Cómo lavarte correctamente las manos y evitar contagiarte con algún virus

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

La higiene de manos es una de las maneras más efectivas para prevenir y reducir las infecciones asociadas a la atención sanitaria.

Puede parecer un factor menor, pero limpiarse las manos de manera correcta es una de las principales acciones que todos podemos realizar para tratar de mantener a los virus fuera de nuestro organismo. Pero, ¿cómo hacerlo correctamente para evitar contagiarte con algún virus? 

Hay muchos puntos a tener en cuenta, pero seguramente la manera en que lo haces no alcanza para eliminar todos los gérmenes. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la higiene de manos tiene evidencia científica en la prevención y control de infecciones. Sin embargo, este lavado sólo es eficaz si se realiza con abundante agua y jabón (aunque el alcohol en gel también es aceptado). 

Pasos para lavarse las manos y evitar un virus

5 errores comunes al lavarse las manos

1. No usas siempre jabón

El jabón no sólo sirve para dejarte buen olor en las manos. Es más, tampoco es necesario que tenga olor a miel o manzana.

El jabón es una mezcla química especialmente elaborada para eliminar los posibles microbios. Lavarse solo con agua reducirá las bacterias al 23 %, según un estudio. Sin embargo, el uso de jabón reduce el total de bacterias a alrededor del 8 %. Por lo tanto, omitir este paso adicional hace la diferencia (Burton et al., 2011).

Las bacterias y virus se adhieren con mayor facilidad a las superficies grasas como las palmas de las manos, de ahí que el jabón ayude a que estos resbalen al aclararnos y se marchen con la espuma por el desagüe.  

Fórmulas jabonosas que además incluyan alcohol son todavía más efectivas, excepto en manos demasiado sucias o grasosas en las que se recomienda que el porcentaje de alcohol no supere el 60% de la fórmula para ayudar a eliminar la suciedad y grasa acumulada correctamente.

Es necesario lavarnos las manos al menos durante 20 o 30 segundos, y se recomienda utilizar el jabón liquido, pues suele ser más eficaz que la pastilla porque es menos probable que esté contaminado.

Importancia de lavarse las manos con jabón líquido

2. No dedicas el tiempo necesario al lavado

Dedicar sólo unos pocos segundos a lavarse las manos resta eficacia a esta acción dado que supone que seguramente nos estamos saltando algún paso o bien no estamos incidiendo en todas las zonas a desinfectar.

Generalmente se dice que hay que lavarse las manos mientras cantamos 2 veces «cumpleaños feliz». Esto dura, en general, unos 30 segundos y es el tiempo mínimo para hacerlo, aunque la OMS recomienda alargarlo de 40 segundos a un minuto.

La cantidad de tiempo dedicada a lavarse las manos afecta a la cantidad de bacterias que puede eliminar. Un lavado de 20 segundos produce una mayor reducción de gérmenes que un lavado más corto de 5 segundos, según un estudio (Jensen et al., 2012).

Por otro lado, frota bien de 30 a 40 segundos las palmas de las manos, el dorso de las muñecas, entre los dedos y por supuesto las uñas. A pesar de que hay personas que afirman que lavarse las manos con agua caliente es mejor, lo cierto es que los gérmenes no distinguen estas temperaturas. Así que siéntete libre de hacerlo como desees.

Cómo lavarse bien las manos y evitar gérmenes

3. Dejas partes sin lavar

Lavarse las manos por encima y sólo por las palmas y la parte externa no sirve de nada si olvidas otras zonas sumamente importantes.

No frotar adecuadamente todas las zonas (palmas, exterior, pulgar, entre los dedos, uñas) puede hacer que no se eliminen los gérmenes y bacterias en su totalidad.

«A los gérmenes les encanta esconderse debajo de las uñas y el espacio entre los dedos, por lo que debes lavar muy bien estas áreas».

doctora Roshini Raj, médico del NYU Medical Center.

Asegúrate de lavarte vigorosamente para obtener una buena espuma: la fricción es clave para eliminar la suciedad, la grasa y los microbios de la piel. Además, no te detengas en la palma de tu mano. Lava aproximadamente tres centímetros hacia tu muñeca para asegurarte de eliminar la mayor cantidad de bacterias posible.

Técnicas para lavarse las manos adecuadamente

4. Te contaminas inmediatamente después del lavado

Es obvio que despues de lavarte las manos y ya estés limpio de gérmenes, vas a tener que tocar cosas. Simplemente evita lanzarte directamente al barro o a una papelera para mantener tus manos limpias de bacterias.

Fuera de casa, lo ideal es coger la toallita desechable con la que te has secado las manos y utilizarla para cerrar el grifo que puede tener una gran cantidad de gérmenes. Es decir que, como las superficies húmedas, como los grifos, son un caldo de cultivo para los gérmenes, es mejor cerrar el grifo o abrir la puerta en un baño público con una toalla de papel para mantener las manos limpias.

En casa, basta con desinfectar y limpiar con bastante frecuencia el grifo y cerrarlo con la mano.

¿Cómo evitar los virus?

5. Confías mucho en los antibacteriales

El gel antibacterial tiene muchos beneficios y evita de cierta forma la propagación de virus en tus manos, pero esta no es la medida más recomendada por los expertos, sino que sigue siendo el lavado de manos convencional.

El lavado con agua y jabón es más eficaz contra los gérmenes y virus, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés). Este organismo recomienda este tipo de productos para situaciones excepcionales como no disponer de agua y jabón o en lugares donde no estar expuesto a superficies sucias como, podría pasar en un hospital.

A su vez, hay que tener cuidado con los jabones antibacterianos que contengan triclosán como ingrediente ya que no existe ninguna prueba de que realmente ayude a evitar la contaminación de gérmenes.

“No hay evidencia de que estos jabones funcionen mejor que los comunes o los que contienen alcohol, y algunos estudios sugieren que podrían contribuir a la resistencia a los antibióticos y que tienen efectos hormonales inesperados en las personas a largo plazo”.

Elaine Larson, profesor de epidemiología de la Escuela Mailman de Salud Pública de la Universidad de Columbia
¿El gel antibacterial sustituye el lavado de manos?

¿Cómo lavarte adecuadamente las manos?

  1. Moja tus manos con agua limpia (tibia o fría) y exprime un poco de jabón en su palma.
  2. Frota tus manos, colocando el dorso de tus manos, entre tus dedos y debajo de tus uñas.
  3. Frota durante al menos 30 o 40 segundos.
  4. Enjuaga bien tus manos bajo el agua.
  5. Con una toalla limpia o papel, seca las manos por completo (los gérmenes se pueden transferir más fácilmente hacia y desde las manos mojadas).
¿Cómo lavarte adecuadamente las manos?

¿Cuándo lavarte las manos?

  • Si estás en casa: al llegar, antes de cocinar, después de usar el baño, antes de atender a tu bebé o a un anciano y tras jugar con tu mascota.
  • Si estás en el trabajo: tras usar los transportes públicos, tras usar el baño, antes de comer, después de manipular objetos.
  • Si estás de viaje o no puedes acceder a un lavabo con jabón, la mejor solución es llevar siempre en el bolso un bote de gel desinfectante a base de alcohol. Solo tienes que aplicar un poco del gel en tus manos, frotarlas como si usaras jabón durante 20 segundos o hasta que notes que el producto se haya secado.

Es una buena idea tenerlo a mano si estás enfermo en la oficina para evitar contaminar tu espacio y contagiar a tus compañero. Pero aunque esos geles son muy prácticos, son una solución puntual y no puede ser sustitutos del lavado clásico de manos con agua y jabón.

¿Cuándo lavarse las manos?

Conclusión

Lavarse las manos correctamente mata el 90% de los gérmenes adheridos a ellas. Por tanto, es preciso que todos seamos conscientes de la importancia de lavarse las manos adecuadamente, con la frecuencia y duración necesarias para evitar sufrir determinadas enfermedades así como el contagio de las mismas a otras personas de nuestro entorno diario.

Referencias

  • Burton, M., Cobb, E., Donachie, P., Judah, G., Curtis, V. y Schmidt, W. P. (2011). The effect of handwashing with water or soap on bacterial contamination of hands. International Journal of Enviromentl Research and Public Health. doi: 10.3390/ijerph8010097
  • Jensen, D., Schaffner, D., Danyluk, M., Alfred, L. y Harris, L. (2012). T9-11 Efficacy of Handwashing Duration and Drying Methods. Para International Association for Food Protection [Revisado en marzo de 2020].
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario