Enfermedad de Crohn: síntomas, tratamiento y causas

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Conocer la enfermedad de Crohn, sus síntomas, tratamiento y causas es importante si se sospecha que podría padecerse dicha enfermedad o si ya ha sido diagnosticada por un médico profesional.

Esta enfermedad es una patología crónica de tipo inflamatorio y autoinmune que afecta al tubo digestivo. Su evolución se presenta en forma de brotes. Actualmente, no se sabe con certeza cuál es la causa de dicha enfermedad, pero sí se han logrado determinar algunos factores de riesgo.

Asimismo, se puede manifestar más allá del aparato digestivo en áreas como los ojos, la piel, el hígado y las articulaciones, entre otras. Además, aunque puede presentarse en personas de cualquier edad, es más común en personas que rondan la segunda o tercera década de vida.

Síntomas de la enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn y los síntomas que la caracterizan son la pérdida de peso, hemorragia rectal, dolor abdominal, fiebre y diarrea, entre otros. Los brotes de la enfermedad pueden ser muy amplios, puesto que pueden afectar desde el recto hasta la boca. Generalmente, se puede ubicar en el íleo terminal, una porción distante del intestino delgado.

Con respecto a la enfermedad de Crohn y los síntomas que la caracterizan, hay que decir que estos pueden variar de acuerdo a cómo de grave sea la inflamación y cuál es su ubicación anatómica.

Los síntomas más característicos de esta enfermedad son el dolor abdominal y la diarrea, los cuales vienen acompañados de fiebre en algunos casos. Dependiendo de si existe o no dificultad en el tracto digestivo, pueden presentarse náuseas y vómitos. También es común que aparezcan fístulas en los intestinos y otras vísceras.

Dolor abdominal

Causas de la enfermedad de Crohn

No se sabe con certeza cuál es la causa de esta enfermedad. No obstante, las investigaciones que se han realizado sugieren que son muchos los factores que pueden estar involucrados en su aparición.

Las hipótesis que más fuerza han cobrado en los últimos años son aquellas que establecen que existe una predisposición genética causante de la enfermedad. Esto se debe a que, por cuestiones hereditarias, podría presentarse una alteración inmunológica como reacción ante antígenos bacterianos y alimentarios.

Cabe destacar que también existen algunas hipótesis que sugieren que esta enfermedad puede ser provocada por un proceso infeccioso.

Factores de riesgo de la enfermedad de Crohn

Los factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de que una persona padezca esta enfermedad son los siguientes:

Edad

Tal y como ya se mencionó, no existe una edad en la que no se pueda desarrollar la enfermedad, pero es más probable que aparezca en la etapa de juventud. De hecho, en la mayoría de los casos la enfermedad ha sido diagnosticada en pacientes menores a los treinta años de edad.

Etnia

No existe un grupo étnico que sea inmune a la enfermedad, pero es más común que las personas blancas se vean afectadas. No obstante, en los últimos años ha aumentado la presencia de la enfermedad en la población afroamericana oriunda de Reino Unido y América del Norte.

Antecedentes familiares

Las personas que tienen un familiar de primer grado que padece la enfermedad tienen una mayor probabilidad de desarrollarla. Estadísticamente, un aproximado de uno de cada cinco sujetos afectados por la enfermedad tienen al menos un familiar que también la padece.

Anatomía

Tabaquismo

El hábito de fumar tabaco se ha relacionado con una mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad de Crohn. Además, también tiende a hacer que el desarrollo de la enfermedad sea más grave, por lo que puede aumentar el riesgo de que las personas deban someterse a cirugía.

Uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos

Por último, la utilización de antiinflamatorios no esteroides como el naproxeno sódico, ibuprofeno y el diclofenaco sódico, entre otros, pueden inflamar el intestino, lo que puede hacer que los síntomas de la enfermedad sean más graves, aunque no pueden causarla.

Tratamiento de la enfermedad de Crohn

Al igual que no existe una causa definida para la enfermedad de Crohn y sus síntomas, tampoco existe una cura. Por ello, el tratamiento se enfoca en intentar mejorar los síntomas, de forma que las deficiencias nutricionales y la inflamación sean más bajas. Para lograr esto, los tratamientos más frecuentes son:

Antibióticos y antiinflamatorios

La utilización de fármacos antibióticos y antiinflamatorios tiene la capacidad de regular el excesivo crecimiento de bacterias en el intestino delgado, inhibir el sistema inmune y controlar la inflamación.

Proctocolectomía

La proctocolectomía es una cirugía en la que se extirpa el recto y la totalidad del colon, o al menos una parte. Cuando se culmina la extirpación de parte o la totalidad del colón, se procede a realizar una ileostomía, un procedimiento quirúrgico que consiste en unir la apertura inferior del abdomen con el intestino delgado.

Esta unión suele lograrse utilizando una bolsa de apertura que se mantiene en el exterior del cuerpo para guardar las heces. En otros casos se conecta el intestino delgado directamente al ano, de manera que la bolsa se hace innecesaria.

Cirugía de resección intestinal

Este es un procedimiento quirúrgico que consiste en extirpar las partes del intestino afectadas por la enfermedad y unir todas aquellas secciones que no se han visto afectadas.

Suplementos nutricionales

En ciertos casos se utilizan suplementos nutricionales altos en calorías o alimentación vía intravenosa con el objetivo de que el intestino pueda tener un descanso completo en lo que se refiere a procesar alimentos sólidos.

Complicaciones de la enfermedad de Crohn

Sin un tratamiento adecuado, la enfermedad de Crohn puede empeorar, provocando alguna o varias de las siguientes complicaciones:

Obstrucción intestinal

Debido a que la enfermedad de Crohn tiene la capacidad de afectar a toda la pared intestinal, existe la posibilidad de que algunas partes del intestino se estrechen eventualmente, produciendo tejido cicatricial, el cual podría impedir el flujo de algunos contenidos digestivos. Si esto ocurre, es posible que sea necesario someterse a una cirugía para extirpar la parte afectada por el tejido cicatricial.

Úlceras

Si la inflamación se produce sobre el tiempo suficiente, podrían aparecer úlceras en todas las áreas afectadas por la enfermedad, incluyendo el recto, el perineo y la boca.

Fístulas

Si las úlceras se extienden por completo en la pared intestinal, pueden generar fístulas. Es decir, una conexión anormal entre alguna parte del cuerpo. Las fístulas pueden aparecer entre el intestino y otro órgano o entre el intestino y la piel. Sin embargo, las más comunes son las fístulas perianales.

enfermedad de chron síntomas

Si las fístulas se producen en el abdomen, se pueden presentar complicaciones para el flujo de los alimentos, lo que podría impedir la absorción de éstos. Asimismo, si se producen entre las curvas de la vagina, vejiga o intestino, puede producirse un drenaje continuo de los intestinos. También es posible que, si la fístula se infecta, se convierta en un absceso, lo que podría poner en riesgo inminente la vida del afectado.

Fisura anal

Si se produce una fisura anal, aumenta el riesgo de padecer infecciones y las deposiciones pueden ser dolorosas. Además, aumenta el riesgo de que se produzca una fístula perianal.

Malnutrición

Debido a la diarrea, los dolores abdominales y los problemas para la absorción intestinal, pueden producirse problemas de malnutrición como bajos niveles de vitamina B12 o de hierro, lo que también puede derivar en anemia.

Referencias

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario