestar la vejez?

Conclusión

Que la mayoría de vitaminas se puedan adquirir a través de los alimentos no significa que los suplementos no sean necesarios para ti. Si tienes deficiencia de estas vitaminas, probablemente puedan beneficiarte.

No obstante, es importante que informes a tu médico sobre cualquier vitamina o suplemento que planees tomar, especialmente si tienes una afección de salud o estás tomando medicamentos con regularidad. No todos los productos funcionan bien para todos, y algunos pueden ser peligrosos.

Referencias

  • Ahern, K. How to Determine if a Vitamin or Supplement Is Actually Right for You. Para Livestrong [Revisado en febrero de 2020]

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!