3 ejercicios para corregir el síndrome temporomandibular

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El síndrome temporomandibular, conocido como ATM,  puede afectar a muchas personas y ser realmente molesto. Esta lesión afecta a una zona corporal en continuo uso, la unión entre la mandíbula y el cráneo, por esta razón una mala función en la articulación temporomandibular puede provocar daños a largo plazo con lo que puede interferir negativamente en la calidad de vida.

Nuestro mal uso del movimiento en el perfecto diseño anatómico que tenemos provoca que, cuando el dolor aparece, nos demos cuenta de que algo raro nos está pasando en esa articulación.

Conoce que es exactamente el síndrome temporomandibular y 3 ejercicios que te pueden ayudar a corregirlo.

Cómo corregir el síndrome temporomandibular

¿Qué es el síndrome ATM?

Esta patología afecta a la articulación que conecta la mandíbula inferior con los huesos temporales de la cabeza por ambos lados. Analizando la postura cervical desde un plano sagital (desde un lado), deberíamos observar que el lóbulo de la oreja se sitúa perpendicularmente al hombro. Por desgracia, esta situación ideal no es demasiado común observarla.

Cuando la cabeza se sitúa por delante de esa linea, toda la musculatura de la articulación temporomandibular, la del cuello y la de los hombros deben de trabajar duramente para soportar el peso de la cabeza qué es de alrededor de 10 kg. Por ejemplo, imagina que coges una mancuerna de 10 kg con la mano y poco a poco extiendes el hombro de modo que la mancuerna queda en el punto mas lejano del hombro. En ese momento, notarás una gran tensión en tu hombro. Esta misma situación sucede cuando la cabeza no se encuentra correctamente alineada con el resto de estructuras.

Finalmente la musculatura que no es responsable de sostener la cabeza como la de la articulación temporomandibular, empieza a trabajar duramente, provocando que la mandíbula inferior se posiciona hacia abajo, pierda la movilidad y provoque dolor, bloqueo y rigidez en la mandíbula.

Causas del síndrome temporomandibular

¿Cuáles son las causas del síndrome temporamandibular?

  • Enfermedades autoinmunes.
  • Infecciones.
  • Lesiones en la zona mandibular.
  • Intervenciones dentales.
  • Influencia de las hormonas femeninas.
  • Uso excesivo de chicle.
  • Estrés.

¿Qué ejercicios ayudan a corregir el síndrome temporomandibular?

1. Retracción cervical sentado

Mediante el control de una buena técnica y la realización del ejercicio de forma concentrada se conseguirá activar la musculatura profunda del cuello para posicionar la columna cervical de forma correcta. Para ello:

  • Siéntate de modo que tus piernas se posicionen en 90º.
  • Seguidamente trata de situar tu peso corporal sobre tus isquiones, de modo que sientas debajo del glúteo una presión sobre dos huesos.
  • Desde esa posición lleva el cuello hacia atrás manteniendo la mirada al frente y con concentración para tratar de no activar los esternocleidomastoideos.
  • Comienza con 2-3 series de 10 repeticiones manteniendo 5 segundos la posición final.

2. Retracción cervical

Realizar una retracción cervical en cuadrupedia (rodillas) ayuda a que la línea de fuerza sea diferente y que, por ejemplo, favorezca para aislar a la musculatura profunda del cuello. Además mediante la presión de las manos sobre el suelo se provoca la activación de la musculatura interescapular que se encarga, entre otras funciones, de mantener una correcta higiene postural. Para realizar el ejercicio sigue los siguientes pasos:

  • Colócate en posición de cuadrupedia de modo que separes ambas piernas, sin olvidar hacerlo también con los pies.
  • Trata de encontrar una posición neutra de tu espina lumbar, ni excesiva flexión, ni excesiva extensión.
  • Con tus muñecas situadas justo debajo de tus hombros, ejerce una ligera presión sobre el suelo.
  • Finalmente para entrenar la musculatura profunda del cuello, realiza una pequeña retracción cervical como en el ejercicio anterior.

Ejercicios para corregir el síndrome temporomandibular

3.  Deslizamiento en la pared

Ciertos ejercicios son realmente fabulosos si existe una integración de las estructuras que están relacionadas en el movimiento. Un claro ejemplo es el siguiente ejercicio con el que además de trabajar la retracción escapular, si se atiende a la posición cervical, la musculatura profunda del cuello se activará para poder ser fortalecida.

  • Sitúate con los talones, glúteos, espalda alta y cabeza pegados a la pared. Si te cuesta tocar con la cabeza la pared sin mantener la mirada al frente, separa los talones de la pared y flexiona las rodillas.
  • Seguidamente, posiciona tus brazos pegados a la pared y comienza a realizar una extensión de codo y una abducción de hombro. No olvides mantener la retracción cervical.
  • Realiza 2-3 series de 10 repeticiones y no olvides realizar el ejercicio despacio, con calma y concentración.

Conclusión

Dentro de cualquier tipo de tratamiento, lo ideal sería abordar la situación desde diferentes ámbitos. Estos ejercicios te ayudarán enormemente si los realizas de modo frecuente ya que son eficaces y rápidos. No obstante, no olvides consultar con tu fisioterapeuta y, en este caso también con un dentista.

Referencia

  • Maryann Berry. Heal your TMJ disorder with 3 simple posture exercise. Para Breakingmuscle [Revisado en Julio de 2016]
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario