¿Es realmente eficaz la sonoterapia o los baños de sonidos?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Supongamos que estamos meditando con calma en una habitación tranquila. Tenemos los ojos cerrados. respiramos lenta y uniformemente. Nuestros músculos están totalmente relajados. Todo se siente con calma. Pero entonces, de repente, suena una bocina de golpe y arruina por completo el momento.

Los científicos han sabido durante décadas el impacto que puede generar un ruido fuerte e inesperado. La investigación en animales ha demostrado que la exposición al ruido activa las vías de estrés del cerebro y desencadena la liberación de cortisol, la hormona del estrés (Burrow, et al, 2005).

La OMS define a la contaminación acústica «uno de los riesgos ambientales más fuertes para la salud» y un promotor de enfermedades cardíacas, trastornos de salud mental y otras afecciones. Pero, si algunos sonidos pueden perturbarnos e incluso enfermarnos, ¿Tiene sentido pensar que otros sonidos pueden sanarnos?

Hay evidencia de que la sonoterapia o meditación con sonido pueden ser terapéuticas. Descubre más acerca de esta terapia de relajación.

La sonoterapia ayuda a conciliar el sueño

Beneficios de la sonoterapia

En un estudio publicado en Journal of Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, Goldsby y sus colegas pidieron a 62 hombres y mujeres que realizaran un baño de sonido de una hora. Esto implicaba acostarse y escuchar sonidos de una combinación de cuencos tibetanos y de cristal, gongs, diyeridús y otros. Se les permitió dejar que sus mentes divagaran y hasta dormir si era necesario. (Goldsby, 2017)

Los participantes completaron cuestionarios diseñados para medir sus niveles de tensión, ira, ansiedad, depresión y dolor, etc antes y después de la meditación. Después de la sesión de una hora, todos estos aspectos habían mejorado significativamente, pero la meditación sonora fue más efectiva para contrarrestar la tensión, el dolor, la ira y la confusión.

Beneficios de la sonoterapia

¿Por qué funciona la sonoterapia?

Goldsby dice que la meditación con sonido funciona desactivando las respuestas de estrés del cuerpo que se activan por ruidos fuertes e inesperados. «La sanación por medio del sonido contrarresta esta respuesta al estrés al invocar el sistema nervioso parasimpático, que disminuye la frecuencia cardíaca, reduce la presión arterial y activa la curación en el cuerpo», explica.

Además de la capacidad del sonido para inducir la relajación y bajar el estrés, Goldsby dice que ciertos sonidos, como los binaurales (dos frecuencias de sonido diferentes al mismo tiempo), pueden cambiar la actividad cerebral a estados de ondas cerebrales beneficiosas. Así como los sonidos oscilan a diferentes frecuencias, que se miden en hercios, también lo hace la actividad cerebral. Y existe evidencia de que los sonidos binaurales pueden ajustar la actividad eléctrica del cerebro.

«La sanación sana contrarresta esta respuesta [al estrés] invocando el sistema nervioso parasimpático, que disminuye la frecuencia cardíaca, reduce la presión arterial y activa la curación en el cuerpo».

Tamara Goldsby, psicóloga investigadora de la Universidad de California, San Diego.

El estudio de Goldsby no incluyó un grupo de control y, por eso, no descartó otras explicaciones de los efectos que observaron. (Por ejemplo, es posible que solo con recostarse en una colchoneta durante una hora pueda reducir la tensión). Sin embargo, hay más investigaciones que sugieren que algunos sonidos y las vibraciones que crean pueden tener propiedades terapéuticas relajantes o de otro tipo.

¿La sonoterapia ayuda a dormir?

¿La sonoterapia ayuda a conciliar el sueño?

Un estudio publicado en Pain Research and Management explicó que 5 semanas de simulación de sonido de baja frecuencia mejoraron significativamente el sueño y redujeron el dolor en 19 personas con fibromialgia. (Naghdi, 2015).

«Cuando te expones a un pulso regular, notaras un aumento en la cantidad de neuronas que se disparan a ese ritmo», afirma Lee Bartel, coautor del estudio y profesor de la Universidad de Toronto y el Instituto de Ciencias de Rehabilitación. En otras palabras, exponernos a ciertas frecuencias vibratorias parece llevarnos a un estado de actividad similar.

Los baños de sonido ayudan a reducir el estrés

Cómo afecta sonoterapia al sueño

Bartel señala que distintos estados de ondas cerebrales están asociados con diferentes patrones de cognición o de vigilia. La actividad delta en el rango de 1 a 4 hertzios está asociada con el sueño, la actividad theta en el rango de 4 a 7 hertzios está asociada con la relajación y la creatividad, y la actividad beta en el rango de 12 a 20 hertzios está asociada con la concentración.

Al llevar al cerebro hacia estos estados es posible que algunas terapias de sonido puedan mejorar el sueño, combatir la ansiedad y ayudarnos a concentrarnos. Además tenemos evidencia de que los tratamientos basados en sonidos pueden alterar la actividad celular, de manera que mejoren el flujo sanguíneo o la salud ósea.

La sonoterapia induce el sueño

Conclusión

Todo esto suena muy prometedor, pero Bartel insiste en que falta más investigación. «Cuando revisas muchas afirmaciones y teorías avanzadas en Internet sobre sanación sonora, muchos caen en la trampa de charlatanería sin una verdadera base científica», señala.

Mientras los investigadores trabajan para consolidar la ciencia de la terapia de música, los estudios sobre meditación sonora y otras formas de sanación sonora sugieren que las prácticas populares, incluidos los baños de sonido que ahora son comunes en los estudios de yoga en los Estados Unidos, son, como mínimo, seguras y pueden tener un valor terapéutico real.

«El sonido es un fenómeno muy personal, y diferentes personas pueden resonar con distintos tipos de sanaciones sonoras», dice Goldsby de UCSD. «Prueba con varios tipos de curaciones de sonido y fíjate en cuál funciona mejor».

El poder curativo de los baños de sonido

Referencias

  • Burrow, A., Day, E, W., Campeau, S. (2005) A detailed characterization of loud noise stress: Intensity analysis of hypothalamo–pituitary–adrenocortical axis and brain activation. Brain Research. doi: https://doi.org/10.1016/j.brainres.2005.09.031
  • Goldsby, T. L.,  Goldsby, M. E., McWalters, M., Mills, P. J. (2016). Effects of Singing Bowl Sound Meditation on Mood, Tension, and Well-being: An Observational Study. Sage Journal. doi: 10.1177/2156587216668109
  • Naghdi, L., Ahonen, H., Macario, P., Bartel, L. (2015) The effect of low-frequency sound stimulation on patients with fibromyalgia: A clinical study. Pain Research and Management. doi: 10.1155/2015/375174
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.