Buscar
Close this search box.

¿Es mejor hacer deporte por la mañana o por la tarde?

Únete a nuestra newsletter de marketing

Contenido del artículo

Si te estás preguntando cuál es la mejor hora del día para entrenar o hacer deporte, debes entender primero que lo realmente importante es desarrollar el hábito de hacer ejercicio frecuentemente como parte de nuestras rutinas, bien sea que se trate de hacer deporte por la mañana o por la tarde.

Hacer deporte por la mañana o por la tarde

Diferentes estudios científicos han sido realizados a nivel mundial empleando animales en búsqueda de conocer cuál es el mejor momento del día para ejercitarse. Sin embargo, hay que recordar que a pesar de las afirmaciones que una publicación científica pueda sentenciar, podemos tener preferencias personales.

Todas las personas somos diferentes en cuanto a gustos y objetivos. Mientras que Sofía puede preferir ir al parque a correr por la mañana con su perro, Gabriel podría optar por ir al gimnasio por la tarde con la finalidad de aumentar su masa muscular.

Beneficios de hacer ejercicio por la mañana o por la tarde

Si bien es cierto que no es lo mismo el entrenamiento para competición que el aficionado, generalmente un deportista profesional que se prepara para una competición suele tener un horario de entrenamiento que no se modifica con el tiempo. Por lo que, si de desarrollar el hábito de entrenar se trata, lo más importante es valernos de la disciplina (como lo hacen los profesionales) y apegarnos al horario que escojamos.

Una vez que escojas un horario con base a tus preferencias y tus objetivos (aumentar masa muscular, adelgazar, mantenerte, prepararte para una competición, divertirte con tus amigos), puedes entender los beneficios que puedes conseguir si decides hacer deporte por la mañana o por la tarde:

Beneficios de hacer deporte por la mañana

Estos son los beneficios que puedes obtener si decides hacer deporte por la mañana:

Estableces una rutina

Hacer deporte por la mañana te ayuda a establecer una rutina, ya que como es la primera tarea del día tu cerebro entiende que se trata de un trabajo de rutina que debes hacer todos los días y de forma prioritaria. Con el avance del día puedes realizar el resto de tus actividades igualmente programadas.

Mejoras el sueño

Si tomas el hábito de levantarte de la cama temprano para hacer ejercicio, pronto favorecerás el ritmo circadiano que pone al cuerpo en alerta durante el día y de reposo en la noche. De esta manera haces que el ritmo de tu cuerpo se acople de una mejor forma a tus rutinas diarias, consiguiendo un mejor descanso y recuperación.

Quemas más grasa

El cuerpo utiliza las reservas de grasa y las convierte en energía para hacer deporte en la mañana cuando entrenas en ayunas. Además, según diferentes estudios la quema de grasa después de realizar el ejercicio es mayor en la mañana que en la tarde.

Priorizas el ejercicio

Antepones el ejercicio como prioridad, y no dejas espacio para pretextos o excusas. Todas las demás tareas del día puedes hacerlas con mayor comodidad después de que te ejercites, propiciando así una mayor concentración en tu día a día.

Más energía para empezar el día

Hacer ejercicio por las mañanas puede ayudarte a comenzar tu día con mayor energía, activando tu metabolismo. Este beneficio se consigue en gran medida cuando se trata de ejercicio aeróbico, como ir a caminar o correr. Igualmente se mejora la concentración, ya que estamos alertas desde tempranas horas.

Mejor control del peso

Según el doctor Franco Banfonte, el ejercicio matutino puede ayudarte a tener un mejor control del peso corporal. Desde el punto de vista metabólico y fisiológico, si te mantienes alejado de las horas de las comidas tu rendimiento puede ser aún mayor.

Mejor estado de ánimo

Si haces ejercicios que requieren alta movilidad como, por ejemplo, correr o jugar futbol, la secreción de hormonas y endorfinas que te hacen sentir mejor se incrementa, por lo que podrás percibirás mayor vitalidad y tendrás un mejor estado de ánimo.

Beneficios de hacer ejercicio por la tarde

En ocasiones, lo que puede resultar de maravilla al hacer deporte por la mañana puede resultar inconveniente para los que hacen deporte en la tarde, y viceversa. A continuación, te enseñamos los beneficios de hacer deporte por la tarde:

Necesitas calentar menos

Como el cuerpo ha estado a una temperatura que va en incremento con el paso del día, se necesita de un menor calentamiento antes de hacer ejercicio por la tarde para alcanzar un estado pleno de entrenamiento.

Menos lesiones

El riesgo de lesiones se reduce. Tu cuerpo puede responder muy bien después de mantenerte activo durante las horas del día, antes de hacer ejercicio, con menor posibilidad de conseguir una lesión. A esto se suma el beneficio de menos calentamiento.

Mejor rendimiento físico

El rendimiento físico mejora considerablemente. Esto es notorio en flexibilidad, fuerza muscular y resistencia. En otras palabras, conseguir el punto de agotamiento tarda un poco más, y se debe a las mismas razones anteriores.

Favoreces hábitos saludables

Como ahora tu prioridad es hacer deporte en la tarde, el agotamiento percibido puede hacerte evitar hábitos no saludables. Por el contrario, después de ir al campo de futbol o al gimnasio por la tarde, puedes concluir tu jornada con hábitos más saludables que pueden ayudar a sincronizar tu cuerpo con el ritmo circadiano, tales como: preparar tu comida post entreno y verificar tu rutina del día siguiente.

Deporte en la tarde

Bien sea que prefieras hacer deporte por la mañana o por la tarde, recuerda: es una cuestión de disciplina, más que del horario que escojas; siempre deberás apegarte a un horario constante para que el hábito que consigas te permita mantener tus rutinas deportivas por largos años.

Únete a nuestra newsletter de marketing

Deja un comentario

Suscríbete y aprende TODO sobre Marketing Digital