¿Es posible adelgazar sin entrenar? Sí, y te contamos por qué

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Adelgazar normalmente se relaciona con el entrenamiento físico y la modificación de dietas. No obstante, aunque estas alternativas sean efectivas, si no modificas tus hábitos difícilmente puedas obtener los resultados esperados. En este sentido, al hacer pequeños cambios en tus rutinas notarás que sí es posible adelgazar sin entrenar.

Quizás por fatiga o falta de tiempo no lograste perder peso entrenando o haciendo dietas, pero existen otras formas sencillas de lograrlo. De este modo, seleccionar de forma inteligente los alimentos y variar sus proporciones, así como evitar ser sedentario puede ayudarte a lograr esa meta. ¡Conoce cómo puedes adelgazar sin entrenar ni realizar dietas extremas!

Consejos para adelgazar sin entrenar ni hacer dieta

¿Cómo se puede adelgazar sin entrenar ni aplicar dietas rigurosas?

El aumento de peso normalmente es producto de hábitos sedentarios que te hacen comer más comida de la que realmente necesitas, haciéndote subir de peso. Aunque el ejercicio y las dietas suelen ser más comunes debido a que aumentan la demanda de calorías o reducen su ingesta, no siempre son eficaces. Además, si no realizas estas acciones de forma consciente pueden afectar tu salud.

En este sentido, al modificar los hábitos perjudiciales podrás tener un mayor control en tu ingesta de alimentos y lograrás perder peso de forma saludable. Acciones como ingerir bebidas azucaradas, dormir pocas horas al día o ser sedentario pueden hacerte modificar tus hábitos alimenticios. Asimismo, actividades que te generen estrés pueden ocasionar ansiedad y llevarte a comer más alimentos de los que realmente necesita tu cuerpo. De esta forma, al identificar las rutinas que te pueden hacer daño y modificarlas lograrás adelgazar sin entrenar ni hacer dietas extremas.  

¿Por qué es importante modificar hábitos para adelgazar?

Aunque el entrenamiento físico puede ayudarte a tener un mayor control de tu peso, a fortalecer tus músculos y mejorar tu salud en general, si no modificas tus hábitos perjudiciales solo lograrás mantener en equilibrio tu peso. De nada te servirá hacer ejercicio de forma exigente si mantienes un estilo de vida sedentario e ingieres alimentos dañinos para tu cuerpo.

En este sentido, es importante que seas consciente del daño que algunas de tus acciones cotidianas pueden ocasionar en tu cuerpo. Además, deberás estar dispuesto a modificar tus hábitos perjudiciales y ser constante hasta lograr tu peso ideal. De esta forma, lograrás tener un estilo de vida más saludable y mantenerte en forma.

Importancia de las rutinas saludables para adelgazar sin entrenar

Consejos para adelgazar sin entrenar

Mastica lentamente los alimentos

Esta acción puede ayudarte a ingerir menos alimentos al darle tiempo al cuerpo de procesar las calorías y emitir una respuesta más eficaz cuando logre satisfacer sus requerimientos. En este sentido, al consumir los alimentos de forma rápida tardarás más tiempo en alcanzar la saciedad e ingerirás más calorías.

Varía el tamaño de tus platos

El tamaño del plato puede afectar la cantidad de calorías ingeridas. Por lo general, los platos grandes suelen reflejar pequeñas cantidades y hacen que sirvas los alimentos hasta llenar su capacidad. En este sentido, son recomendados los platos pequeños para los alimentos poco saludables y los medianos o grandes para las proteínas y fibras.

Usa platos rojos para los alimentos menos saludables

El color rojo suele ser interpretado por el cerebro como una alerta de prevención, generando el consumo de calorías de forma consciente y limitada.

Dales prioridad a las comidas caseras saludables

Las comidas caseras te ayudarán a mantener un control de las calorías que estarás ingiriendo. Además, te asegurarás de que tus alimentos no tengan químicos que puedan afectar tu salud y te lleven a comer de más.

Ingiere más proteínas, grasas saludables y fibras solubles

Estos alimentos, considerados termogénicos, pueden ayudarte a aumentar la sensación de saciedad y a consumir menos calorías al reducir el apetito.

Ingiere comida picante

La comida picante suele generar una respuesta rápida del metabolismo y promover la quema de grasa debido al compuesto capsaicina. Además, este tipo de alimentos mejora la salud del corazón.

Asimismo, la infusión de jengibre puede ayudarte a eliminar líquidos, quemar calorías y mejorar la digestión.  

Ingiere carbohidratos de absorción lenta

Este tipo de alimentos suele ralentizar la digestión y disminuir la ingesta de alimentos. Entre este tipo de carbohidratos resaltan las patatas; batatas; arroces, pastas y panes integrales; y el choclo.

Consume más alimentos en el desayuno

La ingesta de alimentos al comenzar el día suele activar el metabolismo y acelerar la quema de calorías, ayudándote a bajar de peso. Asimismo, es recomendable consumir alimentos ricos en proteínas y fibras solubles para controlar el apetito durante el día.

Metabolismo del organismo al iniciar el día: importancia del desayuno

Divide las comidas en porciones pequeñas

Al fraccionar los alimentos en pequeñas cantidades el cerebro interpretará que estás consumiendo más calorías, haciéndote comer menos.

Bebe agua de forma regular y evita las bebidas azucaradas

El agua puede ayudarte a reducir el hambre al generar la sensación de saciedad, especialmente antes de las comidas. Además, no le aportará calorías al cuerpo y lo mantendrá hidratado.

Por su parte, las bebidas azucaradas te proporcionarán calorías extras que el cerebro no procesará, pero que pueden hacerte aumentar de peso. Puedes sustituir este tipo de bebidas por agua; zumos sin azúcar; leche de avena, almendras o soja; zumo de aloe vera; café; o tés.

Cepíllate los dientes después de comer

Cepillarte los dientes después de cada comida puede ayudarte a disminuir la ingesta de calorías al reducirse el apetito por la sensación de limpieza. Además, comer después de cepillarte puede alterar el sabor de los alimentos y generar una mala sensación que te limitará esta tentación.

Evita el estrés y el exceso de sueño

El estrés y el sueño pueden alterar las hormonas que regulan el apetito y generarte ansiedad, haciéndote consumir más calorías durante el día.

Duerme con poca ropa

Al dormir con poca ropa obligarás al cuerpo a quemar calorías para contrarrestar el frío y mantener una temperatura estable.

Sube las escaleras y camina los trayectos cortos

Pequeñas acciones como subir las escaleras, caminar trayectos cortos y pasear a tus mascotas pueden ayudarte a desestresarte y quemar calorías.

Efectos de la actividad física cotidiana para perder peso

Conclusión

Perder peso puede ser una tarea difícil para muchas personas, especialmente si no disponen del tiempo necesario para ejercitarse o les resulta difícil cumplir una dieta. No obstante, al modificar algunos hábitos perjudiciales lograrás adelgazar sin entrenar, realizar dietas o afectar tu salud.

De este modo, acciones como variar las proporciones de los alimentos, usar platos pequeños, beber agua, masticar lentamente o sustituir alimentos pueden ayudarte a adelgazar.  Sin embargo, para lograr resultados satisfactorios deberás ser constante y consciente del daño que te puede ocasionar el sobrepeso

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.