5 consejos para evitar la contaminación cruzada si eres celíaco

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

La celiaquía es una enfermedad autoinmune que ocurre en personas genéticamente predispuestas. Se caracteriza por una intolerancia permanente al gluten, proteína presente en cereales como trigo, avena, cebada y centeno. Pero a menudo, otros alimentos entran en contacto con esta proteína por contaminación cruzada, un proceso que puede resultar nocivo para tu salud si eres celíaco.

evita la contaminación por gluten

¿Qué es la contaminación cruzada y cómo evitarla?

La contaminación cruzada es muy frecuente y difícil de controlar. Sucede cuando los alimentos entran en contacto con sustancias ajenas y dañinas. En el caso de los celíacos, una cantidad microscópica de gluten, como una sola miga de pan, es suficiente para hacer reaccionar al sistema inmunitario.

En principio la contaminación suele causar reflujo, acidez, dolor e hinchazón abdominal, vómito, diarrea o estreñimiento, así como cansancio, mareo, fatiga, dolor de cabeza, dermatitis, entre otras. ​Y aunque no siempre se manifiestan síntomas de forma inmediata, a la larga este daño se acumula y puede llegar a ser grave.

Desde el origen, en el transporte, durante el almacenamiento, la preparación, o en la propia mesa durante el consumo, debemos estar atentos y ser muy cuidadosos para evitar la contaminación.

Algunas sugerencias para tener en cuenta si eres intolerante al gluten

1. Infórmate y haz buenas compras

Algunos de los problemas de la contaminación cruzada están relacionados con la presencia en pequeñas cantidades de un determinado alérgeno en alimentos procesados procedentes de otro alimento que está presente en las mismas instalaciones.

Existe la posibilidad de que alimentos en principio libres de gluten puedan entrar en contacto en algún momento con gluten, lo que los convertiría en no aptos para su consumo ​ De ahí la necesidad de los celíacos de contar con un sistema que verifique los procesos productivos, a fin de informar qué productos son aptos para consumo, aún si sus componentes son aptos.LOS ALIMENTOS QUE HAN SIDO PROCESADOS POR ELABORACION INDUSTRIAL PUEDEN CONTENER GLUTEN EN SUS ADITIVOS, CONSERVANTES , ESPESANTES ETC. DEBES CONSULTAR Y LEER MUY BIEN EL PAQUETE ANTES DE INGERIR.

Presta atención al etiquetado de los productos que compres y nunca te arriesgues si tienes alguna duda. Evitar la contaminación cruzada en casa es algo que depende únicamente de nosotros, y para ello debemos aprender a cocinar sin gluten, identificar qué alimentos llevan gluten, cuáles son aptos, cuáles son los sellos identificativos de los productos sin gluten, etc. También deberemos conocer los distintos procedimientos para que el momento de cocinar sea 100% seguro y no se produzca contaminación. Tendremos también que saber cómo podemos utilizar el horno, el microondas con productos sin gluten.

2. Mantén la higiene en todo momento

Utilizar utensilios (tablas, cuchillos, tenedores, etc.) que estén perfectamente limpios para cocinar y manipular alimentos sin gluten. tener ciertos utensilios exclusivos para cocinar sin gluten, debido a la dificultad para limpiarlos correctamente y para no correr el riesgo de que queden vestigios de gluten (colador, espumadera, palo de amasar y fundamentalmente la tostadora). hay ciertos utensilios en la cocina que no conviene que entren en contacto con el gluten. Por ejemplo, los cucharones de madera o las tablas de cortar de madera. La madera es un material más poroso y es posible que a pesar de limpiar bien, puedan quedar restos de gluten.Antes de cocinar, limpiá todas las superficies que utilices para realizar la preparación de alimentos sin TACC. En el caso de algunos utensilios, como espumadera, tostadora, colador de pastas u otro en el que puedan quedar restos de alimentos, te recomendamos no utilizarlos para el manejo de productos sin gluten.Algunos elementos como rejillas, repasadores, delantal de cocina, también pueden almacenar restos de comidas que pueden contaminar un alimento sin gluten, por lo tanto es fundamental que los mismos estén en un adecuado estado de higiene al momento de realizar alguna preparación apta para celíacos.

3. Almacena por separado

Te sugerimos almacenar todos aquellos productos libres de gluten separadamente de aquellos que lo contengan: podés destinar un estante de un mueble específicamente para productos sin gluten. Guardá los alimentos sin gluten en recipientes con tapa, separados de aquellos que lo contienen. Se puede destinar un lugar de la cocina exclusivamente para las harinas o productos aptos para celíacos.cerrar correctamente los paquetes o recipientes donde almacenes los productos con TACC. La volatilidad de las harinas hace que los productos que se encuentran cerca puedan contaminarse muy fácilmente. En la heladera guardá en recipientes cerrados herméticamente todos aquellos alimentos sin gluten.Te recomendamos guardar los productos sin gluten en la parte superior de la heladera, para evitar la contaminación por derramamiento.Carnes: Si comprás milanesas preparadas o cualquier otro producto empanado, no las pongas en contacto con el resto de la carne que si podría consumir un celíaco.etiquete o rotule su mermelada (aunque sean iguales), con expresiones que la mantengan a salvo. Cuando guardes la compra o tengas que viajar con los alimentos, utiliza siempre bolsas reusables limpias o envases individuales bien sellados. En las estanterías y frigoríficos debemos almacenar siempre los productos sin gluten arriba y los con gluten abajo para que no se pueda caer ninguna sustancia que contamine nuestros alimentos aptos. Lo ideal es tener un armario específico para los productos sin gluten.

4. Cocina sin gluten primero

Las comidas y/o preparaciones sin gluten deben elaborarse antes que las demás. se puede compartir horno para trabajar con y sin gluten al mismo tiempo, siempre y cuando se coloque la preparación sin gluten en la parte superior, la con gluten en la parte inferior y no se active la función ventilador.te recomendamos cocinar en diferentes recipientes, y colocar la preparación con gluten en la parte inferior del horno y en la parte superior el recipiente libre de gluten.En el caso de la tostadora, podés colocar encima un trozo de papel de aluminio y luego el pan para evitar el contacto directo, si esta es utilizada para diferentes panes.No utilices el mismo medio de cocción para un alimento con y sin gluten (aceites en el que se hayan cocinado alimentos rebozados con pan rallado, o agua en la que se hayan cocido fideos a base de harina de trigo).Nunca utilices el aceite o el agua usados para cocinar previamente alimentos con gluten. Así que mejor tener dos aceiteras bien identificadas y separadas para evitar errores, y aún mejor si utilizamos aceite limpio. Si tenemos freidora, utilizarla sólo para patatas, estarán más sabrosas y no habrá ninguna duda, será aceite totalmente apto. Sin embargo si en un momento dado en esa freidora hacemos unas croquetas con gluten, ese aceite estará ya contaminado y no podrá utilizarse para hacer productos sin gluten.No utilices el mismo medio de cocción para un alimento con y sin gluten (aceites en el que se hayan cocinado alimentos rebozados con pan rallado, o agua en la que se hayan cocido fideos a base de harina de trigo).

5. En la mesa…habla

Al momento de servir los alimentos libres de gluten, ponelos en recipientes exclusivos y sin tener contacto con alimentos que puedan contener gluten.

Los productos y los condimentoss para untar servilos en recipientes que deberán ser exclusivos para el uso del celíaco al igual que los utensilios que utilice. Lo más aconsejable es contar con tus propios utensilios.Los productos para untar, como mantecas, mermeladas, quesos, etc., almacenalos en un recipiente exclusivo para evitar la contaminación cuando se untan tostadas o galletitas que puedan contener gluten.Y es que si alguien coge un cuchillo, lo introduce en la mermelada, unta su pan de trigo y después con ese mismo cuchillo vuelve a la mermelada, posibles restos de trigo habrán contaminado ya el bote de mermelada y el celiaco no podrá consumirla. 

En la actualidad hay algunos restaurantes que ofrecen platos elaborados para celíacos. En el caso de que no cuenten con ellos, podrá optarse por algún menú con alimentos naturalmente libres de gluten, y asegurarse que no contenga agregados de salsas, aderezos o algún producto que pueda tener gluten en su composición.

Referencias

  • Pérez, L. (2020, 4 junio). Contaminación cruzada: cómo evitarla. Celicidad. https://celicidad.net/contaminacion-cruzada-consejos-evitarla/
  • Europa Press. (2020, 14 enero). El problema de la contaminación cruzada en los celiacos. infosalus.com. https://www.infosalus.com/nutricion/noticia-problema-contaminacion-cruzada-celiacos-20200114173027.html
  • Celíaco, S. N. E. (2020, 5 febrero). Contaminación cruzada con gluten: qué es y cómo evitarla. Soy Celíaco, No Extraterrestre. https://www.soyceliaconoextraterrestre.com/contaminacion-cruzada-con-gluten/
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario