Enfermedad de Addison: causas, síntomas y tratamiento

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

La enfermedad de Addison es un trastorno poco común que afecta a hombres y mujeres de todas las edades. También se conoce como insuficiencia suprarrenal primaria que se desarrolla cuando las glándulas suprarrenales no producen suficiente cortisol.

Esto puede deberse a un problema en las glándulas suprarrenales o debido a un problema con la señal que el cerebro envía a las glándulas suprarrenales indicándoles que produzcan cortisol (insuficiencia suprarrenal secundaria).

Una distinción importante es que las personas con enfermedad de Addison, generalmente, tampoco producen suficiente hormona aldosterona. Las personas con insuficiencia suprarrenal secundaria solo tienen niveles bajos de cortisol. El cortisol y la aldosterona son solo dos de las más de 50 hormonas que generan las glándulas suprarrenales, ubicadas justo encima de cada riñón.

Síntomas de la enfermedad de Addison

Los síntomas de la enfermedad de Addison y la insuficiencia suprarrenal secundaria pueden desarrollarse y progresar lentamente. Los más comunes son:

  • Debilidad.
  • Fatiga.
  • Dolor abdominal.
  • Náuseas.
  • Pérdida de peso.
  • Presión arterial baja.
  • Piel oscurecida.
  • Necesidad de tomar sal.
  • Mareos al ponerse de pie.
  • Depresión.

Sin embargo, existen diferentes causas de la enfermedad de Addison que pueden influir en la aparición de estos síntomas.

La insuficiencia suprarrenal, cuando las glándulas suprarrenales no producen suficiente hormona cortisol, puede ser causada por un trastorno primario de la glándula suprarrenal.

Alternativamente, la insuficiencia suprarrenal puede ser causada por una deficiencia de la hormona adrenocorticotropina (ACTH). La ACTH estimula las glándulas suprarrenales para producir cortisol, por lo que si hay muy poca ACTH, es posible que la persona tenga niveles bajos de cortisol.

enfermedad de addison

Mucho más raro, pero aún una posible causa de insuficiencia suprarrenal, es una lesión en el hipotálamo, una glándula del cerebro que produce hormonas liberadoras e inhibidoras (hormonas que le dicen a las otras glándulas endocrinas que comiencen y detengan la producción).

Una lesión hipotalámica puede provocar una deficiencia de corticotropina (CRH), una hormona que manda señales a la glándula pituitaria para que produzca ACTH y estimula la producción de cortisol en las glándulas suprarrenales. Una deficiencia de CRH puede conducir a unos bajos niveles de ACTH y, finalmente, a una insuficiencia suprarrenal.

Insuficiencia suprarrenal primaria: enfermedad de Addison

La capa externa de las glándulas suprarrenales se llama corteza suprarrenal. Si la corteza está dañada, es posible que no pueda producir suficiente cortisol.

Una causa común de insuficiencia suprarrenal primaria es una enfermedad autoinmune que hace que el sistema inmunológico ataque los tejidos sanos. En el caso de la enfermedad de Addison, el sistema inmunológico se vuelve contra las glándulas suprarrenales.

También existen algunos síndromes muy raros (varias enfermedades que ocurren juntas) que pueden causar insuficiencia suprarrenal autoinmune.

Síndrome poliendocrino autoinmune

El síndrome poliendocrino autoinmune (SAF) es una causa poco común de la enfermedad de Addison. A veces denominado síndrome de deficiencia endocrina múltiple, el SAF se clasifica además como tipo 1 o tipo 2.

APS tipo 1

Los síntomas comienzan durante la niñez. Casi cualquier órgano puede verse afectado por daño autoinmune. Afortunadamente, es extremadamente raro, ya que solo se han informado pocos cientos de casos en todo el mundo. Las condiciones asociadas con APS tipo 1 son:

  • La enfermedad de Addison.
  • Función paratiroidea disminuida.
  • Desarrollo sexual retrasado o lento.
  • Malabsorción / deficiencia de vitamina B12 (anemia perniciosa).
  • Candidiasis (candidiasis crónica).
  • Hepatitis.

APS tipo 2

Los síntomas se desarrollan principalmente en adultos de 18 a 30 años. Las condiciones asociadas con APS tipo 2 son:

  • La enfermedad de Addison.
  • Función tiroidea hipoactiva o hiperactiva.
  • Desarrollo sexual retrasado o lento.
  • Diabetes.
  • Manchas blancas en la piel (vitiligo).
  • Enfermedad celíaca.

Las personas con APS tipo 2 pueden verse afectadas por la enfermedad de Addison y la enfermedad de la tiroides, también llamado síndrome de Schmidt.

Otras causas de insuficiencia suprarrenal primaria son:

  • Amiloidosis: acumulación de proteínas en los órganos (muy poco frecuente).
  • Sangrado en las glándulas suprarrenales.
  • Cáncer que se disemina a las glándulas suprarrenales.
  • Infecciones (bacterianas, micóticas, tuberculosis) de las glándulas suprarrenales.
  • Extirpación quirúrgica de las glándulas suprarrenales.

Insuficiencia suprarrenal secundaria: deficiencia de ACTH

La insuficiencia suprarrenal secundaria es causada por la falta de la hormona adrenocorticotropina (ACTH). La ACTH se produce en la glándula pituitaria. Es la señal del cerebro a las glándulas suprarrenales indicando que produzcan cortisol.

La causa más común de este tipo de insuficiencia suprarrenal es el uso crónico de esteroides. Cuando se toman esteroides (que tienen la misma acción que el cortisol) para tratar otras afecciones médicas, el cerebro deja de enviar la señal de ACTH a las glándulas suprarrenales para producir el propio cortisol del cuerpo. Una vez que se dejan de tomar los esteroides, el cerebro puede tardar mucho tiempo en reanudar el envío de esta señal, lo que provoca insuficiencia suprarrenal.

síntomas enfermedad de addison

Las siguientes condiciones también pueden afectar la producción de ACTH y, por lo tanto, dificultar la secreción de cortisol:

  • Pérdida de flujo sanguíneo (circulación) a la glándula pituitaria.
  • Tumor hipofisario u otro tumor cerebral que ejerce presión sobre la hipófisis.
  • Tratamiento con radiación del tumor hipofisario.
  • Extirpación quirúrgica de la glándula pituitaria o el hipotálamo.
  • Lesión grave en la cabeza.
  • Infección severa.

Enfermedad de Addison: cuando se convierte en una crisis

Los síntomas de la enfermedad de Addison pueden desarrollarse y progresar lentamente. A veces, una situación o una enfermedad estresante hace que los síntomas se desarrollen o empeoren repentinamente. La crisis suprarrenal, o crisis de Addison, es una afección que requiere atención médica urgente porque estos síntomas pueden ser fatales.

Los síntomas de una crisis de Addison pueden ser:

  • Deshidratación y / o vómitos y diarrea intensos.
  • Dolor punzante en el abdomen, la espalda baja o las piernas.
  • Presión arterial baja.
  • Bajos niveles de azúcar en la sangre.
  • Pérdida de consciencia.

Los síntomas de la crisis de Addison pueden afectar al pensamiento e incluso causar pérdida del conocimiento, por lo que es esencial que todos los pacientes con insuficiencia suprarrenal usen un brazalete o collar de alerta médica que indique claramente su diagnóstico.

Tratamiento de la enfermedad de Addison

El tratamiento de la enfermedad de Addison depende de qué la ha provocado. Si la insuficiencia suprarrenal primaria fue desencadenada por un problema autoinmune, el tratamiento y el control de la enfermedad serán diferentes que si fuese causada por tumores en las glándulas suprarrenales.

Muchos tratamientos consisten en tomar medicamentos recetados que combaten la inflamación y producen hormonas. Todavía no hay cura para la enfermedad de Addison y aquellos que son diagnosticados deben someterse a algún tipo de tratamiento y control por el resto de sus vidas. En el hogar, la atención es absolutamente posible bajo la supervisión de un médico y con atención familiar.

Si no existe un control adecuado, puede acabar en una crisis suprarrenal o crisis addisoniana (una situación potencialmente mortal). Una crisis suprarrenal puede causar que el individuo afligido experimente alucinaciones, shock, coma o convulsiones. En estos casos, es extremadamente importante buscar ayuda de inmediato y recibir una inyección de hidrocortisona. Una crisis suprarrenal requiere hospitalización y monitorización hasta que el paciente esté estable.

El manejo del estrés es crucial para aquellos que lidian con la enfermedad de Addison y ciertas situaciones desencadenantes pueden hacer que los niveles de presión arterial aumenten, lo que resulta en una respuesta diferente a la medicación habitual.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario