5 consejos para evitar la contaminación cruzada si eres celíaco

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Evitar la contaminación cruzada dentro de la cocina es uno de los cuidados principales que debe tener una persona celíaca. Por su parte, la contaminación cruzada se produce cuando los alimentos se contaminan por sustancias ajenas. Asimismo, es importante saber que esto se puede producir por distintas causas, tales como, sustancias en el ambiente, superficies contaminadas o mala higiene al manipular los alimentos.

Por otra parte, la enfermedad celíaca altera la absorción de vitaminas, minerales y otros nutrientes que los alimentos poseen. Del mismo modo, una de las consecuencias en las personas celíacas es que son más sensibles al gluten y a la contaminación cruzada. Por lo tanto, las medidas de prevención deben ser mayores tanto al cocinar como al conservar los alimentos.

5 consejos para evitar la contaminación cruzada si eres celíaco

Higiene personal para evitar la contaminación cruzada

El primer consejo que debes considerar para evitar la contaminación cruzada dondequiera que vayas es mantener una higiene personal pulcra y cuidada. Sin importar dónde estés, tus manos son quienes siempre llevan tus alimentos a tu boca, así que mantenlas (uñas incluidas) limpias en su totalidad.

A pesar de ello, no solo tus manos son importantes: tu higiene personal en general lo es. Es decir, cuando estás a punto de comer, los alimentos quedan expuestos cerca de tu cuerpo; por lo tanto, debes cuidar tu pulcritud en su totalidad para evitar riesgos, tanto tuyos como de quienes te rodean.

El orden en la mesa importa si eres celíaco

Compartir la mesa con alguien es un momento íntimo donde puedes acercarle un tazón de ensalada o llenar un vaso con agua a otra persona. Sin embargo, lo ideal sería que evitaras estas prácticas. No compartas tus cubiertos, no permitas que alguien más sirva tu comida y en su lugar, hazlo tú para tener certeza del contacto que tus alimentos tienen con el exterior.

Del mismo modo, puedes cuidar tu salud incluso más al reservar un lado de la mesa exclusivamente para ti. Es decir, en dicho lugar tendrías tus utensilios y alimentos separados para tener mayor seguridad. Recuerda que si alguien más tiene contacto con tu comida, esta se podría contaminar.

Comunica a tus allegados que eres celíaco y cómo pueden ayudarte

Para algunas personas puede ser extremista el cuidado que una persona celíaca debe tener, pero es porque no conocen realmente la enfermedad. En otras palabras, si mantienes informados a tus allegados sobre tu situación y cómo contribuir a tu cuidado, todo será más sencillo.

Cuando compartes con otras personas que eres celíaco, estas pueden duplicar sus medidas de higiene y la de los productos alimenticios que manipulan. No obstante, cuando visites un restaurante, pregunta sobre las medidas que tienen para evitar la contaminación cruzada y pide siempre un menú libre de gluten.

La organización sirve para evitar la contaminación cruzada

A la hora de comprar productos alimenticios es importante que utilices bolsas reusables que hayas lavado y secado previamente y planificar tu visita al supermercado antes de salir para tomar las precauciones necesarias. Además, al llegar a casa, recuerda limpiar los productos antes de guardarlos y almacénalos en un estante o espacio separado.

Es necesario evitar que tus alimentos entren en contacto con cualquier tipo de sustancia que los pueda contaminar. Por ello, debes mantenerlos aislados en envases individuales y ser tú quien los manipule. Según Pérez (2020), los celíacos no necesitan tener vasos y platos exclusivos para ellos, pero sí ciertos utensilios como las cucharas de madera, en las que se pueden almacenar partículas de gluten, o incluso tablas de cortar de madera.

5 consejos para evitar la contaminación cruzada si eres celíaco

Limpia tu refrigerador con frecuencia para evitar la contaminación cruzada

Puedes tener tener un refrigerador separado, pero esto no es algo que todo el mundo se pueda permitir. Sin embargo, con una correcta higiene, puedes mantener tu comida en el refrigerador familiar sin miedo a que contraiga contaminación cruzada.

La regla principal de esto será limpiar frecuentemente el refrigerador con agua y jabón. Además, será clave mantener todos los productos de tu consumo en bolsas y envases sellados, esto con el fin de evitar el contacto con otras sustancias que pueda haber dentro del frigorífico. También es importante revisar constantemente que ningún alimento se derrame y, en caso de que ocurra, debes limpiarlo de inmediato.

Conclusión

La contaminación cruzada es una problemática que afecta directamente a las personas celíacas, es por ello que es tan importante protegerte lo más que puedas. No obstante, este puede ser un tema que muchas personas desconocen; por dicho motivo, es necesario informar a tus allegados sobre ello para tener un entorno más saludable.

Por último, es importante saber que estos consejos deben ser adaptados a tu modo de vida de manera receptiva y positiva. Recuerda que siempre valdrá la pena cuidar de tu salud por medio de hábitos que mejoren tu estabilidad general.

Referencias

Pérez, L. (2020, 4 junio). Contaminación cruzada: cómo evitarla. Recuperado 24 de septiembre de 2020, de https://celicidad.net/contaminacion-consejos-evitarla/

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.