Cómo diferenciar la tendinosis de la tendinitis

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Normalmente, cuando nos lesionamos, queremos buscar la raíz de nuestros problemas por nuestra cuenta. Preguntamos a nuestro entrenador cuál cree que sea la causa de nuestro dolor y buscamos ayuda con otros profesionales. Esta práctica, a pesar de que nos haya funcionado en el pasado suele traernos diagnósticos erróneos que a la larga terminan perjudicando nuestra salud.

Lo más seguro es que sientes molestias, te digan frases parecidas como que tu dolor es algo pasajero, que reposes unos días, que te pongas hielo y que ingieras algún anti-inflamatorio. Al principio te sentirás bien, pero cuando empieces de nuevo a entrenar el dolor regresará.

Más probablemente, si acudimos a un profesional de la salud, probablemente nos dirá que padecemos algún tipo de tendinitis; sin embargo este diagnóstico suele ser erróneo muchas veces. Es necesario saber realmente si tu dolor es producto de algo pasajero como una tendinitis o tenemos algo más grave como una tendinosis.

¿Que son la tendinitis y la tendinosis?

Una tendinitis es la inflamación, irritación e hinchazón de un tendón, la estructura fibrosa que une el músculo con el hueso, mientras que una tendinosis, sería tejido degenerado. La siguiente analogía te ayudará a comprenderlo mejor.

Un tendón sano, luce como una pasta sin cocinar. Es muy fuerte y muy difícil de romper. En cambio, cuando existe tendinosis, el tendón luce como una pasta cocida, recibiendo sangre de inferior calidad y sin los nutrientes necesarios para un tendón sano.

¿Cuáles son las causas de una tendinosis?

La tendinosis aparece cuando sobrecargamos las áreas adyacentes a nuestros tendones. En otras palabras, es la respuesta que tiene el cuerpo a esta demanda de energía. El gran problema de todo esto, es que a pesar del esfuerzo que hace nuestro cuerpo por recomponer los tejidos dañados, lo hace de manera apresurada, y esto termina empeorando la situación, ya que nuestro cuerpo termina por enviar sangre sin oxigenación a la zona maltratada.

causas de la tendinosis

¿Porque ocurre la tendinosis?

La tendinosis ocurre cuando realizamos un plan de recuperación erróneo. El tejido degenerado es muchas veces pasado por alto en el mundo de la medicina. Este descuido puede llegar a ser desastroso, Dado que el 97% de todas las lesiones de tejidos blandos ocurren en el tejido degenerado.

Por lo tanto, la mayoría de las veces que se diagnostica tendinitis es posible que el diagnóstico no sea correcto, sino que la causa concreta de nuestro dolor sea una tendinosis.

¿Cómo saber si tienes tendinosis?

  • ¿Sientes más dolor por las mañanas?
  • ¿El dolor desaparece después del calentamiento? (Esto puede ser peligroso, ya que muchas personas ignoran el problema, ya que sienten una pequeña mejora después de calentar).
  • ¿Sientes mucho dolor en el área después de hacer ejercicio, acompañado de algo de inflamación?
  • ¿El área afectada se encuentra delicada al tacto? -Con esto me refiero a que saltarías con solo tocarte la zona afectada-.

La mayoría de los síntomas que se muestran aquí, son síntomas de tendinosis, por ejemplo, una lesión del tendón de Aquiles. Si sientes uno o varios de estos síntomas deberías tomar las precauciones necesarias para tratarla tienes que preocuparte.

lesión del tendón de Aquiles

¿Cómo tratar adecuadamente la tendinosis?

El primer paso es obtener un diagnostico adecuado a tu problema. Una vez que tengas el diagnostico adecuado, existe un alto porcentaje de mejora en tu tendinosis, aunque desafortunadamente solo con descansar no mejorara nuestra situación. Sigue estos pasos para tratar el problema:

  • Empieza con un tratamiento para el área alrededor de tu tendón: Mejorar el nivel físico del área que se encuentra alrededor de tus tendones, va a ayudar en la recuperación de tu tendón.
  • Estira el área de los tendones a diario: El estiramiento fortalecerá tus tendones y ayudara a que la sangre se mueva hacia la zona dañada.

Conclusión

La mayoría de las personas que llegan a padecer tendinosis, lo hacen por no cuidar de la zona lesionada. Actuar a tiempo puede ser la diferencia entre volver a hacer deporte o estar parado durante una larga temporada.

Referencia

  • Matt Maggio, Get the Diagnosis Right: It’s Not Tendonitis, It’s Tendinosis. Para breakingmuscle [Revisado en Abril de 2016].
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario