Cómo evitar tocarte la cara y así prevenir el contagio de virus

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

¿Sabías que tocarte la cara aumenta las probabilidades de contraer un virus? Esto se debe a una simple razón: los virus y bacterias son muy hábiles y pueden entrar fácilmente a tu cuerpo a través de tus ojos y boca.

Además, este contacto de manos y rostro aumenta las probabilidades de que tus manos se ensucien mucho más rápido luego de lavarlas. Por otra parte, no solo tu organismo se puede ver perjudicado por esta acción sino también tu familia y grupo cercano, en especial los adultos mayores y las personas más vulnerables a enfermedades como el coronavirus.

Sabemos que se trata de un hábito difícil de derribar, por ello te enseñamos cómo evitar tocarte la cara prevenir el contagio de virus.

¿Cómo evitar la transmisión de virus?

¿Cómo se transmite una infección?

La nueva pandemia de coronavirus se transmite, según los expertos, de persona a persona como la mayoría de las infecciones respiratorias. Esto quiere decir que el virus se distribuye a través de las gotas producidas cuando alguien estornuda y otro individuo las inhala. Otra forma de contagio es el estar en contacto con una superficie contaminada y a continuación tocarse la cara.

Parar de tocarse la cara es clave para prevenir contagios

¿Por qué es clave no tocarse la cara?

Los especialistas en salud han estudiado por años este comportamiento en toda clase de individuos, ya que tocarse la cara parece trascender edad, género y nacionalidad. De hecho, un estudio realizado en 10 individuos, los cuales fueron observados en una oficina por 3 horas, comprobó que estos se tocaron la cara 16 veces en promedio por hora (Nicas y Best, 2008).

Otra investigación realizada en 26 estudiantes de medicina en una universidad de Australia, encontró que se tocaron la cara 23 veces por hora. Además, casi la mitad de ellos se tocaron la boca, nariz o los ojos, los cuales son las vías más comunes por las cuales el virus entra al organismo (Kwok, Gralton y McLaws, 2015).

La mejor recomendación para prevenir este mal hábito es descubrir en qué momento del día lo haces con mayor frecuencia, tal vez sea en una reunión de trabajo o cuando usas el teléfono celular. Luego de identificar estos patrones,solo debes comenzar a romperlos y modificarlos.

La razón por la que no debes tocarte la cara

Por qué es importante lavarse las manos es muy importante

Lavarse las manos es el primer paso para no contraer una enfermedad, pero cuando te tocas el rostro puedes estar saboteando tu propia salud.

Para tener las manos limpias es esencial seguir 5 pasos simples:

  • Mojar
  • Distribuir jabón
  • Frotar
  • Enjuagar
  • Secar

Recuerda que cualquier contacto con una superficie significa nuevas bacterias en tus manos, por ello deberías evitar tocarte la cara.

Cómo parar de tocarte la cara para prevenir contagios

¿Es posible romper el hábito de tocarte la cara?

La respuesta es afirmativa, pero siempre teniendo en cuenta que tomará un poco de tiempo. Sin embargo, te damos algunas recomendaciones para dejar de tocarte la cara:

  • Mantén tus manos ocupadas en todo momento, en especial cuando no estás haciendo nada o solo relajándote en tu hogar.
  • Usa desinfectante para manos con aroma para hacerle recordar a tu cerebro que debe mantener las manos alejadas del rostro, ya que el perfume te alertará al respecto.
  • Si estás sentado durante mucho tiempo, se recomienda entrelazar los dedos y mantener las manos sobre tu regazo.

Si intentaste todos los métodos pero ninguno funcionó, usa guantes para que el recordatorio de no tocarte la cara sea constante

Cómo romper el hábito de tocarse la cara

Conclusión

Lo hemos dicho anteriormente y lo volvemos a repetir: es vital mantener las manos lejos del rostro para no contraer un virus o bacteria. La mejor opción que tienes de romper con este hábito es siguiendo nuestros consejos y tomando consciencia sobre las posibles consecuencias de enfermarte.

Referencias

  • Kwok, Y. L., Gralton, J. y McLaws, M. L. (2015). Face touching: a frequent habit that has implications for hand hygiene. School of Public Health and Community Medicine. doi: 10.1016/j.ajic.2014.10.015.
  • Nicas, M. y Best, D. (2008). A study quantifying the hand-to-face contact rate and its potential application to predicting respiratory tract infection. Journal of occupational and environmental higiene. doi: 10.1080/15459620802003896.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario